Silversea Cruises a la vanguardia del lujo

0

Silver Moon, Silver Origin y Silver Dawn. Tres nuevos barcos en los próximos 20 meses. Por primera vez en muchos años en la construcción naval y en el sector de los cruceros estamos viendo una tendencia que parece imparable. Los pedidos de nuevos barcos medios y pequeños están comenzando a superar a los de las grandes naves.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews nº51 – Diciembre 2019

Silversea Cruises a la vanguardia del lujo

 

El tiempo está dando la razón a navieras como Silversea y otras compañías de cruceros de lujo que venían repitiendo que “muy grande” no es necesariamente mejor.

Silversea fue fundada por la familia Lefebvre en 1994, comenzando a operar con dos pequeños barcos “Yacht boutique style”: el Silver Cloud, y el Silver Wind, de unas 17400 toneladas y con capacidad para poco más de 200 pasajeros, atendidos casi por el mismo número de tripulantes. Había nacido la naviera europea de los sueños, para disfrutar del mejor producto crucerístico, a bordo de sus dos coquetas naves blancas. Su producto se caracterizaba por una indudable clase, lujo y servicios exclusivos, en una de las navieras que pronto se convertiría en una de las más prestigiosas del mundo; siempre con un inconfundible y selecto aire europeo, y toques internacionales. Convencida de que el pasajero quiere cada vez más huir del gigantismo, encamina su futuro vislumbrando un gran crecimiento y sobre un mundo lleno de retos. 

Su producto se caracterizaba por una indudable clase, lujo y servicios exclusivos.

La compra de las dos terceras partes de la compañía por el grupo americano Royal Caribbean a mediados de 2018, le otorga renovados bríos para seguir siendo una compañía de lujo de referencia en el futuro. Con una importante inyección de capital, se presenta el proyecto Invictus que marca las bases para la Silversea del futuro. El reto inmediato es presentar sus tres excitantes nuevos barcos en los próximos 20 meses. Silver Moon, Silver Dawn, y dentro del segmento de exploración, el Silver Origin, un concepto totalmente renovado para las aguas de las Galápagos. 

Silver Moon y Silver Dawn
Ambos serán gemelos del primer barco de la serie, el Silver Muse, que está ya en servicio. En una flota tan diversa, el Silver Muse, y luego el Moon y Dawn vienen a ser una especie de uniformización. En los años 2000, se produce un boom en el sector de lujo, con nuevos competidores. Hasta el momento, y salvo Crystal Cruises, nadie se había atrevido a hacer crecer a sus naves. Regent, Oceania, Viking, Seabourn proyectan y lanzan barcos más grandes. Se necesitan metros cuadrados adicionales, para adecuarse al cambiante mercado de lujo, que buscaba más opciones, sobre todo gastronómicas, y un producto no tan encorsetado. 

Y viene el Silver Muse, cuyo slogan era básicamente: Simply Divine; aunque se trataba de un Silver Spirit alargado. En pocos años, se había pasado de las 17400 toneladas, a las 40700 del Silver Muse. ¿Una apuesta demasiado arriesgada? No, sus clientes pronto se iban a enamorar del nuevo barco. 

Silversea Cruises a la vanguardia del lujo

Otra vez, Silversea había acertado. Tan atractivo resultaba el Silver Muse, que su éxito fue inmediato, y marcó el camino a seguir. Pronto la compañía iba a acuñar un nuevo término: “Elegancia sencilla”. El Silver Moon será el segundo de la “clase Muse”, y entrará en servicio en agosto de 2020; y el Silver Dawn, que será prácticamente igual que el Moon, y aunque se desconocen más datos concretos sobre posibles mejoras, entrará en servicio en septiembre de 2021. Básicamente los dos nuevos barcos, mantienen las tradicionales instalaciones del Silver Muse, como la Observation Lounge (llamado ahora Tor´s Observation Lounge); el Panorama Lounge, y el Venitian Theatre. Colores suaves, tonalidades beige y tierra, y ambientes que rozan el minimalismo elegante en la mayor parte de sus instalaciones, en una especie de consigna: “menos es más”. El nuevo rumbo decorativo, lo tenemos claro cuando entramos en el Bar Dolce Vita, que es una especie de continuación del lobby de entrada. No solo por sus tonos, y colores naturales y neutros, sino por su simplicidad devastadoramente escandinava. Nuevos aires, en un nuevo mundo. 

