SITE SPONSOR
Swan Hellenic

Vasco de Gama, nueva vida para un clásico de prestigio

Mystic Cruises adquirió el Vasco da Gama a finales del 2020 tras la quiebra de Cruise & Maritime Voyages. Se trata de un barco construido en 1993 por Fincantieri para Holland America Line, que lo operaría hasta el 2015.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews nº59 – Diciembre 2021

Ese año pasaría a manos de P&O Australia bajo el nombre de Pacific Eden, pero en marzo de 2019 Cruise & Maritime Voyages se hace con su propiedad y lo renombra Vasco da Gama. Tan solo año y medio después, la crisis del coronavirus se llevaba por delante a la naviera británica y Mystic Cruises compraba el barco en subasta.

Una vez en Portugal, la nave sufrió un intenso proceso de renovación en los astilleros Lisnave, donde le fueron instalados cinco sistemas de reducción catalítica selectiva para reducir las emisiones contaminantes por debajo del nivel Tier III, lo que le permitirá operar en áreas sensibles como los Fiordos Noruegos y el Báltico. De hecho, un observador noruego estuvo presente en las pruebas tras la instalación para certificar que se cumplían los parámetros adecuados.

Además, se le instaló un moderno sistema de tratamiento de aguas residuales para cumplir con la legislación actual, y la decoración interior fue renovada.

Se le instalaron sistemas de reducción catalítica selectiva para cumplir los limites de emisiones Tier III.

Poco después, comenzó a operar bajo la marca Nicko Cruises, con cruceros tanto en el norte de Europa como el Mediterráneo, Islas Canarias y Azores.

El barco conserva gran parte de su elegancia clásica original, especialmente en las cubiertas de pasajeros 6 y 7, pero también en los servicios al aire libre, como la piscina central o la hermosa Oasis Pool que se encuentra en la popa. El espíritu de Nicko Cruises es ofrecer un barco para “aventureros”, un crucero en estilo clásico a bordo, pero con itinerarios exclusivos e insólitos.

Vasco da Gama puede alojar hasta 1500 pasajeros en una gran variedad de alojamientos, desde cómodos camarotes interiores hasta la sofisticada Penthouse Suite, una auténtica “casa en el mar” con una mesa para 8 personas, un salón y un maravilloso dormitorio con todas las comodidades. Los camarotes con balcón tienen un amplio espacio exterior y están situados en las cubiertas más altas.

Vasco da Gama es un barco que nos recuerda el verdadero estilo de crucero en conexión con el mar.

En Vasco da Gama, la cubierta 11 está dedicada al Lido, cuenta con una piscina central y dos grandes jacuzzis. La zona también tiene una cubierta móvil que permite su uso incluso cuando hace frío o hay mal tiempo. En el Lido podrás encontrar el Alfresco Grill, abierto 12 horas al día, el Lido Bar, que sirve a toda la zona, y el Cappuccino’s, una cafetería que también prepara excelentes helados y pequeños pasteles.

Siguiendo hacia la proa se encuentra el Spa Jade, de acceso gratuito con cita previa, y el gimnasio. El primero cuenta con un salón de belleza, una serie de salas de masajes y tratamientos, una sauna aromática y una zona de relajación con tepidarium, baño turco y jacuzzi. 

Al salir a la Terrasse, con vistas a la popa del barco, encontrarás mesas y sofás donde podrás disfrutar de tus comidas, o simplemente sentarte a admirar el mar. En la cubierta 10 inferior, pero fácilmente accesible desde la Terrasse, se encuentra la Oasis Pool, el gran Lido de popa con suelo de teca, atendido por el pequeño bar Oasis.

Su interior ha sido completamente renovado.

En el interior, podrás encontrar en la cubierta 7 los principales servicios: la recepción, la oficina de excursiones, la Future Cruises y el Auditorium. En The Cellar, los vinos se sirven por copas mientras esperas la cena, con una especial atención a las etiquetas portuguesas. Hacia la proa se accede al primer nivel del Hollywood Theatre, pasando por la Photo Gallery interactiva, mientras que hacia la popa verás un par de salas de conferencias.

