Puertos seguros de Madeira

0

«Perla del Atlántico”, “Maceta flotante”, “Jardín Botánico de Dios”. estas descripciones de Madeira han recorrido un largo camino desde que la isla apareció por primera vez en un mapa genovés de 1351, con la sencilla etiqueta de “Isola della Lolegname”.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews nº59 – Diciembre 2021

Puertos seguros de Madeira

Madeira, es un archipiélago volcánico perteneciente a Portugal. Consta de dos islas habitadas, Madeira y Porto Santo y tres islas menores no habitadas, llamadas Islas Desertas, consideradas reservas naturales, todas, hasta las desiertas y salvajes, fueron declaradas patrimonio mundial por la UNESCO.

El archipiélago de Madeira se encuentra a 608 km al Oeste de Marruecos y a 416 km al Norte de las Islas Canarias. Con un clima muy agradable todo el año, las condiciones atmosféricas varían mucho de acuerdo con la altitud. En la costa, de clima subtropical, la temperatura siempre es suave, con medias en verano de 21ºC y 16ºC en invierno.

La historia nos cuenta que la isla de Madeira fue descubierta en 1419 por el explorador portugués Joao Gonçalves Zarco, enviado por el príncipe Enrique a explorar la costa de Marruecos, y que la reclamó para el príncipe en 1420.

“Your Safe Port» o en castellano “tu puerto seguro” es el nuevo slogan con el que los puertos de Madeira se presentan ante el mercado del turismo de cruceros, mostrando que la seguridad es, sin duda alguna,  la prioridad.

“Tu puerto seguro” es el nuevo slogan con el que los puertos de Madeira se presentan ante el mercado del turismo de cruceros.

En 2021 y debido a la situación de pandemia que sacudió al mundo, los Puertos de Madeira tuvieron que adaptarse a los nuevos desafíos y requerimientos del mercado, implementando los estándares de seguridad que impone esta nueva realidad obligando a revisar y reinventar la forma de trabajar en el sector del turismo marítimo, imponiendo un cambio drástico y profundo, no solo a nivel de infraestructuras sino también a nivel de comunicaciones y flujo de personas.

Como consta en los registros, en 1756, al inicio de la historia del Puerto de Funchal, ya existían intenciones de construir un » Puerto de Refugio Seguro ‘. En la actualidad, el puerto se ofrece para ser compartido y vivido con confianza y seguridad por todos los visitantes.

El mensaje «Su Puerto Seguro», es breve y directo, conlleva un fuerte componente emocional, que expresa la ambición de APRAM, S.A., de recuperar y reconstruir la confianza de los turistas y compañías de cruceros para regresar a Madeira y Porto Santo a través de sus puertos.

Puertos seguros de Madeira

La pandemia provocó el derrumbe de la industria de cruceros en todo el mundo y que los puertos se cerraran herméticamente a los buques de cruceros. En Madeira, como en tantos otros lugares se trabajó para la reapertura de la actividad turística de cruceros de acuerdo con los estándares recomendados por las agencias de salud y del ámbito marítimo, desarrollando un plan técnico y comercial.

Los Puertos de Madeira fueron los primeros en Portugal, en reabrirse a estos barcos y en diseñar un «Plan de Gestión Portuaria Covid-19», que se aplica para asegurar una nueva realidad en la operativa de los puertos comerciales y deportivos de la región.

Entre las áreas objeto del plan se incluyen los muelles de Funchal y Porto Santo, así como la “Gare Marítima da Madeira (GMM)”, la terminal  y la del Muelle 6.

La implementación de este plan recogen medidas de temperatura, equipos de limpieza y desinfección, señalética adecuada y la redefinición de los procedimientos a adoptar en tierra, relacionados con los pasajeros y tripulantes, pero también la circulación de los proveedores, entidades, agentes y colaboradores de APRAM. Estos  procedimientos han obtenido la certificación SGS de ‘Buenas Prácticas en la gestión del riesgo biológico SARS-CoV-2’ y, más recientemente, la certificación ‘Clean & Safe 2021’ de Turismo de Portugal.

