Barcelona, renacimiento del puerto líder en cruceros de Europa

0

El puerto de Barcelona prevé la escala de más de ochocientos buques de crucero en 2022, un ejercicio en el avance de la vacunación, así como la necesidad de ocio y vacaciones, prevén una notable recuperación que culminará en 2023.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews nº60 – Marzo 2022

Barcelona, renacimiento del puerto líder en cruceros de Europa

Mientras tanto, avanzan las infraestructuras que le convertirán en un referente en la gestión medioambiental, como la electrificación de muelles y el suministro de GNL.

Puerto líder en cruceros en Europa
Tras recibir el primer crucero el 26 de junio de 2021, con la escala del MSC Grandiosa, el puerto de Barcelona ha ido recuperando gradualmente su actividad de cruceros.

Quizás el primer indicador de la recuperación de Barcelona ha sido que ha mantenido su actividad de cruceros en el invierno 2021-2022. En diciembre pasaron 33.965 cruceristas por Barcelona, mientras que en enero de este año llegaron a 30.187 pasajeros. Otro dato fundamental es que en enero de 2020 sólo hubo dos escalas de crucero, y en enero de 2021 llegaron a 26. Navieras como MSC Cruceros, con el MSC Grandiosa y el MSC Fantasía, han sido huéspedes de los muelles de la Ciudad Condal este pasado invierno. El grupo Carnival también se dejó ver por Barcelona con las escalas del Costa Luminosa, y también de varios buques de Aida Cruises, como el Aida Blu y el Aida Stella. Las navieras del sector lujo y upper premium también han mantenido una cierta actividad este invierno, destacando la apuesta de Viking Ocean Cruises, con escalas en Barcelona del Viking Sea y Viking Sky.

En marzo se producirá un incremento significativo de la actividad, con la llegada del Costa Toscana, el nuevo buque insignia de Costa Cruceros, para competir en cruceros de una semana de duración con los buques de MSC Cruceros.

En abril comenzará la temporada alta de Barcelona. Anteriormente era debido al fin de la temporada de los buques de cruceros en el Caribe y Sudamérica. Este año la mayor parte de ellos han pasado el invierno desarmados sin actividad. Ese mes se incorporarán el MSC Seaview, y los nuevos AidaCosma y Costa Firenze, que competirá todos los sábados con el MSC Grandiosa desde Barcelona.

En abril llegará otro año más el Norwegian Epic, con el que Norwegian Cruise Line renueva su apuesta por Barcelona. Ya en mayo le toca el turno a Royal Caribbean, que vuelve a enviar a la Ciudad Condal a uno de los gemelos de la serie Oasis, los buques de crucero más grandes del mundo, en este caso el Wonder of the Seas. Y completará su oferta con el Vision of the Seas a partir de junio. Ese mes aparecen el Costa Smeralda, los buques de Marella Cruises, como el Marella Discovery, y la otra gran narca alemana, TUI Cruises, comenzará a operar en Barcelona con el Mein Schiff 2, su buque más moderno, y que al igual que Aida, también estará basado en Palma de Mallorca realizando interporting.

Barcelona será un puerto climáticamente neutro en 2050.

Pero además de mantener como clientes a todas las navieras anteriormente expuestas, el Port de Barcelona suma nuevos clientes. Así Virgin Cruises comenzará a operar en mayo con el Valiant Lady, su buque mas moderno.

Celebrity Cruises, Oceania Cruises, Disney, Princess, etc. completan la lista de los armadores que vuelven a apostar por Barcelona.

El Plan de Electrificación de Muelles
En enero de 2020, el consejo de administración de Port de Barcelona aprobó la redacción del Plan de Electrificación de Muelles, con el objetivo de tenerlos electrificados en siete años. 

Anteriormente, el Port de Barcelona había solicitado la conexión en alta tensión (220 KV) desde la red de Red Eléctrica Española (REE) para poder disponer de una potencia de alrededor de 80.000 kW para dar servicio a los barcos atracados, segregada de la red de distribución eléctrica actual. De esa potencia, la mitad estaría disponible en el Moll adossat para los buques de crucero.

En marzo de 2021, Red Eléctrica confirmó la construcción de la Subestación Ronda Litoral con una conexión para el puerto de Barcelona, como paso previo para poder acometer el Plan de Electrificación de Muelles. 

El pasado 22 de febrero, el Port de Barcelona anunció la inversión de 110 millones de euros en su proyecto Nexigen para descarbonizar la actividad portuaria y mejorar la calidad del aire. De este total, 90 millones de euros corresponden a las inversiones en la electrificación de los muelles para conectar los barcos a la red eléctrica general una vez estén atracados, de tal manera que tendrán acceso a energía limpia con certificación de origen 100% renovable. Los 20 millones de euros adicionales son necesarios para desplegar la red que incluye la Subestación Puerto, la conexión en alta tensión en la Subestación Ronda Litoral de Red Eléctrica y el despliegue de la red de media tensión por todo el recinto portuario.

El objetivo es que en el 2030 el Port de Barcelona tenga electrificados todos los puntos de atraque de los cruceros, el muelle Prat, y las terminales de ferris de la dársena de Sant Bertran y el muelle de Costa, reduciendo 66.000 toneladas de CO2 y 1.234 toneladas de NOx de las emisiones generadas por la actividad portuaria. Eso quiere decir “reducir el 38% del NOx y del CO2 emitidos por los barcos durante su estancia en muelle y eliminar el 22% de las emisiones de NOx y CO2 de toda la actividad portuaria”, ha avanzado el presidente del Port de Barcelona, Damià Calvet, en la presentación del proyecto Nexigen.

Barcelona, renacimiento del puerto líder en cruceros de Europa

A largo plazo, la electrificación de los muelles del Port de Barcelona será una pieza clave para alcanzar el objetivo de ser un puerto climáticamente neutro en el 2050. 

Desde la Subestación Ronda Litoral de Red Eléctrica Española, ubicada muy cerca del Muelle Príncep d’Espanya, se alimentará una nueva subestación de 220 kV en el puerto de Barcelona a través de un cable subterráneo de alta tensión, haciendo posible el desarrollo de una red de media tensión al recinto portuario para atender las nuevas necesidades de consumo eléctrico. Se tendrán 240 kilómetros de cableado eléctrico, parte de ellos submarino para poder llegar hasta las instalaciones del muelle adosado, donde operan los cruceros; y 20,5 kilómetros de canalizaciones. El consumo previsto de los buques de cruceros en el Moll Adossat es de 30.000 Mw/h/año, que llegarían gracias a un cable submarino desde la Ronda Litoral.

Los proyectos pioneros, ya iniciados por los dos recintos portuarios, en materia de electrificación de muelles avanzan con buen ritmo. Los dos proyectos piloto (el de la terminal Hutchison Ports BEST, iniciado el pasado enero y actualmente en tramitación, y el de la Terminal Ferry Barcelona, cuya licitación se iniciará en abril de 2022), marchan a buen ritmo, aunque es muy importante que la tramitación administrativa sea fluida, sobre todo para la solicitud de acceso y conexión a la nueva Subestación Ronda Litoral de la Red Eléctrica Española. Las previsiones del Port de Barcelona son “hacer las primeras conexiones eléctricas de barcos en la terminal de contenedores BEST y en la Terminal Ferry de Barcelona entre finales de 2023 y principios de 2024”, según la Energy Transition Manager del Port de Barcelona, Ana Arévalo.

Damià Calvet, en la presentación del proyecto Nexigen declaró que “Con Nexigen nos preparamos para el futuro y permitirá al Port de Barcelona estar en la primera división de la descarbonización de la actividad portuaria, marítima y logística”.

Suministro de GNL
Barcelona se mantiene como el primer puerto de España en bunkering, o suministro a buques de GNL. El Port de Barcelona acogió a lo largo de 2021 un total de 236 operaciones de suministro de gas natural licuado (GNL) a buques, lo que supone 65.050 metros cúbicos, un 66% más que en 2020, a pesar del parón de los buques de crucero y la subida de precios, especialmente en el invierno de 2021-22. En 2019 se suministraron 37.500 metros cúbicos y en 2020 39.150 metros cúbicos.

