Celestyal, tres continentes en un solo crucero

0

Celestyal Cruises ofrece un itinerario único que en una semana hace escala en tres continentes: Europa, África y Asia. Una proeza solo posible navegando en Mediterráneo oriental y haciendo escalas en Egipto, Israel, Chipre y Turquía, además de Grecia.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews nº63 – Diciembre 2022
Por Laura Seco

Celestyal, tres continentes en un solo crucero

No fue por casualidad que este itinerario fuera reconocido con el Premio Excellence al mejor itinerario de 2019 y aún hoy no hay naviera que lo haya copiado en su totalidad.

Un crucero de 7 noches a tres continentes con escalas en destinos de ensueño suena emocionante y la realidad es que lo es. Comienzas en Grecia viendo la Acrópolis y tienes la oportunidad de ver también la Esfinge y las Pirámides de Giza en Egipto; el Muro de las Lamentaciones o el Santo Sepulcro en Israel; y las ruinas de Éfeso con la impresionante fachada de la Biblioteca de Celso, en Turquía.

Las expectativas son altas y Celestyal las supera con creces. Cada día y país te conectan con cultura, tradición, exotismo e historia y es casi imposible describir su variedad y esplendor siendo cada día tan diferente y fascinante por derecho propio. 

El Celestyal Crystal es un barco pequeño con capacidad para 1.200 pasajeros, pero es un gran barco que evoca los cruceros clásicos con amplios pasillos, cubiertas de caoba pulida y una decoración distinta en cada categoría de cabina, haciendo un guiño al colorido pasado del barco, que comenzó como un ferry de pasajeros en 1980 para convertirse en crucero en 1986. Desde entonces ha sido renombrado cinco veces y propiedad de cinco compañías de cruceros diferentes, teniendo algunos invitados de postín incluida la pareja real de Suecia, que se quedó a bordo durante los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992 y el presidente George H. W. Bush, que se estuvo a bordo en noviembre de 1995.

Las expectativas son altas y Celestyal las supera con creces. Cada día y país te conectan con cultura, tradición, exotismo e historia y es casi imposible describir su variedad y esplendor siendo cada día tan diferente y fascinante por derecho propio.

Hay que destacar la gran calidad de la comida a bordo de los cruceros de Celestyal Cruises, platos generosos y muy sabrosos que no defraudan ningún paladar. Puedes elegir cada día en un menú en español que ofrece además de platos de cocina mediterránea, opciones de gastronomía griega como la musaka, la spanokopita o el pasticcio, entre otros. De esta manera puedes hacer un menú a tu gusto eligiendo una crema, una verdura o alguna especialidad griega de entrante, como la ensalada griega, o incluso algo más original como ancas de rana o coctel de camarones; seguida de un pato a la naranja, una ternera en salsa o un pescado delicioso, o incluso un risotto; para terminar con una selección de quesos griegos, un brownie, un sorbete o una baklava, elaborada de pasta de pistachos con masa filo bañada en almíbar. Y todo ello maridado con ricos vinos.

Celestyal, tres continentes en un solo crucero

El servicio es extremadamente cordial, sonriente y bien dispuesto, con detalles que marcan la diferencia, como que el cabinista te salude por tu nombre, que los camareros del restaurante sepan como quieres el café en el desayuno o que te reciban a pie de barco cantando tras un agotador día en Egipto. Un personal dedicado al 100% a garantizar la mejor experiencia a bordo.

El itinerario
Este viaje tiene que ver con el destino. El Celestyal Crystal no trata de atraer a los pasajeros con un diseño moderno, entretenimiento de Broadway o toboganes acuáticos. En cambio invierte toda su energía en los lugares que visita ya que pasa más tiempo en el puerto que la mayoría de las compañías y ofrece excursiones en tierra de altísima calidad. 

Egipto
Tras partir de Atenas el barco pasa un día de navegación antes de llegar a Egipto, donde visitar el Museo Egipcio de El Cairo. De momento se visita el museo antiguo a la espera de la inauguración del nuevo en Giza. Tras el almuerzo las Piramides de Giza, donde poner a prueba tu creatividad fotográfica antes de bajar hacia la zona de la Esfinge. El día en tierra lo completan los imprescindibles souvenirs antes de que el autobús se sumerja en el tremendo caos de El Cairo para salir de la ciudad y volver al puerto de Port Said. 