En la cubierta 8 también encontrarás diversos locales dedicados a los huéspedes. En la proa tenemos el nivel superior del teatro, que es muy amplio y elegante. Desde aquí, en dirección a la popa, a la derecha encontrarás una primera serie de tiendas, la Galleria Shopping, con ropa y moda, recuerdos y dulces. A la izquierda se encuentra el popular Ocean Café, abierto todo el día y decorado con objetos “tribales” como collares y amuletos y algunas plantas exóticas.

Itinerarios poco frecuentados y pequeños puertos de escala son otros de sus atractivos.

En el centro del barco, en la cubierta 8, se encuentra el Sports Lounge a la izquierda, con cómodas mesas elevadas y una hermosa vista del mar, el Captain’s Club, con música en vivo y excelentes cócteles, y una segunda serie de tiendas, también llamada Galleria Shopping, dedicada a la joyería, el tabaco y los licores. Una pequeña joya escondida es el Mix Bar, con buena música de piano por las noches y bonitos sillones junto a las ventanas por las tardes.

Los amantes del blues harán una parada obligatoria en el Blue Bar, un elegante ambiente dedicado a este género musical y en el que se puede escuchar a excelentes músicos todas las noches. Tampoco puede faltar, en el Blue Room, la exquisita carta de ginebras: especialidades de todo el mundo combinadas con las mejores aguas tónicas. En el lado opuesto, continuando en la cubierta 8, se encuentra la pequeña pero bien surtida Bibliothek y la maravillosa sala de lectura The Study, que también alberga un piano para actuaciones ocasionales.

La renovación de sistemas críticos le permitirá operar en áreas sensibles como los Fiordos Noruegos o el Mar Báltico.

Una zona dedicada a los más pequeños, Kinderland, ocupa el extremo de popa de la cubierta 12, con una agradable zona al aire libre para los cruceristas más jóvenes. En la proa de la cubierta 12 se encuentra Dome, el club nocturno dedicado a la segunda mitad de la noche: con música en vivo o un juke box, es el lugar ideal para trasnochar. Pero también es el lugar para leer un libro mientras se navega, con una vista de 270° del mar. La zona exterior sirve como zona de fumadores en un lado y alrededor de la piscina como camino para hacer footing.

También ha recibido un sistema de tratamientos de aguas residuales de última generación.

Las comidas en el barco de Nicko Cruises giran en torno a los tres restaurantes principales gratuitos: El Waterfront, situado en la popa de la cubierta 7 y abierto para todas las comidas, y dos restaurantes más pequeños abiertos solo durante la cena: el Waterfront Fusion con especialidades orientales y el Waterfront Mediterranean con platos inspirados principalmente en Francia, España, Italia y Grecia.

The Grill, en la cubierta 8, es un restaurante de especialidades con un menú dedicado no solo a la parrilla, sino a muchas otras especialidades de tierra y mar. El pequeño Chef’Table está abierto solo para eventos e iniciativas de degustación. En la cubierta Lido se encuentra el Club Bistro, un restaurante bufé abierto para todas las comidas. Los rincones dedicados a las ensaladas, la cocina wok y la heladería son muy simpáticos. La decoración aquí es muy colorida y moderna, creando una clara separación del estilo clásico de otros interiores.

Vasco da Gama es un barco que nos recuerda el verdadero estilo de crucero basado en el disfrute del mar y la tranquilidad de a bordo, sabiendo que viajamos en una pequeña joya con una larga historia. El entretenimiento está presente pero nunca es invasivo, y siempre proporciona una explicación detallada de los lugares visitados durante el itinerario. El estilo que aporta Nicko Cruises a bordo añade un toque de informalidad y modernidad y, sobre todo, conduce el barco por itinerarios poco frecuentados y pequeños puertos de escala que no se encuentran fácilmente en los programas de cruceros. 

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: