SITE SPONSOR
Swan Hellenic

Y el Epic volvió a Barcelona

Su silueta exterior no te deja indiferente, su concepción interior se pensó para que no dejara de sorprender. Su vuelta a operar desde Barcelona ha despertado mucho interés y es entendible.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews nº58 – Septiembre 2021

El Epic es un crucero con un gran atractivo, fue uno de los primeros barcos estilo Las Vegas que dispone de más de una docena de restaurantes, espectáculos de primera clase que van desde Broadway hasta The Beatles, un casino extenso y muy a la vista y en el exterior toboganes de agua, paredes de escalada y fiesta, mucha fiesta.

Por utilizar una expresión común, no te lo acabas. Los pasajeros del Epic están a bordo para divertirse a lo grande y lo hacen con creces, aunque el barco también ofrece un puñado de lugares tranquilos para aquellos que buscan unas vacaciones más relajadas. 

Además de familias, parejas y grupos de amigos que constituyen la mayor parte de los pasajeros del Norwegian Epic, también encontrarás un buen número de viajeros en solitario en el barco ya que no hay tarifas adicionales para sus cabinas/estudio individuales y posee un salón diseñado para facilitar conocer a otros pasajeros.  Para seste barco se pensó por primera vez en los gustos e intereses de aquellos que viajan solos.

Y en cuanto a la seguridad hay que reiterar que es casa y en un crucero, en los dos lugares donde sentirse más seguro en tiempos de coronavirus. Todos los pasajeros vacunados, test de antígenos antes de embarcar, excursiones burbuja y uso obligado de mascarillas incluso en cubiertas exteriores, NCL mantiene unas muy rigurosas medidas de prevención del coronavirus manteniendo además una limitación del 70% de capacidad. 

A destacar la calidad del servicio a bordo. De nuevo los tripulantes marcan la diferencia con su amabilidad y su manifiesta alegría por volver a bordo y recibir a sus huéspedes. 

The Haven es un área exclusiva para pasajeros de suites que incluye su propia piscina, restaurante, salón y gimnasio.

El Norwegian Epic es sin duda uno de los barcos más exitosos del mercado español. Opera cruceros en el Mediterráneo con embarque en Barcelona desde el 2013, y año tras año se ha ganado una reputación entre los agentes de viajes que lo convierten en uno de los barcos más vendidos. 

No es difícil oír a pasajeros hablar español a bordo, y que, aunque el idioma oficial sea el inglés, el director de crucero repita todas las informaciones en castellano, hay muchos tripulantes que lo chapurrean, y por supuesto, también hay menús en español en los restaurantes.

En cuanto a su distribución y equipamiento, lo primero que se observa desde el exterior es que, en lo alto de proa, tres cubiertas acristaladas rompen la tradicional silueta que se espera de un barco, pues se añadieron una vez su construcción ya había comenzado, para configurar el área privada de suites The Heaven. Sin duda una decisión acertada pues se trata de un concepto muy exitoso copiado después por otras navieras.

Este cambio supuso importantes fricciones con el astillero STX Europe (Chantiers de l’Atlantique), que provocaron la cancelación de los otros dos barcos gemelos previstos. Así, el 

El barco
Norwegian Epic es un barco único, que marcaría el camino a seguir en las siguientes series de barcos de la compañía, Breakaway y Breakaway-Plus.

Un concepto innovador que se probó en el Norwegian Epic fueron los camarotes Wave, con una de sus paredes de forma ondulada y los elementos del baño incorporados en la propia habitación. Es decir, en los camarotes Wave del Norwegian Epic no hay una puerta de acceso al baño, si no que a un lado de la puerta de entrada está la cabina de ducha y a otro el inodoro, ambos equipamientos con su correspondiente mampara de cristal mate, y a mayores, una cortina para ocultarlos y separarlos del resto del camarote. El lavabo está igualmente dentro de la habitación. Hay pasajeros a los que esta relajación de la privacidad les incomoda, así que este tipo de camarotes no se volverían a ver en los barcos posteriores.

Cubierta exterior
La cubierta 15 es la cubierta exterior principal y en ella tres imponentes toboganes acuáticos tienen el protagonismo. El Epic fue pionero en la instalación de varios toboganes acuáticos, especialmente el de tipo donut, pues hasta ese momento la mayoría de los cruceros solían tener como mucho un solo tobogán. Otra tendencia que luego seguirían otras navieras.

Las suites de The Haven cuentan con unas vistas privilegiadas.

En esta cubierta exterior, el buffet Garden Café se encuentra en proa, en el área central las piscinas y los toboganes, y tras las chimeneas, un muro de escalada, dos accesos a los ascensores, y finalmente en popa la zona para adultos Spice H20. Se trata de un área con gradas en semicírculo y una pantalla gigante central, con una piscina a sus pies que por la noche se cierra para convertirse en escenario, y donde tienen lugar las mejores fiestas al aire libre del barco.

En uno de los mencionados accesos a los ascensores de popa también se accede a la sala Entourage Teen Club, exclusiva para los adolescentes y encima de todo ello encontramos la siempre presente pista deportiva.