La compra de las dos terceras partes de la compañía por el grupo americano Royal Caribbean a mediados de 2018, le otorga renovados bríos para seguir siendo una compañía de lujo de referencia en el futuro.

Piscinas más grandes, más espacio para pasajeros y cambios destacados en sus restaurantes. El gran restaurante principal ha sido dividido en dos. Por un lado, el Atlantide, que hace su función de restaurante principal, además del oriental Indochine, con cocina de fusión entre culturas culinarias; indias, tailandesas, vietnamitas etc. Además, podemos encontrar, el japonés Keiseki, y el antiguo Le Champagne se llama ahora Le Dame. La mejor cocina francesa de autor. Más arriba, el Silver Notes, que funciona como íntimo lugar para cenas selectas con shows, y el Art´s Café, que ofrece snacks a cualquier hora; asimismo la nueva pizzería Spaccanapoli, y el famoso Grill en la piscina, con la experiencia única de cocinar unos ingredientes sublimes, en piedras calientes. Sigue manteniéndose La Terrazza, y su genial cocina italiana de calidad, y siendo buffet gourmet en desayunos y cenas, pareciendo ahora un lujoso gastrobar. Hay que mencionar que la compañía ensaya, de forma constante, más de 100 conceptos culinarios en todos sus cruceros. 

Silversea Cruises a la vanguardia del lujo

El Silver Moon mantendrá la distribución del Silver Muse, pero con cambios significativos. En primer lugar, el Bar Dolce Vita estará reconfigurado. El Atlantide ha sido aumentado, para alojar 230 comensales, y Le Dame contará con elementos de la marca de cristal de lujo francesa Lalique. Desde 1888 lleva decorando las mejores estancias y los barcos más lujosos del mundo. Se instalarán paneles de cristal hechos a mano. La piscina ha sido mejorada con escalones en forma de U. El Connoisseur´s Corner se reinventa. No solo seguirá ofreciendo los mejores licores y cigarros, sino que añade un Wintergarden: un área protegida al aire libre. 

Donde vemos cambios significativos, y que no están presentes en el Silver Muse, es el programa SALT (sea and land taste), se pretende convertir a la cocina, en algo todavía más sublime. El concepto se comenzará a ensayar en el Silver Moon, en agosto de 2020. De la mano del reputado Adam Sachs, editor de la famosa revista gastronómica Saveur, se pretende homenajear a la gastronomía, yendo más allá, e involucrándose en los orígenes de cada plato. Explorar la gastronomía del destino. 

Con el programa SALT se pretende homenajear a la gastronomía yendo más allá, e involucrándose en los orígenes de cada plato.

Hacer disfrutar al paladar, volver a ingredientes auténticos y locales, reverenciar la gastronomía de cada destino, haciendo una inmersión culinaria no solo en su producción, sino vinculándola a la cultura local. Conectar los sabores de cada destino con su historia, arte, etc. Se hará en varios niveles: con clases de cocina en el barco y en tierra con reputados chefs. Aventuras gastronómicas que incluyan mercados, catas, y sobre todo aprendiendo a comprender a un pueblo a través de su gastronomía. El Silver Moon incorpora tres nuevos espacios gastronómicos. La Salt Kitchen en donde se degustan deliciosos menús regionales, Salt Bar para degustar licores, vinos y cocteles de los países a visitar, y el Salt Lab en donde los pasajeros experimentaran con los ingredientes. Técnicas, catas, demostraciones. 

Silversea Cruises a la vanguardia del lujo

Si vamos a las acomodaciones, hay factores comunes como unas suites con mucho espacio, y mobiliario más cálido, neutro y envolvente. Domina el mármol en sus baños, y los aires diáfanos en sus espacios; haciéndolos especialmente sosegantes. Menos suites con ventanas, y más con balcón. La más pequeña de 31m2, y casi todas con promedios de unos 36m2. Podemos, entre otras cosas, encontrar: minibar con nuestras bebidas favoritas, lencería Pratesi, colchón Dorelan, amenities de Bulgari, albornoces de Etro, zapatillas, baños de mármol, amplios vestidores, wifi ilimitado, pantallas de 106 cm, Home Radio, cargadores USB, etc. 

