SITE SPONSOR
EXCELLENCE 2021

Amplia renovación de ejecutivos en las navieras de cruceros

Se ha producido una dura reorganización en los puestos directivos de las navieras de buques de cruceros para adaptarse a la nueva realidad post Covid-19.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews nº58 – Septiembre 2021

En las navieras de crucero, los cuadros directivos suelen (o mejor dicho, solían) ser muy longevos, como es el caso de Richard Fain, que lleva más de tres décadas al timón de Royal Caribbean. Sin embargo, la industria nunca se había enfrentado a una pandemia como la de Covid-19.

Con las flotas de buques de cruceros paradas durante un largo periodo de tiempo, las navieras de cruceros tuvieron tiempo para reflexionar y acometer una reestructuración de ejecutivos sin parangón en su historia. Entre los afectados destacan varios líderes de la marca, alguno de ellos verdaderas leyendas en la industria del crucero: el presidente de Seabourn, Richard Meadows, y el presidente de Holland America Line, Orlando Ashford, que recibieron el finiquito a finales de mayo de 2020, el CEO de Azamara Cruises, Larry Pimentel, que pidió la cuenta en abril del año pasado. O Neil Palomba, que sufrió un traslado dentro del grupo Carnival. Otros ejecutivos veteranos, aunque de menos nivel que también han abandonado sus puestos son Terry Thornton, tras más de treinta años en Carnival Cruise Line; Rai Caluori, después de tres décadas en operaciones en Princess Cruises; Camille Olivere, quien renunció a su puesto ejecutivo de ventas y marketing en Norwegian Cruise Line en junio de 2020; Gordon Ho, quien dejó Princess en mayo de 2020; o el director del programa terrestre de Crystal Cruises durante 17 años, John Stoll.

En realidad, esta renovación había comenzado antes de la pandemia, cuando Andy Stuart dejó el cargo de director ejecutivo de Norwegian Cruise Line en diciembre de 2019 y John Delaney se retiró como presidente de Windstar en febrero de 2020.

La mayor parte de estas salidas se han cubierto con promoción interna. En NCL, Harry Sommer fue elegido para reemplazar a Stuart, y durante la pandemia, los más notables han sido los presidentes de Holland America, Gus Antorcha, y Seabourn, Josh Leibowitz, ambos provenientes de Carnival Corp. También otro nexo en común a todos los relevos es su experiencia en consultoría. Y aunque esa experiencia en análisis y resolución de problemas trae consigo importantes habilidades, el consejero delegado de Carnival Corp., Arnold Donald, dijo que no eran requisitos previos imprescindibles. “Carnival tiene una organización y una operación complejas, y se trabaja siempre dentro de un equipo”, dijo Donald. “Entonces lo que necesitas es diversidad en el equipo. Diversidad de pensamiento, de habilidades, de perspectiva. Definitivamente necesitas esas capacidades analíticas en un equipo, pero no es un requisito fundamental. Esa capacidad de análisis tiene que estar presente en el equipo, y el consejero delegado tiene que apreciarlo y valorarlo”. Esta opción de promoción interna se ajusta a lo que históricamente han hecho las navieras de cruceros. Pero los nuevos líderes se enfrentan a desafíos ingentes, como activar de nuevo el mercado de cruceros, volver a convertir en atractivo su producto. Todos los analistas coinciden en valorar muy positivamente los nuevos talentos de las grandes navieras como Carnival, Norwegian y Royal. Esta nueva generación de talentos está entrando en un momento en que el desafío para la industria del crucero es el más duro que jamás haya existido. Una cosa es hacer crecer un negocio cuando toda la industria está floreciendo y otra hacer crecer un negocio cuando está implosionando. Son puestos difíciles, pero también posiciones emocionantes en una industria golpeada por la pandemia. En particular, los puestos relacionados con marketing y ventas tienen por delante una labor ciclópea, y curiosamente son los que más rotaciones están sufriendo en estos últimos meses.

Lo que Donald dijo fue que los perfiles que estaba buscando con estos cambios no eran tan diferentes de los dos líderes fuertes que dirigían esas marcas antes. Y que las cualidades fundamentales en Carnival Corp eran la integridad y el compromiso. Donald dijo que esperaba que los nuevos líderes “trabajen de forma aún más eficaz con los agentes de viajes y sean verdaderos dueños de las marcas que lideran. Nuestras marcas están muy diferenciadas. Sirven a diferentes segmentos del mercado. Tener personas que comprendan eso y puedan percibir con empatía como atraer a los clientes objetivos a los que se dirige esta marca implica un conjunto de habilidades que son las que estamos buscando”.