Un puerto con historia
La construcción del puerto de Funchal fue establecida en 1756 en la Carta Real emanada por el rey D. José I en la que se autorizó el inicio de la construcción de un «puerto de refugio seguro». Comenzaron las obras y se construyó el primer muelle en Funchal completándose su construcción en 1762. En los años siguientes, comenzaron a expandirse y aparecieron nuevas áreas de atraque de buques y en 1913 se creó un órgano de gestión del del puerto, conocido como “Junta Autónoma da Obras do Porto do Funchal”.

Debido a su posición geográfica en el medio del Océano Atlántico, Madeira fue hace décadas, un punto de cruce de los numerosos transatlánticos y por lo tanto, un importante puerto de escalas en rutas lejanas entre Europa y los continentes africano y americano, hasta la Segunda Guerra Mundial.

Puertos seguros de Madeira

La importancia de Madeira como escala regular para grandes buques de pasaje comenzó mucho antes del auge de los cruceros turísticos. En las décadas de 1940 y 1950, los barcos de vapor de la ruta Southampton-Ciudad del Cabo, con conexión regular con la colonia inglesa en Sudáfrica, hicieron escala en la isla de Madeira.

Desde la década de los ochenta  y durante la de los noventa, la industria mundial de cruceros se expandió y  Madeira  se convirtió en un puerto esencial de escala de cruceros en ruta transatlántica.

En 2005, el puerto de Funchal se convirtió en un puerto dedicado en exclusiva al turismo de cruceros y la carga fue trasladada al Puerto de Canical, en el lado oriental de la isla. El Puerto de Funchal se convirtió en un hito que marcó un punto de inflexión histórico y estratégico, con una visión clara de convertir esta infraestructura como puerta de entrada a los turistas en Madeira.

Los puertos de Madeira son actualmente reconocidos en el mundo por recibir cruceros y megayates de todo el mundo. El Puerto de Funchal es uno de los principales puertos europeos y el puerto con mayor movimiento de turistas en el país. Además de sus características geográficas, su tradición turística, la disponibilidad de equipos y servicios de apoyo a los visitantes y su seguridad son fundamentales para el éxito del mercado del turismo de cruceros en Madeira.

El clima templado de Madeira y Porto Santo permite realizar todo tipo de actividades deportivas y de ocio durante todo el año.

El Puerto de Funchal cuenta con dos terminales de pasajeros, conocidas como Gare Marítima da Madeira y la Terminal del Muelle 6, con excelentes condiciones para recibir con comodidad, seguridad y calidad, a los miles de pasajeros que visitan Madeira cada año. Por su ubicación y con fácil acceso al centro de su ciudad capital, Funchal, el puerto ofrece a los pasajeros la oportunidad de conocer, en un corto período de tiempo, un poco de lo que la isla tiene para ofrecer. Es posible disfrutar desde el puerto de una vista única de la bahía de Funchal, debido a su forma paisajística de anfiteatro.

En palabras de los propios barcos, los Puertos de Madeira se caracterizan por tener muy buenas condiciones de seguridad naval, incluso en aguas profundas, sin obstáculos sumergidos.  Con procedimientos de aproximación nada difíciles, estos puertos están resguardados de los vientos dominantes, particularmente en la bahía de Funchal.

Puertos seguros de Madeira

 A unos setenta y cinco kilómetros de la isla de Madeira, se encuentra  la isla de Porto Santo, la isla habitada más pequeña del archipiélago. Porto Santo tiene una playa de nueve kilómetros con un tramo largo y continuo de suave arena dorada, lo que le da un nombre distintivo popular: «Isla Dorada». La hospitalidad y amabilidad de sus habitantes, el clima templado durante todo el año, los paisajes únicos, junto con la riqueza y variedad de recursos naturales, históricos y culturales, son solo algunas de las razones para descubrir este paraíso.

El Puerto de Porto Santo se encuentra al sureste de Vila Baleira, la ciudad principal de la isla. Debido a su corta distancia de la playa, es posible que los pasajeros de cruceros puedan darse un chapuzón en las cálidas y cristalinas aguas de Porto Santo.

El Puerto tiene un fabuloso fondeadero que en grandes condiciones meteorológico-oceanográficas, incluso sobrepasa la misma zona de la bahía de Funchal. Un puerto con buenas condiciones no solo para las visitas de los cruceros turísticos sino además para escalas técnicas específicas.

