Cronología del virus que doblegó a la industria de cruceros (Novena parte)

0

El año comenzó con la variante Ómicron desbocada y récord de contagios en todo el mundo occidental, e incluso restricciones para viajar, pero tan rápido como subió la ola, bajó en muchos países, y por fin se empezaba a vislumbrar el final del túnel, pero…

Todas las entradas relacionadas con la cronología de la pandemia están accesibles aquí.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews nº60 – Marzo 2022

Primera parte CruisesNews nº52 Segunda parte CruisesNews nº53 Tercera parte CruisesNews nº54 Cuarta parte CruisesNews nº55 Quinta parte CruisesNews nº56 Sexta parte CruisesNews nº57 Séptima parte CruisesNews nº58 Octava parte CruisesNews nº59

Cronología del virus que doblegó a la industria de cruceros (Novena parte)

No habíamos entrado siquiera en el nuevo año cuando la situación con la variante Ómicron comenzó a deteriorarse. Los brotes en cruceros, antes limitados a la detección de 4 a 6 casos por crucero, comenzaron a crecer mucho en número, llevando al CDC a asignar el color amarillo a varios barcos, lo que suponía la investigación de lo sucedido y que voces como la del senador Richard Blumenthal, comenzasen a pedir una nueva suspensión de cruceros.

Puerto Rico elevó los requisitos para el turismo, obligando a presentar un test COVID19 realizado en las 48h previas a la llegada, incluso para los visitantes vacunados. Pero no fue el único, y varios puertos caribeños comenzaron a rechazar escalas de cruceros con pasajeros contagiados. La historia volvía a repetirse.

El 30 de diciembre de 2021 el CDC volvía a señalar a los cruceros, y emitía una recomendación de no hacer cruceros incluso estando vacunados. Al día siguiente CLIA protestaba con “perplejidad” por esta decisión, ya que los cruceros presentaban muchos menos casos porcentualmente que cualquier población en tierra.

Pese a todo, la increíble expansión de Ómicron llevaba a que NCL y Royal Caribbean suspendiesen algunos cruceros en enero al tener demasiados casos entre su tripulación. Ambas navieras se vieron obligadas a retrasar la vuelta al servicio de varios barcos, por ejemplo, NCL canceló la temporada en Sudamérica del Norwegian Star, y los cruceros desde Australia del Norwegian Spirit previstos para finales de marzo. Royal Caribbean canceló la temporada del Serenade of the Seas desde Tampa, prevista para comenzar el 8 de enero, pero el barco ya no volverá al servicio hasta después de un drydock en abril. También canceló varias salidas del Jewel of the Seas, para usarlo como hotel de cuarentena flotante, llegando a recoger 237 tripulantes contagiados en Coco Cay.

Mientras, en Europa MSC Cruceros tuvo un brote de cierta importancia en el MSC Grandiosa que ocupó nuevamente portadas de telediarios. También la alemanas TUI Cruises y AIDA Cruises tuvieron que cancelar cruceros o acortarlos por casos de coronavirus en oficiales importantes.

La temporada en Brasil, practicamente anulada
El 3 de enero Costa Cruceros y MSC Cruceros anunciaron una suspensión voluntaria de sus cruceros en Brasil hasta el 21 de enero. Una suspensión inicialmente de 3 semanas que posteriormente se iría alargando en el tiempo hasta primeros de marzo.

La quiebra de Genting Hong Kong arrastra a Crystal Cruises
Las autoridades de Hong Kong prohibieron cualquier operativa de cruceros a primeros de enero lo que obligó a Royal Caribbean a cancelar varios cruceros del Spectrum of the Seas, pero también a Dream Cruises, la naviera del grupo Genting Hong Kong. Tan solo un par de días después se conocía que el astillero MV Werften, perteneciente también a Genting Hong Kong, y donde se estaba construyendo el Global Dream, un megacrucero de 208.000 toneladas, debía las nominas de diciembre a 2.000 trabajadores. A los dos días, el astillero se declaraba en quiebra, y arrastraba con el a todo el grupo Genting Hong Kong que solicitaba la liquidación el 19 de enero, es decir, las navieras Dream Cruises, Crystal Cruises, y Star Cruises, el astillero Lloyd Werft, y Resorts World Manila.

Manfredi Lefebvre d’Ovidio, presidente del fondo de inversion Heritage Group y anteriormente presidente ejecutivo de la naviera de cruceros de lujo Silversea Cruises, confirmó que había hecho dos ofertas de compra para Crystal Cruises, la primera en el primer trimestre de 2021 y la segunda, tras el anuncio de la liquidación, pero ninguna habría tenido respuesta positiva de momento.

En plena oleada Omicron, EE.UU. revoca la Conditional Sail Order
El 15 de enero caducaba la controvertida “Conditional Sail Order” que regulaba la vuelta al servicio de los barcos de crucero con cruceros de prueba y medidas que las navieras consideraban excesivas y discriminatorias. A partir de eso momento, tomaba el relevo el “Programa COVID-19 para Cruceros Operando en Aguas de EE. UU.” de adhesión voluntaria, no sin causar cierto disgusto en la industria, ya que el CDC mantenía a los cruceros en nivel 4 de alerta (el máximo), hasta que finalmente lo bajó a 3 a mediados de febrero.

Sorprendentemente, tras meses de litigios y protestas, 18 navieras se fueron incorporando al programa gestionado por el CDC norteamericano, y sorprendentemente también, el programa evolucionó tan rápido como lo hizo la ola Ómicron, y hacia finales de febrero ya permitiría prescindir de las mascarillas a bordo de los barcos excepto en zonas de concentración de personas, algo acogido con satisfacción por las navieras.

Tras la tempestad, se atisba la calma, pero…
En plena oleada Ómicron, a mediados de enero, algunas navieras buscaban desesperadamente más seguridad, y TUI Cruises comenzó a exigir a sus pasajeros que tuviesen inoculada la dosis de refuerzo de la vacuna COVID a partir de finales de febrero, e incluso les prohibió pasar una noche de hotel previa al embarque.

El 1 de febrero conocíamos que Ritz-Carlton, incapaz de acabar su megayate Evrima (anunció un nuevo retraso hasta el 6 de agosto), iniciaba la compra de la naviera Sea Cloud Cruises, que posee tres barcos veleros.

Royal Caribbean daba a conocer que, en 2020, sus marcas habían alojado a 1,3 millones de pasajeros, y que solo habían detectado 2.500 pasajeros positivos en COVID19, lo que supone un ratio de 0,19%, extremadamente inferior a las cifras que se manejan en tierra. Además, la naviera afirmó que a principio de febrero la demanda ya había vuelto a recuperarse a niveles pre-omicron y que la cifras superaban incluso las del 2019.

También NCL reconocía que sus cifras de reservas para la segunda mitad de 2022 son comparables a las de 2019. Por su parte Cunard, que puso a la venta los cruceros de verano de 2023, se encontró con el mayor nivel de reservas de la última década. Sin duda, las ganas de viajar habían vuelto.

El 13 de febrero Virgin Voyages inauguraba su nueva terminal de cruceros en el Puerto de Miami, todo un símbolo de resiliencia de una compañía a la que la pandemia sorprendió en pleno inicio de sus primeros cruceros.

Hacia finales de febrero la industria de los cruceros veía la luz al final del túnel: Ómicron bajando rápidamente, sin nueva variante a la vista, y buenos niveles de reservas, sobre todo para el segundo semestre.

Y entonces llegó la guerra. Rusia invadía Ucrania y las navieras pronto reaccionaron cancelando las escalas en San Petersburgo. Un importante contratiempo para los cruceros en el Mar Báltico, donde la ciudad rusa era la estrella de los itinerarios. Pero no solo eso, sino que la guerra elevará los precios de carburantes a precios astronómicos, y traerá nubarrones a la economía mundial. Pero esa será otra crónica. 

ACTIVIDAD EN ASTILLEROS
• 13 de enero: Puesta a flote del Viking Neptune en Fincantieri Ancona.
• 24 de enero: CMHI pone la quilla para el Ocean Albatros.
• 27 de enero: Chantiers de l’Atlantique entrega el Wonder of the Seas a Royal Caribbean, aunque no comenzará a operar hasta el 4 de marzo.
• 28 de enero: Fincantieri entrega el Discovery Princess a Princess Cruises en los astilleros de Monfalcone, aunque el barco no comenzará a operar hasta el 27 de marzo.
• 9 de febrero: Emerald Cruises toma posesión del Emerald Azzurra, un megayate de 100 plazas construido en Ha Long Shipyard, Vietnam.
• 11 de febrero: El SH Vega se pone a flote en los astilleros Helsinki Shipyard mientras que el Carnival Celebration hacía lo propio en Meyer Turku y el Disney Wish dejaba la nave cubierta de Meyer Werft en Papenburg.
• 16 de febrero: Puesta de quilla y ceremonia de la moneda del Arvia, para P&O Cruises, en Meyer Werft Papenburg.
• 24 de febrero: Ceremonia de la moneda para el Explora I, primer barco de Explora Journeys, marca de cruceros de lujo del Grupo MSC, en los astilleros Fincantieri de Monfalcone.
• 28 de febrero: Puesta a flote del nuevo Oceania Vista en los astilleros Fincantieri de Sestri Ponente.

Dejar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.