Neil Palomba, presidente y consejero delegado de Costa, continuó su meteórica carrera al ser nombrado COO de Carnival Cruise Lines en julio de 2020.

Es evidente que los relevos en Costa, Holland America y Seabourn no son dramáticos. Los promocionados son directivos con un experiencia y entrenamiento sólido en las operaciones de Carnival Corp, no gurús de marketing externos. Y es que cualquier directivo de una naviera de cruceros, en este momento histórico, debe tener claro su rol: No se trata de crecimiento, promociones y asociaciones. Se trata de poner manos a la obra y dirigir el negocio y las operaciones. Es un momento en el que la eficiencia y las finanzas importan más que nunca. La innovación hoy está pasando a un segundo plano, y las personas capaces de adaptar el tamaño del negocio a la demanda actual, de reducir una flota “sin ruido”, y de mejorar la eficiencia y sobrevivir son ahora los lideres del momento. Por eso el perfil más asociado a operaciones, el COO, “Chief Operating Officer”, es el más relacionado con las promociones a presidente o consejero delegado/CEO. El rol de los directivos de cruceros en los próximos cinco años será la de reconstruir el negocio, y luego volveremos a hablar de innovación. Ahora el ciclo es de supervivencia.

Norwegian Cruise Line
Norwegian Cruise Line comenzó los cambios en su cúpula directiva con la salida de Camille Olivere en mayo de 2020. Curiosamente era la segunda vez que Olivere pedía la cuenta en NCL. Su jefa de aquella, la directora Katina Athanasiou, indicó que Olivere fue “decisiva en la concepción y desarrollo de nuestra filosofía “Partners First”, y en el fortalecimiento de nuestra relación con los canales de venta”. Olivere trabajo en Norwegian Cruise Line desde 2009 a 2014, año en el que salió de la compañía cuando era vicepresidente senior de ventas. Tras trabajar en Club Med y World Travel Holdings volvió a Norwegian en noviembre de 2016. 

Katrina Athanasiou: “Siempre estaré agradecido con las personas extraordinarias con las que he trabajado y las oportunidades que tuve la suerte de experimentar en los últimos diez años. Estoy agradecido con Frank Del Rio y Andy Stuart y Harry Sommer, por confiar en mí y permitirme ayudar a construir esta marca especial junto a ellos”.

Olivere dijo que si bien cree que la renovación directiva es saludable y da como resultado la innovación, puede ser difícil de gestionar ante mayoristas, agentes, partners, etc. Muchas veces es una relación larga y de confianza mutua, que puede ser complicada de volver a construir. En un alarde de pragmatismo indicó que “ahora hay caras nuevas, y probablemente vendrán más caras nuevas, y será muy importante que mayoristas y agentes no pierdan la conexión, para que los armadores aprecien su valor”. Olivere comprendía perfectamente a lo que se enfrentan los ejecutivos. Entró en la industria de los cruceros en 2009 a raíz de la crisis financiera, cuando Norwegian, entonces en plena crisis, quería que alguien ajeno a la industria reconsiderara la relación con sus canales de venta. “Nos reorganizamos”, dijo, y agregó que uno de sus logros de los que se siente más orgullosa fue la creación de un equipo de ventas dedicado exclusivamente a grupos. “El modelo fue realmente efectivo, y no se había hecho antes. Eran cosas nuevas e innovadoras desde una perspectiva de ventas, y eso es lo que debe suceder ahora”. Dado el tiempo que algunos ejecutivos de cruceros han estado en sus empresas, “en algún momento es saludable tener sangre nueva y tener ojos frescos”.

Y poco después, a comienzos de julio, la jefa de Olivere, Katina Athanasiou fue despedida como directora de ventas de Norwegian Cruise Line y Todd Hamilton fue promovido a vicepresidente de ventas. El motivo: Athanasiou se negó a vacunarse, y cualquier empleado de NCL que trabajara de aquella de cara al cliente o al público en Estados Unidos, estaba obligado a hacerlo. Se marcho poniendo en valor la política sobre vacunas de NCL, y en una nota de prensa, el presidente y CEO de NCL Harry Sommer expresó “su respeto increíble por el gran trabajo que ha hecho y el gran equipo que formó durante su permanencia en nuestra empresa”. También comentó que Athanasiou permanecerá ligada como consultora a NCL hasta noviembre. Athanasiou se convirtió en directora de ventas, un puesto de nueva creación, en agosto de 2019 nombrada por el entonces presidente y CEO de NCL, Andy Stuart. Había sido vicepresidenta ejecutiva de charters, reuniones, incentivos y eventos, y supervisó los esfuerzos de ventas para charters de barcos completos, y grupos corporativos y de incentivos en todas las marcas de NCL Holdings. Anteriormente, dirigió al equipo de ventas de Oceania Cruises y Regent Seven Seas.

 “Katina es una fuerza absoluta de la naturaleza y tuvo un impacto significativo en nuestro nivel de compromiso y apoyo a NCL durante este último par de años locos. Hizo un trabajo fenomenal al construir relaciones con los canales de venta en poco tiempo, mientras manejaba el negocio durante las circunstancias más difíciles”, dijo Alex Sharpe, presidente y director ejecutivo de Signature Travel Network.

Su sucesor, Todd Hamilton, vicepresidente de ventas internacionales, ascendió a vicepresidente de ventas global, tomando las riendas de Athanasiou y continuará reportando directamente a Sommer, con quien ha colaborado estrechamente durante los últimos cinco años. Hamilton ha ocupado diversos puestos durante 14 años en Norwegian Cruise Line, incluido el de vicepresidente de planificación comercial y empresarial para Norwegian Cruise Line Holdings y las marcas NCL, Oceania Cruises y Regent Seven Seas Cruises. En ese trabajo, supervisó la ejecución de la estrategia de ingresos y ventas, impulsando el crecimiento de los mercados internacionales para todas las marcas.

Oceania y Regent Seven Seas Cruises
En julio de 2021, dos veteranos ejecutivos de ventas abandonaron sus puestos directivos en dos compañías del grupo NCL Holdings. Randall Soy, vicepresidente ejecutivo de marketing y ventas de Regent, abandonó esa compañía tras más de 30 años en la misma. Fue parte del equipo que había lanzado Regent Seven Seas Cruises en 1992. Casi simultáneamente, James Rodríguez, que ostentaba el mismo cargo, dimitió tras 19 años de carrera.

Camille Olivere: “Ha sido un gran honor formar parte del equipo original que sacó a NCL de la quiebra y volver en una segunda etapa de crecimiento sin precedentes”.

“No puedo exagerar la contribución que Randall ha hecho no solo a Regent Seven Seas Cruises, sino a la industria de cruceros en general”, comentó Jason Montague, consejero delegado de Regent. “Ha sido fundamental en la construcción de la marca, ha creado un equipo excepcional y ha proporcionado resultados de primera clase. La familia Regent extrañará enormemente a Randall. Le estaremos siempre agradecidos por sus 30 increíbles años de servicio y dedicación”. A partir del 1 de agosto, Randall Soy fue sustituido como responsable de ventas en Norteamérica por Shawn Tubman, que fue ascendido a vicepresidente de ventas.

En lo referente a James Rodríguez, el presidente de Oceania Bob Binder declaró que “como muchos de nosotros, James pasó gran parte de los últimos 16 meses evaluando y reevaluando sus prioridades, su calidad de vida, y después de pensarlo y reflexionar mucho, ha decidido seguir a su corazón y regresar junto a su familia al lugar donde siempre había deseado: Colorado. Personal y profesionalmente, esto me hace muy feliz por James y su familia.”. Rodríguez formó parte del equipo directivo fundador de Oceanía en 2002, donde llegó procedente de Crystal Cruises. Binder dijo que Oceanía “no sería la empresa tremendamente exitosa que es hoy sin sus contribuciones. James siempre ha sido un campeón para nuestros socios agentes de viajes, y su pasión por la industria es insuperable. Si bien James pasó la mayor parte de su tiempo concentrado en desarrollar nuestro negocio conjuntamente con nuestros socios, también ha estado involucrado en prácticamente todas las facetas de la marca, incluidos los servicios para el pasaje, el desarrollo de productos a bordo, el diseño de nuevos barcos, el comercio electrónico y la tecnología”, dijo Binder. Fue sustituida por Nikki Upshaw, una ejecutiva con diez años de experiencia en Oceania, que fue nombrada vicepresidente de ventas y dirigirá la organización de ventas de Oceanía junto con Tricia Wolf, Scott Kluesner y Nathan Hickman. Upshaw tiene una amplia experiencia en navieras como Cunard y Seabourn entre 1994 y 2000, y en Residensea, donde estuvo trabajando diez años hasta 2011 promocionando el The World.