Israel y Palestina
El Celestyal Crystal hace escala en Ashdod. En la visita a este destino se cruza la frontera hacia la ciudad palestina de Belén cargada de simbolismo y cuna del cristianismo, con 3.400 años de antigüedad. En el centro de la ciudad se encuentra la Basílica de la Natividad, que acoge el lugar en el que según la tradición cristiana, nació Jesús en el portal de Belén. Siempre que se pueda, por cuestiones de tiempos y aforos, se podrá bajar a una cueva subterránea enmarcada con paredes irregulares de roca natural, para ver el lugar exacto del nacimiento y el pesebre. El lugar está indicado con un pequeño altar y una estrella de plata de 14 puntas que marca el lugar exacto en el que nació Jesús, adornada con una inscripción en la que se puede leer: Hic de Virgine Maria Jesus Christus natus est. No es necesario ser creyente para sentirte privilegiado. 

De vuelta a Israel caminando por lo que fue el Monte de los Olivos, sitúas en el plano los distintos sitios santos, los Jardines de Getsemaní, la Basílica de las Naciones, la Iglesia rusa se Santa María Magdalena, el cementerio judío y la increíble ciudad vieja de Jerusalén donde te das de bruces con el muro de las lamentaciones repleto de devotos judíos orando fervientemente y separados por sexos, lo que te traslada inmediatamente a un ambiente indescriptible. Finalmente la Vía Dolorosa, donde seguir los pasos del vía crucis y llegando a la iglesia del Santo Sepulcro. 

Chipre
En Chipre desembarcas en Limasol para visitar uno de los sitios arqueológicos más importantes de la isla, Kourion, fundada en el siglo 14 a.C además de Omodos y el Monasterio de Santa Cruz, sin olvidar las bodegas locales y la degustación de gastronomía local. 

Celestyal, tres continentes en un solo crucero

Rodas
Rodas es la isla más grande del archipiélago del Dodecaneso en Grecia. Se trata de una isla rica en naturaleza y llena de historia, la combinación perfecta para descubrir la cultura griega con las ruinas que dejaron bizantinos, romanos y griegos y con paisajes increíbles. 

Imprescindible visita a la Acrópolis de Lindos, hermoso resumen arqueológico de la historia griega y su fortaleza amurallada donde se encuentra el templo dórico de Atenea, construido en el 300 a.C, un lugar increíble con vistas espectaculares. Distintos documentos y escritos históricos han situado aquí, en determinados momentos históricos, a importantes personajes como Hércules, Alejandro Magno o Helena de Troya.

La Ciudad Medieval de Rodas, protegida por murallas declarada «patrimonio de la humanidad» por la UNESCO. La calle de los Caballeros de Rodas, el Palacio del Gran Maestre, el Hospital de los Caballeros de Rodas y la Mezquita de Solimán son algunos exponentes de su arquitectura. 

Éfeso y Kusadasi
El barco atraca en Kusadasi, Turquía, puerta de entrada a uno de los museos arqueológicos al aire libre más grandes de Europa, playas inmaculadas, vida diurna y nocturna muy animada y paraíso de las compras.

Visita obligada a Éfeso para admirar la ciudad construida hace 3000 años, pilar de la historia de las civilizaciones, Grecia, turca y cristiana, además de lugar de peregrinación debido a su proximidad al Templo de Artemisa, una de las 7 maravillas del mundo; y a la presencia de las principales figuras cristianas como la Casa de la Virgen María; es uno de los lugares sagrados para el cristianismo, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Se trata además de uno de los mayores lugares arqueológicos del Mediterráneo, con sus ruinas conservadas con mimo que incluyen las ruinas del Odeón, el hermoso Templo de Adriano o la asombrosa Biblioteca de Celso, además de su grandioso teatro antiguo. Una visita que no deja indiferente, del lugar donde vivió el Apóstol Pablo.

Ocho días de viaje, 3 continentes con 6 puertos de escala y visitas a lugares milenarios, emblemáticos y fascinantes, uno de los mejores viajes que se pueden hacer en un crucero.