La cubierta 14, aunque está dedicada en buena parte a camarotes también acoge varias instalaciones importantes, en proa está el restaurante italiano La Cucina, con excelentes vistas sobre proa, al que se accede mediante unas escaleras desde el buffet. Junto a los ascensores de proa tenemos la Splash Academy, que es el club infantil, mientras desde los ascensores de popa accedemos tanto al spa como al gimnasio.

The Haven
Encima del área del buffet hay otras tres cubiertas para The Haven, una zona a la que solo pueden acceder los pasajeros de las suites. En la primera cubierta encontramos varias instalaciones exclusivas para estos pasajeros, como son el restaurante, el grill, un salón y la conserjería, además de una zona de piscina central a cielo abierto alrededor de la cual se articulan muchas de las suites. La siguiente cubierta solo acoge más suites y un pequeño gimnasio, y la tercera es exterior, con áreas para tomar el sol tanto públicas como exclusivas para pasajeros de The Haven.

Freestyle cruising
Antes de describir las cubiertas inferiores conviene explicar el concepto Freestyle Cruising de Norwegian Cruise Line. Se trata de ofrecer muchas opciones a los pasajeros, tanto gastronómicas como de ocio, para que ellos elijan, y además, contando con libertad horaria y de vestimenta. Esto supone que en el precio del crucero el pasajero cuenta con la posibilidad de desayunar, comer y cenar en el buffet y en varios restaurantes principales, pero que además se le ofrecen muchos otros restaurantes de pago especializados en diversos tipos de cocina. No hay un horario fijado de antemano para ir a cenar, si no que el pasajero acude a la hora que le parece dentro del horario de funcionamiento del restaurante, acompañado si quiere de amigos o resto de personas del grupo, y pide mesa. Igualmente, para los restaurantes de especialidades se puede hacer una reserva previa o acudir directamente para comprobar si hay mesas disponibles. En cuanto a los espectáculos, se ofrecen varios incluidos en el precio en el teatro, y, además, un espectáculo de pago en otro salón.

Cubiertas inferiores
Las cubiertas 5, 6 y 7 contienen el resto de las instalaciones públicas. Comenzando por la cubierta 5, el teatro se sitúa, como es habitual, en proa, aunque su acceso principal es por la cubierta 6. Se trata de un teatro de tamaño contenido, por lo que es necesario reservar plaza en alguno de los muchos pases de espectáculos que hay programados. Destacan especialmente el musical sobre el universo drag queen “Priscilla, reina del desierto”, y el show de baile “Burn the floor”.

El Norwegian Epic cuenta con camarotes individuales para pasajeros singles.

En el centro de esta cubierta se ubica el Atrium, un área de doble altura presidida por una enorme pantalla de alta definición que también cuenta con un Starbucks y los mostradores tanto de atención al cliente como de excursiones. Desde aquí hacia popa encontramos el restaurante Taste, uno de los restaurantes principales del barco incluidos en el precio, y hacia proa, por un lado, el coqueto y elegante restaurante francés Bistro, y por otro la galería de fotos, la librería y la sala de cartas además de salas para reuniones. 

En la cubierta 6 tenemos el acceso principal al teatro en proa, precedido del mostrador para hacer reservas de espectáculos, y junto a este, Spiegel Tent, una sala circular de doble altura donde tiene lugar un espectáculo de estilo circense de pago: Zambooka. Antes de comenzar este espectáculo se sirve la cena en el propio Spiegel Tent.

Enfrente tenemos otra de las opciones gratuitas de ocio nocturnas, en el salón Headliners Comedy Club suele haber “duelo de pianos” repasando grandes éxitos del pop, y también monólogos y otras actuaciones. 

A continuación, rodeando el atrio principal, el O’Sheehans Bar & Grill, de estética pub, ofrece por una parte un restaurante de comida rápida incluido que funciona 24h, junto a la bolera de dos pistas, y por otra, una gran zona de mesas altas donde tomarse una cerveza o un buen combinado a cualquier hora del día. También hay juegos como dos mesas de billar y máquinas recreativas.

Siguiendo hacia popa hay una amplia zona de casino antes de llegar al restaurante asiático Shanghai’s, también incluido en el precio, pero de tamaño reducido, por lo que conviene reservar. Enfrente la sala The Cavern Club acoge de forma más íntima actuaciones en directo, pero también, haciendo honor a su nombre, sesiones dedicadas a The Beatles, realmente de mucha calidad.

El concepto Freestyle Cruising de NCL da libertad de elección de restaurante, entretenimiento, compañía y vestimenta.

Finalmente, a popa de la cubierta seis, está The Manhattan Room, el restaurante principal más grande del barco, con un escenario y pista de baile en el centro ideados para complementar las cenas con música en vivo, e incluso baile.

En la cubierta siete disponemos de la discoteca Bliss Ultra Lounge en proa, utilizada también para sesiones de karaoke, y una gran zona comercial de tiendas hasta llegar a la mitad trasera, donde destacan las múltiples ofertas gastronómicas de pago disponibles.