Con las salidas de Soy y Rodríguez, y la anterior dimisión de Katina Athanasiou, las tres marcas de NCL Holdings han cambiado de responsable de ventas en estos últimos meses.

Carnival 
La mayor naviera de cruceros del mundo, Carnival Corp, relevó a su secretario general, y responsable del área legal, Arnaldo “Arnie” Pérez en marzo de 2021, y fue relevado por el secretario general adjunto Enrique “Rick” Miguez, en un momento en el que la compañía buscaba vías legales para reanudar su actividad de cruceros después del cierre debido a Covid-19. De la importancia del cambio da fe que fue el propio CEO de Carnival Corp, Arnold Donald, quien comunicó el mismo tanto interna como externamente. 

Las tres marcas de cruceros del grupo NCL Holdings (Norwegian Cruise Line, Oceania y Regent Seven Seas) han cambiado de director comercial durante la pandemia.

Pérez permanece en la compañía como vicepresidente senior y secretario corporativo, proporcionando una transición sin problemas en un momento complejo para la corporación. Carnival se ha visto muy afectado por la pandemia y se enfrentaba de aquella a varios litigios de pasajeros expuestos a bordo de sus buques al Covid-19. Además, Carnival, junto al resto de operadores, ha presionado a los reguladores federales (sobre todo la CDC) para que levanten la orden de no navegar debido a la pandemia. Pérez, que ha sido el consejero general de Carnival desde 1995, no respondió a una solicitud de comentarios sobre su decisión de renunciar a la secretaría general de la empresa. Los datos de Bloomberg de aquella informaban que Pérez era dueño de más 4,6 millones de dólares en acciones de Carnival; y que había vendido 356.000 dólares en acciones de Carnival hasta marzo de 2021, según documentos de valores. Pérez recibió casi 2.1 millones de bonus de Carnival en 2019. Ganó 450.000 dólares de salario, casi 338.000 en bonus del plan de incentivos no patrimonial, así como más de un millón de dólares de premio en acciones. Pérez fue socio del bufete de abogados Weil, Lucio, Mandler, Croland & Steele, con sede en Miami, antes de unirse a Carnival como secretario general adjunto en 1992. Carnival lo ascendió a asesor general interino en 1995. 

Miguez, el nuevo jefe legal de Carnival, ha trabajado para la naviera desde 1997. Fue contratado como asesor legal adjunto ese año y ascendido a secretario general adjunto en 2003. Miguez trabajó anteriormente en White & Case y en McDermott Will & Emery, donde se especializó en corporaciones y multinacionales marítimas. Su primer y principal rol fue todo el aspecto contractual y legal de las emisiones de acciones, bonos, deuda, prestamos, etc. que tuvo que suscribir Carnival para poder seguir financiándose desde que Covid-19 sacudió a la industria de los cruceros.

Otro de los desafíos del departamento legal fue el laboral. En mayo de 2020, Carnival anunció que despediría a cientos de trabajadores, liberaría a otros y reduciría el salario de ciertos ejecutivos debido a los desafíos económicos relacionados con Covid-19. Kelly Wilson Clark, ex subdirectora de ética y cumplimiento legal de Carnival, dejó la empresa ese mismo mes. José Fernández, exabogado interno y vicepresidente de estrategia y desarrollo comercial de Carnival, salió en junio de 2020 para ocupar el cargo de vicepresidente de estrategia, desarrollo y operaciones portuarias en Disney Cruise Line. Josh Weinstein, otro exabogado interno en Carnival, fue designado en junio para ser el director de operaciones de la compañía. Anteriormente había sido tesorero de Carnival. Carnival también contrató en 2019 a Peter Anderson, exdirector del grupo de cumplimiento legal en Beveridge & Diamond, como director de ética y cumplimiento legal, un puesto de nueva creación. La incorporación de Anderson, fue ordenada por la sentencia en un juzgado federal que condenó a Carnival Corp por contaminación, y que exigía además que Carnival pagara una multa de 20 millones de dólares.

Holland America Line
En mayo de 2020 fue cesado el presidente de Holland America Line, Orlando Ashford, tras alrededor de cinco años y medio liderando la compañía. Durante este tiempo, Ashford dirigió una estrategia encaminada a rejuvenecer la imagen de la marca a través de enfatizar el entretenimiento a bordo, la música en vivo (con el concepto “Music Walk”) y las experiencias culinarias, manteniendo sus sellos de identidad tradicionales como sus itinerarios. La experiencia a bordo de los tres buques de la clase Koningsdam llevarán su sello. Fue precisamente este énfasis en los itinerarios, aprovechando la suspensión de los cruceros tras la declaración de la pandemia del Covid-19, lo que provocó un replanteamiento de la cúpula directiva de esta naviera centenaria. Holland America Line tenía antes de la pandemia una flota de catorce buques que transportan a más de 900.000 pasajeros al año a los siete continentes. Había que reducir la flota drásticamente y la cúpula de Carnival Corp pensó que Ashford no era la persona adecuada. Al final de la pandemia, HAL había vendido cuatro buques a otros armadores, y había recibido sólo el nuevo Rotterdam. El jefe de Orlando Ashford, Stein Kruse, director ejecutivo del grupo Holland America Group y Carnival UK declaró que “Orlando ha hecho una contribución sustancial a Holland America Line durante su mandato, aportando una energía renovada a la línea de cruceros premium que fue reconocida con muchos premios y reconocimientos. Su experiencia única como innovador y líder global en recursos humanos fue muy respetada en nuestra organización y su dinamismo será muy añorado”. Gus Antorcha ha declarado que mantendrá las innovaciones introducidas por el equipo de Ashford, y al mismo tiempo tratará de mejorar la inmersión en destino, con un fuerte enfoque por parte de su equipo “en la conexión, cultural o de otro tipo, con los puertos que visitamos y cómo llevamos esa experiencia a bordo”.

Rick Meadows, presidente de Seabourn Cruise Line, se jubiló en 2020 tras 35 años trabajando en Carnival Corporation.

Antes de unirse a Holland America Line, Ashford fue presidente del segmento de negocios de talento de Mercer, una consultora líder mundial en gestión de talento, salud, jubilación e inversiones. “Hoy, una pandemia global ha impactado a nuestra industria de forma que no tiene precedentes”, agregó Ashford. “Sin embargo, creo que es parte de la naturaleza humana viajar y explorar nuevos lugares y culturas y conocer gente nueva. “No tengo ninguna duda de que Holland America Line volverá a prosperar pronto y sus pasajeros estarán listos cuando se reanuden las operaciones de crucero. Espero ser uno de los primeros en volver a navegar”.

Su sustituto como presidente de Holland America Line fue Gus Antorcha, que entró en Carnival Corp en 2010 proveniente de Boston Consulting Group, una consultora especializada en gestión y estrategia global, donde era socio y director general en el segmento de empresas de ocio y turismo. Antes del ascenso, Antorcha era COO de Carnival Cruise Line. También ocupó anteriormente cargos como vicepresidente ejecutivo de servicios al pasajero, responsable de operaciones a bordo; y vicepresidente senior “guest commerce”.

Seabourn
Coincidiendo con el cese de Orlando Ashford se hizo público el 12 de mayo de 2020 la jubilación de Rick Meadows como presidente de Seabourn a finales de ese mismo mes. Richard Meadows llevaba más de 35 años en Carnival Corporation.

Meadows era presidente de Seabourn y tenía responsabilidad ejecutiva completa, liderando toda la gestión comercial de esa marca de lujo desde 2011, cuando la empresa trasladó su sede a Seattle desde Miami. En la nota de prensa que anunció su salida, Meadows declaró que “He tenido oportunidades increíbles durante mi carrera, liderando con pasión varias marcas globales de cruceros y trabajando con un equipo, con asesores de viajes y todo tipo de partners que derrochaban talento. Ha sido un verdadero honor ayudar a crear a nuestros pasajeros esos recuerdos, esos momentos especiales, que duran toda la vida, a través del poder de los cruceros, que unen a las personas y las culturas”.

Stein Kruse, director ejecutivo del grupo Holland America Group y Carnival UK, que era el jefe de Meadows, agregó que “las contribuciones de Rick a la industria de cruceros y su liderazgo en conseguir elevar Seabourn a la mejor experiencia de crucero de ultra lujo, sin excepción, son legendarias. Siempre será parte de nuestra historia de Carnival Corporation y nos ha hecho a todos mejores a través de su profesionalismo, sinceridad y liderazgo”. Meadows fue el responsable del proyecto de la pareja Seabourn Encore/Seabourn Ovation, y de la entrada de esa marca en el segmento de cruceros de expedición con los cruceros a la Antártida del Seabourn Quest y, sobre todo, con el encargo del Seabourn Venture y su gemelo.

