Entrevista con Emilio Conde Herce, Director de grandes cuentas Quirónprevención

0

Emilio Conde es Director de Grandes Cuentas en Quirónprevención, empresa multinacional puntera en el sector de la Prevención de Riesgos Laborales. Dirige un equipo de más de 1.000 profesionales que prestan servicios de consultoría en seguridad y salud a las principales empresas que operan en España. Durante 2.020 y con motivo de la pandemia del COVID, Quirónprevención y Emilio en persona han colaborado en el análisis, diseño e implementación de estrategias con el fin de prevenir la propagación del COVID en multitud de empresas provenientes de diferentes sectores, incluida la industria de cruceros.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews nº60 – Marzo 2022

Entrevista con Emilio Conde Herce, Director de grandes cuentas Quirónprevención

Emilio ha desarrollado su carrera profesional dentro del área de Seguridad y Salud en el Trabajo y Recursos Humanos. Estudió Químicas en la Universidad Complutense de Madrid y finalizó un Máster en Seguridad y Salud en el Trabajo. En 1997 se incorporó como Subdirector del Área Técnica de Frater Prevención, unidad de prevención en Mutua Fraternidad-Muprespa. Desde entonces ha asumido diferentes responsabilidades y ha ampliado su espectro profesional hacia los Recursos Humanos. En 2.006 obtiene la diplomatura en Relaciones Laborales y en 2.008 realiza un Máster en Recursos Humanos en el Instituto de Empresa de Madrid.
Los diferentes puestos que ha ocupado desde entonces van desde Director Técnico y Subdirector de Recursos Humanos hasta el actual cargo de Director de Grandes Cuentas en Quirónprevención, donde permanece desde 2017.

Vds, pertenecen a Quirónsalud que es uno de los grupos de sanitarios más relevantes a nivel nacional. Con esas credenciales y debido a la pandemia, Quirónprevención se presenta ante el sector del turismo con soluciones técnicas de salud esenciales para la reactivación de los viajes. Háblenos de ello.
Efectivamente. Desde Quirónprevención tardamos muy poco en darnos cuenta de que nuestro trabajo y esfuerzos, mientras que duraran las restricciones más duras de la pandemia, debían estar dirigidos a ayudar a las empresas, del sector que fueran, a reactivar su actividad de una forma segura. 

Esta inmediatez en la movilización y disposición de profesionales y recursos en la causa, nos permitió liderar el desarrollo de soluciones a medida para una vuelta a la presencialidad que garantizase la salud de las personas. 

El sector turístico, como es sabido, fue uno de los grandes perjudicados de la COVID-19 y ha sido uno de los sectores con los que más hemos colaborado, dotándole de herramientas de acceso seguro, realización masiva de pruebas, etc. 

Primero los test de anticuerpos y después los PCR’s y los test de antígenos han demostrado ser piezas esenciales para la activar la movilidad en turismo, además de la digitalización como vehículo indispensable. ¿ Cómo ha sido el proceso de desarrollo y adecuación para dar servicio a las empresas en tiempos de Covid?
La clave en esta pandemia ha sido tener la capacidad de adaptarnos a los avances y nuevas herramientas que iban llegándonos. Cómo bien dices, en un primer momento fueros los test serológicos que permitían, a través de la sangre, saber si se había pasado o no la enfermedad. Luego, llegaron las PCR’s y los test de antígenos, que nos han permitido conocer si en un momento determinado, ante un cuadro sintomático, se tenía o no el virus. Y ahora, en el escenario posvacuna, volvemos a la serología como principal herramienta para la gestión de la COVID-19. 

Pero, independientemente de la técnica de diagnóstico, en Quirónprevención lo que hemos desarrollado han sido soluciones transversales válidas para los diferentes momentos o etapas por las que ha pasado la pandemia, como nuestro modelo de Protocolo Seguro COVID-19. 

¿Cuál ha sido su posicionamiento ante la industria de cruceros?
Hemos colaborado con varias compañías de la industria de cruceros durante la pandemia y realizando múltiples labores, como la evaluación de riesgos, elaboración de protocolos, diseño de planes de reactivación de la actividad, realización masiva de pruebas COVID, etc. 

La industria de cruceros estableció protocolos muy avanzados y estrictos para volver a navegar y los controles sanitarios previos, los tests y la colaboración con los proveedores tecnológicos y de gestión en el destino (en tierra) son parte imprescindible de estos protocolos. ¿En que parte de esta cadena logística se sitúa Quirón Prevención?
Tanto en la industria de cruceros, como en el sector turístico y de ocio en su conjunto, se ha producido un cambio de paradigma que implica ahora el contar en el proyecto con un colaborador de salud y, desde Quirónprevención, venimos trabajando para ser el mejor partner de salud. 

Desde Quirónprevención abarcamos toda la cadena a la que haces referencia. Como colaborador de seguridad y salud, debemos conocer de primera mano todos los procesos, quipos y recursos implicados en el proyecto o actividad para poder detectar cualquier brecha de seguridad que pudiera implicar un contagio o propagación del virus. 

¿Han cambiado mucho las estrategias de prevención de riesgos con la variante Omicron?
Lo que ha implicado la variante Omicron no ha sido un cambio en las estrategias como tal, sino un pequeño paso hacia detrás en las mismas, por ejemplo, potenciando en los casos en los que era posible el teletrabajo de nuevo, o volviendo a reducir aforos, o endureciendo las normas sobre el uso de mascarilla. 

Esta variante, aunque ha supuesto una enorme oleada de contagios, ha llegado en un momento muy diferente a las anteriores, con más de 90% de la población vacunada con la pauta completa y tras haber inoculado la tercera dosis a la población de riesgo, lo que ha permitido que ese retroceso en las estrategias fuera leve y no una vuelta a la casilla de salida. 

Los países asiáticos en general han sido más estrictos con la normativa COVID, caminando hacia un objetivo de cero casos ¿Cree que eso es posible?
Si se ha hecho, es que es posible. Pero creo que merece la pena reflexionar sobre el país que somos, y nuestra capacidad para soportar una paralización de la actividad productiva de tal magnitud. 

Vivimos en un mundo globalizado en el que las fronteras quedan desdibujadas y, mientras exista el mínimo movimiento de personas de un lugar a otro, es realmente complicado alcanzar los cero casos. 

Hablando del sector turístico o el de cruceros ¿Cree que esta nueva forma de viajar, con controles sanitarios, permanecerá de una manera u otra en el futuro?
La COVID-19 nos ha traído muchas cosas que han llegado para quedarse, al menos, durante un periodo largo de tiempo, y creo que esta nueva forma de viajar es una de ellas, como lo es el teletrabajo o la mascarilla en lugares con cierta aglomeración de personas. 

¿Cuáles son los retos futuros de prevención de riesgos sanitarios en el entorno de movilidad total de un mundo tan globalizado?
Ser capaces de evitar situaciones tan catastróficas con planes de seguridad y salud y protocolos previos que, ante un incidente o una amenaza biológica, sean capaces de reducir el riesgo al mínimo. 

Dejar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.