El Port de Barcelona presenta el proyecto Nexigen para mejorar la calidad del aire y descarbonizar la actividad portuaria

0

El Port de Barcelona invertirá 110 millones de euros en su proyecto Nexigen para descarbonizar la actividad portuaria y mejorar la calidad del aire. De este total, 90 millones de euros corresponden a las inversiones que se harán en los sistemas OPS (onshore power supply) para conectar los barcos a la red eléctrica general una vez estén atracados, utilizando energía limpia con certificación de origen 100% renovable. Los 20 millones de euros adicionales son necesarios para desplegar la red que incluye la Subestación Puerto, la conexión en alta tensión en la Subestación Ronda Litoral de Red Eléctrica y el despliegue de la red de media tensión por todo el recinto portuario.

El Port de Barcelona presenta el proyecto Nexigen para mejorar la calidad del aire y descarbonizar la actividad portuaria

El objetivo es que en el 2030 el Port de Barcelona tenga electrificados todos los puntos de atraque de los cruceros, el muelle Prat, y las terminales de ferris de la dársena de Sant Bertran y el muelle de Costa, eliminando CO2 y NOx , reduciendo el 38% del NOx y del CO2 emitidos por los barcos durante su estancia en muelle y eliminar el 22% de las emisiones de toda la actividad portuaria”, ha avanzado el presidente del Port de Barcelona, Damià Calvet, en la presentación del proyecto Nexigen. A largo plazo, la electrificación de los muelles del Port de Barcelona será una pieza clave para alcanzar el objetivo de ser un puerto climáticamente neutro en el 2050.

“El Plan nace con un nombre propio: Nexigen”. Un nombre, ha explicado Damià Calvet, que tiene su origen en la suma de las palabras next, generation y oxígeno y que encuentra todo su significado en el hecho de que se trata de un Plan “para descarbonizar la actividad y mejorar la calidad del aire, contribuyendo al bienestar de las nuevas generaciones. Un Plan de futuro”.

La electrificación de los muelles es un proceso complejo y que requiere de tiempo para su desarrollo. Las previsiones del Port de Barcelona son “hacer las primeras conexiones eléctricas de barcos entre finales de 2023 y principios de 2024”, ha explicado la Energy Transition Manager del Port de Barcelona, Ana Arévalo.

La efectividad que el proyecto Nexigen tendrá para reducir las emisiones portuarias está garantizada y permite asegurar a los responsables del Port de Barcelona que se trata de una “acción climática para contribuir a un mejor planeta, con más bienestar para la gente y más respeto por el medio natural”, certifica Damià Calvet. “Tenemos perfectamente calculadas las emisiones de los barcos durante su estancia en puerto y, por tanto, con el Plan de Electrificación de Muelles haremos una acción directa para eliminarlas”, corrobora Ana Arévalo.

Las elevadas inversiones y la complejidad que comporta un proyecto como Nexigen hacen necesaria la colaboración de los puertos con otros actores a nivel internacional. Así el Port de Barcelona participa en dos proyectos importantes: el proyecto EALING, que reúne en puertos de 9 países de la Unión Europea, aporta financiación para estudios y análisis de las infraestructuras de conexión eléctrica de barco a muelle (OPS) hasta el proceso de la licitación; y el proyecto PIONEERS, formado por 46 socios, tiene como objetivo desarrollar soluciones concretas para reducir las emisiones de gases de efecto de invernadero a los puertos, preservando su competitividad.

“Con Nexigen nos preparamos para el futuro y permitirá al Port de Barcelona estar en la primera división de la descarbonización de la actividad portuaria, marítima y logística”, ha enfatizado Damià Calvet esta mañana para finalizar la presentación del proyecto Nexigen.

Dejar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.