En las grandes Royal, Silver, Grand y Owner Suites, añaden todo lo anterior, y además máquina de Café Illy premium, Bose Sound Touch 30 con conectividad BlueTooth, lavandería incluida, chocolate de lujo, canapés de media tarde, cenas en la mesa del capitán. En dimensiones pueden llegar hasta los 129m2. En todos los casos, unos elegantísimos mayordomos, que nos mimarán hasta la extenuación.

Crucero tradicional vs exploración
La compañía nos presenta dos tipos de cruceros: tradicionales, y de exploración. Dícese del crucero tradicional, aquel que busca todavía la mayoría de los clientes de Silversea, con los conceptos de lujo que siempre han caracterizado a la compañía, navegando por los destinos más demandados y tradicionales: Mediterráneo, grandes urbes de Asia, vueltas al mundo. De momento el grueso de los cruceros de la compañía, que tocan 900 destinos, en los sietes mares. 

Los cruceros de exploración visitan lugares tremendamente exóticos y entran en contacto con tribus de la mano de guías expertos.

Como siempre con el marchamo característico de gran lujo, y calidad. Para 2020 y 2021, se apostará por seguir personalizando el producto, ofreciendo experiencias irrepetibles especialmente diseñadas para emocionar. Barcos íntimos y acogedores, amplios, pero a la vez que hacen a uno sentirse como en casa. Servicio superior y cocina sublime. 

Silversea Cruises a la vanguardia del lujo

El propio Manfred Lefevbre d´Ovidio, fundador y CEO de la compañía define su concepto de lujo: “Viajar es descubrir, y lujo es la libertad de envolver el descubrimiento en un confort supremo”. Sabias palabras. O sea: naves clásicas, los mejores chefs, mayordomos, ratios envidiables, y olor a Bulgari en sus baños de mármol (por señalar algo), producían un producto de artesanía crucerística. Y sobre todo ofrecer experiencias únicas, en barcos únicos, con un producto lo más selecto posible.

Y luego vienen las exploraciones, tan en boga en la actualidad. Los pasajeros de Silversea son experimentados, y avezados exploradores, con ganas de descubrir mares infinitos, y poco explorados. Hartos de puertos saturados, los expertos cruceristas buscan experiencias únicas. Explorar, descubrir, aprender, en donde el destino es el protagonista. Unos destinos cuidados, en donde uno se sumerge en su idiosincrasia, con experiencias inmersivas. Son cruceros muy demandados, en donde se requiere naves muy preparadas para la exploración en aguas hostiles, puertos de navegación difíciles, y escalas con muchos handicaps. Por eso, en cada barco de exploración no prima tanto el glamour (que lo hay), sino su versatilidad, a la vez que poder ser “amigable” y “sostenible”, con el entorno. 

El nuevo Silver Origin estará destinado a las Islas Galápagos, un paraíso de delicada flora y fauna endemicas.

Conrad Comibrink, vicepresidente de desarrollo estratégico de expediciones y destinos define las expediciones, como experiencias únicas, en lugares que nadie ha pisado jamás, involucrándose con el entorno. O sea, grandes aventuras para hacer de los cruceros de exploración, algo único. Para interactuar con el destino, hay que tener expertas tripulaciones de guías acompañantes, que deben prepararse en escuelas especiales, en el ámbito de la compañía. Por ejemplo, no solo es importante que dominen una disciplina como geografía, historia, biología, ciencia, ecología etc., sino que deben ser individuos audaces, ambiciosos, multilingües, con mentes abiertas. En su formación, se les somete a experiencias inmersivas; por ejemplo, con tribus, para que sepan servir de puente entre pasajeros y los pobladores locales. Vivir al aire libre, con fauna salvaje para conocer los retos que se presentan. 