Aquí encontramos un segundo atrio de tres alturas con una espectacular lampara de cristal y a su alrededor, el restaurante show oriental Teppanyaki, otro éxito en el mundo de los cruceros introducido por NCL, así como una barra de sushi y otra de sakes. Al otro lado, el Shaker’s Martini Bar siempre está animado con música en vivo e incluso gente bailando, mientras que, si caminamos hacia popa, en el elegante Maltings Beer & Whiskey Bar encontraremos un ambiente más tranquilo.

Finalmente, en popa, otros dos restaurantes de pago muy selectos: Cagney’s Steakhouse para degustar platos de carne del máximo nivel, y Moderno Churrascaria, de estilo rodizio brasileño, donde además de un buffet de entrantes, los camareros se acercan a la mesa con diversas carnes trinchadas para cortar ante nuestros ojos la porción que queramos.

“Studios” para pasajeros individuales
Otra innovación del Norwegian Epic, y son unas cuantas, es el área de camarotes interiores de estilo estudio, para pasajeros que viajan solos, ofreciéndoles además un salón para socializar si lo desean. Se reparte entre las cubiertas once y doce. 

Itinerario
Es una ruta clásica por el Mediterráneo donde hay que destacar la larga estancia en puerto en Civitavecchia y Livorno para facilitar excursiones más largas a Roma y Florencia. En el momento de publicar este artículo las autoridades italianas requieren que todos los pasajeros de cruceros bajen del barco en excursiones organizadas por la naviera.

Medidas COVID19
Actualmente el protocolo “Sail Safe” de NCL establece que solo pueden embarcar pasajeros completamente vacunados y que superen un test COVID19 de antígenos gratuito en la terminal. Además, el barco opera a una capacidad reducida para facilitar la distancia social y en cumplimiento de los requisitos que varios países europeos han impuesto para reanudar la navegación. El buffet funciona con normalidad, pero son los camareros quienes nos sirven la comida que indiquemos y el uso de la mascarilla es obligatorio cuando tanto en interiores como en exteriores salvo que estemos consumiendo algo, y obviamente, cuando estemos en la tumbona o incluso en la piscina o toboganes. 

Septiembre y octubre de EPIC
Parece mentira pero no conocía el Norwegian Epic. No fui la afortunada de mi empresa en ir a su inauguración y por diversos motivos no pude nunca ir a visitarlo. Ver por primera vez un barco con más de 10 años de éxito en el mercado y que siempre dio mucho que hablar, es simplemente diferente. De la misma forma que su silueta exterior no te deja indiferente, su concepción interior se pensó para que no dejara de sorprender.
Su vuelta a operar desde Barcelona ha despertado mucho interés y entiendo por qué.

El Norwegian Epic es un barco único, que marcaría el camino a seguir en las siguientes series de barcos de la compañía.

El Epic es un crucero con un gran atractivo. El barco fue uno de los primeros barcos estilo Las Vegas. Más de una docena de restaurantes, espectáculos de primera clase que van desde Broadway hasta The Beatles, un casino extenso y muy a la vista y en el exterior toboganes de agua, paredes de escalada y fiesta, mucha fiesta.

Por utilizar una expresión común, no te lo acabas. Los pasajeros del Epic están a bordo para divertirse a lo grande y lo hacen con creces, aunque el barco también ofrece un puñado de lugares tranquilos para aquellos que buscan unas vacaciones más relajadas.

Además de familias, parejas y grupos de amigos que constituyen la mayor parte de los pasajeros del Norwegian Epic, también encontrarás un buen número de viajeros en solitario en el barco ya que no hay tarifas adicionales para sus cabinas/estudio individuales y posee un salón diseñado para facilitar el conocer a otros pasajeros. Para seste barco se pensó por primera vez en los gustos e intereses de aquellos que viajan solos.

Lo llevo comentando este año continuamente pero es en mi casa y en un crucero, en los dos lugares donde me siento más segura en tiempos de coronavirus. Todos los pasajeros vacunados, test de antígenos antes de embarcar, excursiones burbuja y uso obligado de mascarillas incluso en cubiertas exteriores, NCL mantiene unas muy rigurosas medidas de prevención del coronavirus manteniendo además una limitación del 70% de capacidad.

Los camarotes Wave, de forma ondulada y baño incorporado en la habitación, son únicos de este barco.

Debo destacar que me ha impresionado la calidad del servicio a bordo. De nuevo los tripulantes marcan la diferencia con su amabilidad y su manifiesta alegría por volver a bordo y recibir a sus huéspedes.

Y yo me quedo con ganas de haber navegado unos días más y con el perfecto bloody Mery, el espectáculo Burn de floor y el steak tartare y la langosta Thermidor en Le Bistro.

Solo unos pocos días y he entendido el por qué del éxito año tras año de este barco. Si disponen de días en septiembre y octubre el Norwegian Epic navegará desde Barcelona en itinerarios de 7 días por el Mediterráneo Occidental hasta el 24 de octubre de 2021.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: