Cruceros de ensueño a través de cinco lugares inolvidables

0

No hay placer viajero más intenso que un crucero. Cerramos los ojos, y nos vienen a la mente sensaciones irrepetibles. Miramos el mapa, y buscamos lugares únicos en donde navegar.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews

4.Robinson-Crusoe-Island

Desde que los viajeros victorianos, ávidos de novedades se embarcaban en precarios barcos de línea para salir de su rutina, ha pasado mucho tiempo. Las modernas naves de cruceros surcan casi todos los mares, y la oferta es tan amplia, que no nos cuesta demasiado pasar del sueño a la realidad.

Decenas de barcos, suelen concentrarse en las zonas más populares. En nuestro MareNostrum, un lugar cálido y cercano plagado de historia, la calidez festiva del Caribe, y la portentosa naturaleza desatada de los Fiordos noruegos. Alaska comienza a ser una alternativa más lejana, en donde los espacios abiertos son el ingrediente perfecto, y Asia, América del Sur son destinos cada más demandados.

Leonardo da Vinci: “El agua es la fuerza motriz que mueve toda la naturaleza”.

La lista de precios es amplia, y la selección de barcos abarca todos los gustos. Grandes, medios, pequeños, boutique, de expedición, generalistas o de lujo. Hay de todo, a gusto de cualquier consumidor.
El mundo se queda pequeño, y nuestra capacidad de ensoñación es infinita. Tanto si tu bolsillo es amplio, te ha tocado el precio gordo de la primitiva, o crees que no hay mejor dinero que el que se gasta en ocio, propongo un ejercicio de imaginación; cinco experiencias de crucero, a prueba de los viajeros más exigentes. Navegantes y exploradores que buscan ultra exclusividad, o descubrir los entornos más privilegiados de nuestro planeta. Es complicado. La tierra es un lugar hermoso, y me ha costado decidirme, entre una inmensa lista de destinos y cruceros irresistibles.
¿Quieres cerrar los ojos, y navegar mentalmente por lugares únicos?. Estos serían mis top five, irrepetibles.
Ciertamente mi lista no es exhaustiva, pero en una industria de cruceros, que comienza a dar signos de saturación en ciertos mares, todavía se puede soñar. Ciertamente los sueños no son baratos. ¿Pero las experiencias vitales tienen precio?. ¿Se vive dos veces?. Puede seguir en su sofá soñando, o dando un paso más convertirlos en realidad. No lo dude, la vida no espera.

PLACERES POLARES
El Artíco y la Antártida se los ha considerado tradicionalmente como la última frontera. Supongo que porque representan, con su inhóspita grandeza, lugares incompatibles con la vida humana, sin embargo producen una serenidad infinita, con sus hielos perennes, y curiosa belleza. Los cruceros a Islandia, Groenlandia, y hasta el Mar Blanco, forman parte de los programas de las navieras más especializadas, pero últimamente hay una palabra que lo domina todo: “expedición”, y sobre todo las polares. La Antártida o continente helado, es uno de los entornos vírgenes más hermosos del mundo, sometido a protocolos de protección, como el de Madrid firmado por 49 países, por el que se comprometen a eliminar cualquier tipo de actividad humana, salvo el turismo, aunque controlado también por la IAATO (International Association Antartica Tours Operations) que establece limitaciones draconianas para que el contacto humano pase desapercibido. Barcos de menos de 400 pasajeros, desembarques de solo 100 personas a la vez, junto de medidas de aislamiento, y saneamiento para que los humanos no contaminen, con su gérmenes, una fauna y flora única.

LetsGoEurope_FinlandNorway_41

El continente helado lucha por su supervivencia, y no sucumbir a una presión turística intolerable. Es el cuarto continente con una superficie de 14 Mill. Km2

Es un destino tan dulce, como la inmensa gama de blancos y azules de los iceberg, los hielos eternos, o los maravillosos paisajes agrestes de Deception Island, o el contacto con las confiadas colonias de pingüinos, cormoranes y focas flotando suavemente en trozos de hielos sobre un mar increíblemente añil. Pero no se fie de la Antártida. Puede ser cruel, cambiante y amenazante cuando inmensas olas se levantan en el Mar de Drake, o cuando la suave y gélida brisa, se transforme en vientos huracanados. Sea como sea, cuando las experiencias crucerísticas te dejan impasible, la unicidad de la Antártida no deja indiferente a nadie, ni al lobo de mar más avezado.
El viaje de nuestra vida, en que tendremos que emplear una cantidad escandalosa de dinero, pero proporcional a los preparativos y costosos en medios que se emplean. El negocio parece muy boyante, porque no paran de salir barcos-yates de exploración, y el continente helado promete estar especialmente concurrido en los años próximos. Silversea, Ponant, Hurtigruten serían algunas de las alternativas más recomendadas.

_i2959677

Espacio protegido el Protocolo de Madrid esta en vigor desde 1998 (firmado en 1991). Este protocolo procura una amplia protección del medio ambiente de la Antártida y de los ecosistemas dependientes o asociados.

El deshielo está abriendo otras rutas polares a la navegación crucerística comercial. Poder atravesar el Northwest Passage, entre el Artico y la costa oeste canadiense. El 16 de agosto de 2016 se abrió la veda, cuando el Crystal Serenity, partió de Anchorage hasta Nueva York. Años después de que el explorador Roald Amundsen, lo realizase, pero esta vez con más medios, y en un entorno más seguro. Encontraremos unos paisajes también vírgenes, aunque algo más domesticados que la Antártida, con la tundra como telón de fondo y colonias de osos y zorros árticos por habitantes. Visitar las herméticas poblaciones indígenas inuit es un privilegio que sería difícil de alcanzar de otra forma.

MEMORIAS DE ÁFRICA
La salvaje África, sigue estando al margen del sector de cruceros. Salvo los posicionales, y Sudáfrica, todavía no hay demasiados puertos, y lugares que ofrezca las suficientes garantías para posibilitar operativas estables. Todas las referencias a África son siempre étnicamente cálidas, intensas y coloristas. Y no hay nada más evocador, que la icónica travesía cinematográfica por las aguas interiores de la África más profunda de Bogart y Hepburn, a bordo de su endeble African Queen. Fruto del atractivo que la imagen genera en algunos románticos, y aventurosos cruceristas, hay ya cruceros de lujo, navegando por los procelosos ríos del continente negro.

b52d4072f41d05475092a5c7158f86b0

Las Cataratas Victoria son Patrimonio de la Humanidad desde 1989. Tienen una caída de 108 metros de altura.

Africa es el puro esplendor esmeralda de la selva. Un enorme manto de vida y muerte, y donde se producen las condiciones de vida más extrema. Hermosa y peligrosa a la vez, es cruzada por ríos parduzcos y caudalosos como el Gambia, uno de lo más extensos del país. Las pequeñas naves fluviales de Variety ofrecen una navegación pausada. Los ruídos de la selva, las noches cálidas y el contacto con lo más salvaje del río y sus orillas, resultan especialmente emocionante. Se visitan reservas naturales como la Abuko, o lugares como Tendaba, Kuntaur o Kauur. Pero para maximizar la experiencia africana, hay una ruta todavía más fastuosa. Una de las compañías de cruceros fluviales más grandes, CroisiEurope nos presenta un navío “de época”. Tradicional y melancólico: el Africa Dream es como navegar como lo hacían los antiguos exploradores, como el mítico explorador Livingstone, pero con todos los avances de la navegación moderna y segura. Uno de los exploradores de la Africa profunda, y autor de valiosos científicos de botánica, geología, zoología etc.

Gambia es uno de los pocos países del mundo, que adopta el nombre de un río, que lo cruza de este a oeste, como su alma mater.

Los modernos viajeros que se embarquen, estarán arropados por conferenciantes expertos en cultura africana para meterse en elemento. La voz de África es potente, y después de conocer Sudáfrica, el itinerario prototípico se traslada al Río Zambeze, el gran río de la Africa Austral, y que cruza países como Zambia, Zimbaue o Botswana. Lo más étnico de Africa. Puntos como Robber Island, las imponentes Cataratas Victoria, las terceras mayores del mundo, y en sí un espectáculo sobrecogedor. La Reserva Chobe es perfecta para entrar en contacto con la riqueza de la fauna autóctona. Zebras, antílopes, búfalos viven plácidamente en su entorno natural. Vivir en un lodge local, en Sedudu Island, con amplias colonias de búfalos, hipopótamos y hasta cocodrilos. Y como Africa son pueblos, que no han cambiado a los largo de los años, Impalila, es el punto de contacto con pobladores local.

zambezi_queen

Pocas experiencias Africanas son comparables a deslizarse suavemente por uno de sus rios. Como ocurre con el Nilo, la vida surge y se desarrolla en sus cauces.

EL EDÉN EN EL LEJANO PACÍFICO
Si pensamos en un paraíso, nos viene a mente el Pacífico. Ya lo era para el Capitán Cook que se sintió cautivado por la voluptuosidad de un mar, que puede ser pacífico y mortecino, pero tremendamente imprevisible y furioso.  Un mundo perdido y vastísimo, en donde decenas de miles de pequeñas islas anónimas, nos hacen soñar. Y todos sabemos cuales son las imágenes mágicas del gran pacífico. Islas perdidas con náufragos estilo Robison Crusoe, cocos, guirnaldas de flores, bailarinas en amables tribus que salen a recibirnos en canoas, aguas lapis-lazuli, arenas infinitas, volcanes, hula hops, y pueblos perdidos. La influencia de Hollywood es poderosa, y aunque el pacífico no tiene nada de inédito, todos y cada uno de los tópicos son reales.

388818-svetik_2880x1800

La Polinesia Francesa es uno de los archipiélagos más grandes del Pacífico. De las 118 islas, solo 67 están habitadas.

Tradicionalmente, los cruceros cubren cada una de las esquinas del planeta, en mayor o menor medida. Desde el turístico y masivo archipiélago Hawaiano, pasando por los sugerentes destinos de las Islas Salomón desde el continente Australiano y Nueva Zelanda. Pero perdámonos en el medio del océano. Si queremos recrear todos y cada uno de los tópicos, lo más “maravilloso” es la Polinesia Francesa. Lejana, cara, inaccesible y perfecto para que naveguen el Paul Gauguin, el barco de referencia en la zona. Nadie representa mejor la quintaesencia de la navegación por aguas recónditas de la Polinesia. Decoración regional, lujosa, flores, cocina local, música y artistas tahitianos cuando regresamos. Un barco boutique que se adentra por atraques inaccesibles, y permite el contacto directo con las cristalinas aguas del exótico archipiélago. El Paul Gauguin fondea en alta mar, extiende su cubierta marina para nadar en las cálidas aguas, o practicar una inmensa gama de deportes náuticos con paisajes exuberantes, delante de nuestros ojos, o explorar sus riquísimos fondos marinos.

153076291

El Paul Gauguin se vanagloria en comprimir, de forma perfecta, toda la Polinesia dentro de sus cubiertas.

Playas y pequeños atolones privados, escenarios desérticos es todo lo que soñamos cuando pensamos en perdernos en lugares, donde solo unos privilegiados pisan. Las rutas incluyen nombres tan sugerentes como Tahiti, Islas Sociedad, Islas Cook, Fiji, Bora Bora, Tonga, Tuamotus o Islas Marquesas. Entre las opciones lúdicas ofrecidas, además de los días en resorts privados de lujo, playas desérticas, o contacto directo con las amabilísimas poblaciones locales, listas a colocarte todas los peliculeros collares de flores que quieras, podemos adentrarnos en parajes selváticos tropicales, visitar colonias de pescadores de perlas, alquilar embarcaciones privadas, o incluso explorar cualquier cascada recóndita, o la boca de algún volcán aun activo. Sin duda, el lugar perfecto para huir de la monotonía. Es una dosis intensa de azúcar, pero que no empalaga en absoluto.

LOS ÚLTIMOS RINCONES VÍRGENES DE LA TIERRA
Por desgracia, el mundo se hace cada vez más pequeño, y el ser humano tiene una innata capacidad de querer explorar todo, explotar turísticamente cada lugar, y lamentablemente ya no quedan lugares vírgenes de la tierra, con escasa presencia del ser humano. Si no te gustan los hielos, el paraíso ecológico por excelencia se llama Islas Galápagos. Un lugar todavía naturalmente perfecto y prístino, perteneciente a Ecuador. Y aunque te pondrán todas las trabas del mundo para visitarlo, algunas navieras de lujo con pequeños barcos boutique, ofrecen expediciones ecológico-naturales al lugar.

vuelos-a-Galapagos-desde-Mexico-1

La tortuga de las Galápagos, son las más grandes y longevas de la tierra pudiendo vivir más de 100 años.

De esos lugares del planeta en donde la fauna es la reina del lugar, y el ser humano debe llamar, pedir permiso, y entrar con sumo cuidado. Hay algunas formas exclusivas de entrar en el lugar como Celebrity Cruises, con su filial de exploración, que ya opera en la zona, y acaba de presentar al Celebrity Flora. Un coqueto barco que combina diseño, lujo, con materiales, decoración, y colores del entorno para mimetizarse con este paraíso. Hoy por hoy, Silversea brinda una enorme gama de rutas de exploración. Su lujoso Silver Galapagos ofrece la oportunidad perfecta a amantes de las expediciones ecológicas, una experiencia vital insuperable. Como en todos los cruceros de ensueño, no son baratos. En el caso de este archipiélago, deben pagarse enormes tasas y permisos medioambientales, y ser tan disuasorio que no permita ser considerado como un destino de cruceros masivo. El archipiélado se juega mucho en su explotación.

El ecosistema de Galápagos es tan sensible, que la introducción de animales domésticos del continente ha dañado gravemente su equilibrio.

La lista de reconocimientos son largos. Patrimonio Natural de la Humanidad desde 1978, Reserva de la Biosfera desde 1985, Reserva Marina en 1986, y la UNESCO le concede el galardón más alto en 2001, al nombrarlas patrimonio de la humanidad. Esencialmente se componen de 13 islas volcánicas, 6 más pequeñas, y 107 rocas e islotes menores. Con la segunda actividad sísima más intensa después de Hawai, lo que hace único a las islas es que no hay lugar en el planeta, que concentre tantas especies endémicos. Ser un entorno limpio es relativamente fácil. Que veas especies que jamás podrás ver en otras latitudes, con tanta diversidad solo ocurre en las Galápagos. El sueño de cualquier ecologista, o con la mínima sensibilidad en la flora y fauna de nuestro maltratado planeta. Darwin visitó las islas, y quedó tan maravillado, que fue el comienzo de su “Origen de las Especies”.

islas-de-galapagos-1-626

Solo aproximadamente unos 200.000 turistas visitan las islas, con limitaciones estrictas en su comportamiento, y como se interacciona con los animales. Naturalistas, biólogos, geólogos están a nuestra disposición para desmenuzar el destino, y ayudarnos a entrar en contacto con unos animales tan poco acostumbrados al contacto con humanos, que no muestran el menor síntoma de miedo, o reserva. El archipiélago es un lugar libre de caza y pesca depredatoria. La lista de especies es tan extensa, que es imposible nombrarlos. Pero la lista incluiría a delfines únicos, tiburones martillo, ballenas, leones marinos, pingüinos, iguanas, y la famosa tortuga gigante de las Galápagos. Todo esto, añadido a arrecifes coralinos únicos, o vegetación autóctona como los cáctus gigantes.

FANTASÍAS ORIENTALES, INDONESIA Y LUGARES INÉDITOS
Hasta hace poco tiempo Asía en general era un lugar muy poco conocido y visitado. La ausencia de vuelos económicos y el hermetismo de países como Laos, Camboya o Myanmar, e incluso de la propia China, no favorecía el turismo, carente incluso de infraestructura hotelera adecuada, salvo en lugares concretos como Tailandia. Actualmente el continente avanza a pasos vertiginosos, con vuelos low cost sobre todo de compañías aéreas del golfo, y posicionamiento de barcos permanentemente en puertos de China, Malasia y Singapur. El turismo masivo ha saturado ya algunos lugares, pero el continente continua siendo un lugar maravilloso y exótico, plagado de portentos artísticos y naturales. Millones de Chinos ya comienzan a viajar. Pero Asia es inmensa y debemos mirar hacia lugares inéditos de Indonesia, en donde los grandes buques no atracan. Miles de islas de Indonesia, Filipinas, la sugerente Brunei, se nos presentan como candidatos perfectos para ser mi quinta opción de crucero de ensueño. Sin desmerecer al resto del continente.

pa82umkofegz

El crecimiento de los cruceristas chinos es espectacular. De aquí a 2026 se esperan más de 10 millones de reservas.

Ponant es una de las compañías de lujo más exquisitas y exclusivas del mundo. Si hablamos de lujo, y refinamiento, los franceses son únicos. Cocina gourmet, barcos-yates sexy huyen también de las rutas más trilladas. Expertos en Antártida, crecen tanto que sus pequeños barcos ya tocan cada esquina del planeta. Una de sus rutas estrella y en donde no verás ningún otro barco, es navegar en L´Austral entre Cairns y Australia, a través del mar interior de Indonesia. Parte de la Melanesia, es una de las partes más de enigmáticas del planeta, y con una riqueza etnográfica única. Sin duda, muy exclusivo. La subliminación de la experiencia en la exploración de lugares “perdidos”.
Como en toda buena ruta ecuatorial encontraremos playas y bahías únicas como las Islas Coron en Filipinas, con el Lago Kayungan, uno de los más limpios de Asia. Un mar de formaciones rocosas como la Bahía de Halong que salen de las pristinas aguas, como si fuera el reino de la fantasía. También es un paraíso del snorkel especialmente apreciado, por quien encuentre fascinante navegar entre barcos hundidos. Pero la estrella de la exploración es la visita a una tribu perdida hasta los años 70, y que se mantiene sin cambios desde que eran temidos, por ser cazadores de cabezas y hasta caníbales: los Asmat. Una latitudes que asustaban, y donde desaparecían cualquier blanco que osase meterse en su territorios.

Carina-Sundeck

Indonesia, el país con más islas del mundo, tantas que el gobierno no está seguro de su número exacto. Las recuenta cada año para garantizar su integridad.

Hoy pacíficos, aceptan el contacto occidental, y construyen sus casas en árboles de unos 25 metros. Siguen usando herramientas milenarias, haciendo sus armas de forma artesanal, adornándose con misteriosos abalorios, y pintando su cara con vivos colores. Siguen siendo unos artesanos excepcionales en la talla de objetos de madera. Y como en toda expedición, la visita a una reserva de la biosfera es esencial. El Parque Tangkoko en Sulawesi, ofrece 127 mamíferos, 233 tipos de aves, y 107 de reptiles. Lo más sorprendente es que son endémicos 79 mamíferos (destacando el Macaco de Cresta Negra, y de los que quedan solo poco más de 5000), 103 tipos de aves, y 29 de reptiles.

Dejar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.