Kusadasi no solo es el perfecto lugar de compras sino que ofrece restaurantes de especialidades turcas de pescados, carnes y frutas y verduras, así como la “Street Food” con establecimientos donde comprar un dönner kebab, bocadillos de sardinas o calamares, el dolma (hojas de parra rellenas de arroz cocido y trocitos de carne, aliñadas con limón); o deliciosos dulces como baklava, a base de frutos secos, miel y hojaldre, así como helados, que más que por su calidad, destacan por las habilidades y lo divertidos que suelen ser sus vendedores callejeros. Además, Kusadasi cuenta con un muy agradable paseo marítimo y hermosas playas, siendo Ladies Beach y Long Beach las más populares, y donde los mercados al aire libre son una visita obligada, como su bazar en el corazón de la ciudad. 

El Pireo y Atenas 
El Pireo, puerto desde la antigüedad, con sus embarcaderos y muelles llenos de yates de lujo y de turistas, es desde el mar la puerta de Atenas, capital de Grecia y lugar de nacimiento de la democracia y cuna de la civilización occidental, cautivadora combinación de antigüedad y modernidad.

No se puede descartar un visita panorámica de la ciudad de Atenas donde ver el Estadio Panathinaikó, un estadio de atletismo que acogió la primera edición de los Juegos Olímpicos Modernos, reconstruido a partir de los restos de un antiguo estadio griego; la Plaza Syntagma, donde se encuentra la tumba del soldado desconocido y el Parlamento, protegidos por evzones, soldados del ejército vestidos con originales trajes militares; la calle Panepistimiou se identifica con el corazón de la vida intelectual de la ciudad con tres imponentes palacios neoclásicos que se construyeron en el siglo XIX: la Biblioteca Nacional a la izquierda, la Universidad de Atenas en el centro y la Academia de Atenas a la derecha; y llegamos a Plaka, el barrio más antiguo donde se alza la imponente Acrópolis. 

Celestyal, tres continentes en un solo crucero

Se accede caminando a este increíble complejo arquitectónico Patrimonio de la Humanidad desde 1987, situado a 156 metros sobre el nivel del mar, divisable desde la mayoría de las zonas de la ciudad y ejemplo de una imponente cultura griega, y podemos admirar el Parthenon, templo dedicado a la diosa Atenea, patrona de Atenas; el Erecteión, situado en el lado norte de la Acrópolis de Atenas, dedicado a Atenea y a Poseidón, con sus hermosas cariátides, estatuas femeninas colocadas como estructuras de soporte; el Templo de Atenea Nike, situado junto a los Propileos, dedicado a las diosas griegas Atenea y Nike y el primer templo completamente jónico construido en la Acrópolis de Atenas.

Una visita a la Acrópolis de Atenas no está completa sin acceder al Museo de la Acrópolis, situado a escasos 300 metros. En este museo se puden ver más de 4000 piezas pertenecientes a diferentes monumentos de la Acrópolis entre los que destacan las figuras de la Cariátides o parte de las estatuas que componen los frisos del Partenón.

Cada escala del itinerario 3 continentes ofrece destinos increíbles, a descubrir a través de las excursiones que propone la compañía, muy completas y con el objetivo de conseguir una auténtica inmersión en la cultura, gastronomía, o costumbres de cada destino, lo que permite a los pasajeros crear recuerdos inolvidables. Los guías de las excursiones hablan español con fluidez y aportan interesante información de cada lugar, atienden a todas las preguntas y curiosidades, además de hacer muy entretenidas las explicaciones con bromas y anécdotas. 

Todas las actividades a bordo se indican en un programa diario en español, que muestra la descripción de la actividad y en su caso, el código de vestimenta, los horarios y los espacios donde se celebran. Además, cada noche artistas y acróbatas circenses celebran un increíble espectáculo musical en el salón Muses, animadas noches temáticas de ABBA, Cabaret o ritmo latino, entre otras, que continúan en fiestas temáticas como la fiesta tradicional griega en la que se recomienda ir vestido de azul y blanco, música en directo en diferentes salones o bailes con música de dj en la disco. 

Ocho días de viaje, 3 continentes con 6 puertos de escala y visitas a lugares milenarios, emblemáticos y fascinantes, uno de los mejores viajes que se pueden hacer en un crucero. 

Dejar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.