La nueva terminal de MSC Cruceros en Barcelona estará operativa en 2024.

Este combustible se utiliza sobre todo por los ferries, principalmente de Balearia, y también por los buques de crucero del grupo Carnival (Costa, Aida y P&O), más sostenible que el convencional a pesar de no quedar libre de emisiones de gases de efecto invernadero. La Autoridad Portuaria de Barcelona atribuye gran parte de este incremento al uso de este combustible por la flota de Baleària, que ha operado desde Barcelona con GNL, lo que ha supuesto 27.000 metros cúbicos, el 41% del total. Además, la compañía ha llevado a cabo durante este año su primera operación piloto de suministro de BioGNL en el catamarán Eleanor Roosevelt. Estas operaciones se realizaron generalmente de camión a buque.

Los 38.000 metros cúbicos restantes de GNL suministrados en Barcelona en 2021 han acabado en los tanques de varios buques de crucero, en operaciones de bumerang de buque a buque. Generalmente han usado como gabarra el buque holandés Coral Methane fletado por Shell, un asiduo en el puerto catalán, que ha proporcionado GNL proveniente de varias plantas españolas a buques como el Mardi Gras, Costa Smeralda, AidaNova y Costa Toscana. Esta cifra es muy importante porque la actividad de los cruceros en Barcelona no se reanudó hasta finales de junio de 2021, lo que obligó por ejemplo a Costa Cruceros a realizar el bunker GNL en La Spezia hasta ese mes. El grupo Carnival supuso un 59% de los suministros de GNL, que realizaron un total de 18 operaciones de suministro.

Barcelona es el puerto líder es España en el suministro de GNL a buques, con un notable crecimiento en 2021 a pesar de la pandemia.

La autoridad portuaria prevé mantener el crecimiento en 2022 del uso del GNL para ferries y cruceros. Durante el verano, tres buques del grupo Carnival, Costa Toscana, Costa Smeralda y Aida Cosma, harán consumo de GNL en Barcelona. Barcelona asimismo recibirá en el verano de 2023 al MSC World Europa, el primer buque de cruceros de MSC Cruceros impulsado por GNL.

Para potenciar su uso, el Port de Barcelona aplica una bonificación del 50% en la tasa T1 -que paga el barco cuando atraca-, del 30% en la bonificación comercial por usar GNL y del 10% adicional si también se usan combustibles no contaminantes durante la última escala hasta el puerto.

Nueva terminal para MSC Cruceros
El pasado 16 de febrero de 2022, Fernando Pacheco, director general de MSC Cruceros en España, enfatizó que MSC Cruceros está en proceso de desarrollo de una terminal de cruceros exclusiva en Barcelona que operará y gestionará durante un periodo de 31 años. Este proyecto representa una inversión estimada de 33 millones de euros por parte su compañía, y MSC Cruceros espera que la nueva terminal, diseñada por el recientemente fallecido Ricardo Bofill, entre en servicio en 2024. Esta nueva terminal de MSC Cruceros inició su andadura en 2017 y según los planes iniciales, se debería haber inaugurado este 2021.

El plan Nexigen será la primera electrificación de muelles de amplio alcance en España.

Realmente su inicio se remonta al 31 de mayo de 2021, fecha en la que MSC Cruceros obtuvo la aprobación final del Consejo de Administración del Puerto de Barcelona para construir y operar esta terminal de cruceros exclusiva, de 11.670 metros cuadrados distribuidos en tres niveles, durante un periodo de 31 años.

La nueva terminal de MSC Cruceros estará equipada de origen con tomas de corriente que posibilitaran apagar los motores Diesel mientras los buques de crucero estén atracados, así como para hacer consumo de GNL. Esto incluye MSC World Europa, el primer crucero de la marca propulsado por GNL, que está actualmente en construcción en Francia y que entrará en servicio en 2022. 

Dejar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.