Silversea Cruises a la vanguardia del lujo

Igualmente, deben tener conocimientos de sostenibilidad ambiental, primeros auxilios, navegación en zodiacs, o deportes acuáticos, para poder mostrar con maestría el destino, y a su vez ser resolutivos con los problemas específicos, que se puedan presentar. La lista de destinos es infinita. Expediciones árticas, remontar ríos caudalosos de Sudamérica. Vivir con el pueblo zulú, o explorar las pequeñas islas de Polinesia o Melanesia. Incursionar en los agrestes paisajes del este ruso. Además, un destino por el que Silversea ha apostado, y se están convirtiendo en algo especialmente demandado como las Islas Galápagos. 

Un lugar virgen y maravilloso, en el pacífico ecuatoriano. Patrimonio de la Humanidad desde 1978, y Reserva de la Biosfera desde 1985, es un frágil entorno, en donde se permiten solo 200.000 turistas cada año. Dominan paisajes únicos, flora endémica, y especies como los tiburones martillo, ballenas, iguanas, o la famosa tortuga gigante de las Galápagos. La compañía apostó fuerte adquiriendo una compañía local hace pocos años, y operando actualmente el Silver Galápagos; sin embargo, prepara una maravillosa nueva nave, que sustituirá al barco actual. 

Dentro de estos planes de futuro más inmediatos, el Silver Origin tiene como función integrarse de forma amable en el delicado entorno del archipiélago, para no molestar a su fauna y flora autóctona. Además de ser ecológico en emisiones, incorpora novedades como purificadoras en los camarotes, para minimizar el uso de botellas de plástico, posicionamiento dinámico para respetar los sensibles fondos marinos, y ofrece una de las mayores eficiencias energéticas y tratamiento de los residuos del sector. Entrará en servicio verano de 2020, y será una mezcla de discreción y elegancia europea, con una fusión de elementos del archipiélago. 

Silversea Cruises a la vanguardia del lujo

Ofrecerá muchos espacios abiertos, elementos decorativos locales para mimetizarlo con las Galápagos, y así fortalecer el compromiso de Silversea con el entorno. Diseñado por HBA Miami, y GEM-Design for Cruise Ships, tendrá un espectacular Basecamp, como base de partida para la exploración, pero usado a su vez como sala multifunción. Dispondrá de grandes pantallas interactivas, proyectando multimedia sobre el desarrollo del crucero; un luminoso Observation Lounge, y un restaurante con chefs locales, para trasladar el destino, al paladar de cada pasajero. Por otro lado, será el único en la zona, con un ratio de casi 1:1 (tripulante pasajero), y también el único en ofrecer mayordomos en todas las suites. Tendrá 90 tripulantes para 100 pasajeros, seis cubiertas y 5800 toneladas. 

Cuando entre en servicio, ofrecerá rutas de ocho días, todo incluido tanto en Galápagos norte central, y Galápagos oeste. Se incluirán vuelos desde el continente, estancias pre y post cruceros, visitas a la ciudad de Quito, transferes, bebidas a bordo, y excursiones. 

Rutas de ensueño
Se ensayarán nuevas iniciativas como Dine Around Town; o sea, cenar en emblemáticos restaurantes en tierra, y Your Day, Your Way; alquiler de minibans con chofer privado. El Silver Moon ofrecerá programas mejorados de extensiones en destino. Particularmente destacable es el Machu Picchu explorer. El Silver Moon hará su viaje inaugural el 6 de agosto desde Trieste a Roma, y permanecerá en el Mediterráneo hasta el 30 de octubre, que hará el trasatlántico hasta Fort Lauderdale; luego operará en el Caribe, y cruzará el Canal de Panamá para circunnavegar Sudamérica desde enero de 2021. Una especie de vuelta a Sudamérica llamada Grand South America 2021, en donde se visitarán 37 destinos y más de 20 países. Tras volver al Mediterráneo navegará el 21 de noviembre desde Atenas hasta Dubái. 

Por su parte el Silver Dawn, entrará en servicio en septiembre de 2021, y de momento solo hay una programación hasta diciembre de 2021. Su crucero inaugural será el 22 de septiembre, desde Roma a Venecia. Hará algunas salidas en el Mediterráneo, para cruzar el Atlántico, el 19 de noviembre hasta Fort Lauderdale.

Silversea Cruises a la vanguardia del lujo

Dejar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.