El archipiélago de Madeira también está formado por islas deshabitadas conocidas como Salvajes y Desertas.

El destino
Uno de los mayores atractivos turísticos de Madeira es la belleza del paisaje.  Su exuberante y variada vegetación paisajística de características tropicales y mediterráneas, crea un mosaico vegetal extremadamente rico, compuesto por múltiples tonalidades de color. Esta riqueza paisajística natural es una de las muchas razones para visitar Madeira. En la isla te topas con un bosque protegido por la UNESCO, así como con picos montañosos y cientos de kilómetros de vías fluviales o acequias que han transformado el paisaje de una manera peculiar.

El clima templado de Madeira y Porto Santo permite realizar todo tipo de actividades deportivas y de ocio, incluidos eventos náuticos, terrestres o aéreos durante todo el año. Para los amantes del mar, existen condiciones ideales y excelentes para practicar snorkel, buceo, vela, submarinismo, windsurf, parapente y pesca de altura. Se puede además descubrir el interior, en la montaña haciendo barranquismo o escalada los más atrevidos.

En Madeira, se puede alternar los sabores regionales con los mejores restaurantes con estrella y menús contemporáneos. Comida tradicional como el ‘Bolo do Caco’, un pan casero típico y local, filete de pescado de vaina negra, atún fresco y lapas. Carne de vinha-d’alhos «-un plato de cerdo adobado con ajo y las famosas» Espetadas «- carne a la parrilla en un pincho o brocheta de laurel, estos dos son los platos de la región. Muchos acompañamientos incluyen plátano y maracuyá,  dos de las frutas más comunes en la isla, además del maíz frito, otra especialidad de la región. Para los golosos las tradicionales tortas de miel y las queijadas y hay que probar el auténtico vino de Madeira o beber una poncha, una bebida local llena de historia y sabor.

Los Puertos de Madeira fueron los primeros en Portugal, en reabrirse a los cruceros y en diseñar un «Plan de Gestión Portuaria Covid-19».

El Archipiélago de Madeira es rico en tradiciones culturales que provienen de los hábitos y costumbres de los antiguos lugareños. Muchas tradiciones están relacionadas con la religión, como la Navidad con la celebración de las populares Missas do Parto’- «Misa del parto». Muchas otras tradiciones también están vinculadas a la artesanía, la música e incluso al desarrollo de la economía de la isla. Quienes visitan Madeira no pueden perderse el bailinho, un baile folclórico, en el que los integrantes del grupo visten el traje tradicional local en su actuación. La cultura local también incluye algunos elementos básicos de la historia económica de la isla, como la cultura de la elaboración del lino y el trigo, la elaboración del vino y por supuesto, el famoso bordado de Madeira. La Fiesta de las Flores, La Fiesta del Vino, La Fiesta de los Fuegos Artificiales del Atlántico, La Fiesta de la Naturaleza y La Fiesta del Año Nuevo, esta última, conocida como una de las mayores exhibiciones de fuegos artificiales del mundo. Estos son algunos de los principales eventos y festividades que se celebran en Madeira.

Los puertos de Madeira han ido incrementando progresivamente sus escalas en 2021 desde el verano, previendo un cierre de año con 129 escalas y 117.300 pax.  La apertura oficial se produce el 16 de octubre y el día 24 recala en el puerto de Funchal el “Seadream I”. Ya en 2021 la naviera Mystic Cruises de Mario Ferreira elige Funchal como puerto base haciendo cruceros entre el archipiélago de Azores y Madeira. El puerto consolida su esfuerzo recibiendo hasta 10 nuevas escalas en 2021,  el World Voyager de Mystic Cruises, Norwegian Breakaway, Seaventure, Borealis, Vasco de Gama, Iona, Bolette, seabourn Ovation, Aida Mar y Viking Jupiter.                          

El itinerario entre las Islas Canarias y los puertos de Madeira se establece regularmente desde octubre y continúa con éxito durante la temporada alta atlántica. Ambos archipiélagos junto con Cabo Verde pertenecen a la iniciativa de márketing “Cruises Atlantic Islands” para promocionar las rutas atlánticas.

La previsión para 2022 es de más de 300 escalas con más de 400.000 cruceristas. 

Dejar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.