Gus Antorcha y Leibowitz, nuevos presidentes de HAL y de Seabourn respectivamente, provienen del mundo de la consultoría: Antorcha de Boston Consulting Group y Leibowitz de McKinsey & Co.

Entre 2014 y 2016, Meadows fue también presidente de Cunard en Norteamérica, y asumió su responsabilidad en todo el continente norteamericano. Antes de su nombramiento en Cunard, Meadows tenía también una doble función, como presidente de Seabourn y vicepresidente ejecutivo de marketing y ventas de Holland America Line, donde también controlaba la facturación a nivel global. Entre sus funciones anteriores, fue vicepresidente senior de Ventas y Marketing de Seabourn; vicepresidente de marketing corporativo de Carnival Corporation; y vicepresidente de Ventas y Marketing de Windstar Cruises, una antigua filial de Holland America Line. También ejerció como director de ventas de Carnival Cruise Lines, comenzando su carrera en Carnival Corporation en 1985.

Su sustituto, Josh Leibowitz, mereció como Gus Antorcha, una promoción interna en Carnival Corp. Su carrera en esta multinacional comenzó como CSO (Chief Strategy Officer) en 2013, y como Meadows, también fue vicepresidente de Cunard en Norteamérica desde diciembre de 2016. La principal tarea de Leibowitz es activar los buques de Seabourn. A comienzos del verano visitó todos los buques de la flota, y supervisó en persona el primer crucero post pandemia de su compañía, la salida del 3 de julio del Seabourn Ovation. Ese periplo obtuvo la mejor puntuación en la encuesta de satisfacción del pasaje en la historia de Seabourn. Leibowitz comentó que su filosofía como líder es “convertir lo negativo en positivo” y se aplicó a si mismo este proverbio cuando explicó cómo la pausa provocada por la pandemia le ayudó a crecer y desarrollarse en su nuevo rol como líder de Seabourn.

“En muchos sentidos, si intentas ver el lado positivo de las cosas, como nuevo líder de una marca tan extraordinaria, este nuevo rol en este tiempo de pandemia me permite pasar incluso más tiempo escuchando del que tendría si estuviéramos a toda máquina”, dijo. “Pasar tiempo con la tripulación a bordo, eso es lo que lo hace tan especial estos tiempos complicados. Pasar tiempo con mi equipo en tierra, pasar tiempo con los pasajeros, mientras estoy escuchando, observando, tomando notas y comprendiendo qué hace que Seabourn sea tan único, es lo que hace positivo este tiempo”.

Azamara
El 17 de abril de 2020 se hizo pública la dimisión de Larry Pimentel como presidente y consejero delegado de Azamara Cruises. Ese “bombazo” coincidió con el anuncio de que la matriz de Azamara, Royal Caribbean Cruises Ltd. (ahora Royal Caribbean Group), despedía a un 26 % de su plantilla en Estados Unidos, alrededor de 1.300 de sus más de 5.000 empleados. Pimentel decidió que era el momento adecuado para dejar la compañía en medio de rumores ya no sobre el peso de los recortes que recaerían en Azamara en medio de la crisis, sino sobre su propia supervivencia como marca dentro del grupo Royal Caribbean. Muchos directivos pensaban, como al final se materializó en enero de 2021, que la única manera de sobrevivir era liquidar (o dejar de financiar las perdidas) de marcas de cruceros completas, en lugar de vender buques individualmente de todas las marcas, que fue la estrategia que adoptó su rival Carnival Corp. Las víctimas de esta estrategia fueron primero Pullmantur y luego Azamara. Lógicamente Pimentel no compartía esta estrategia, por lo que su salida fue la crónica de una muerte anunciada, ya que anteriormente se había quejado indirectamente de la falta de inversiones de su grupo matriz en Azamara.

Un activo defensor de la industria del crucero, Rick Meadows era miembro de la junta directiva de la CLIA en América del Norte.

Larry Pimentel era una auténtica leyenda viva de la industria del crucero. Antes de ser fichado para enderezar el rumbo de Azamara en enero de 2010, Pimentel fue presidente y consejero delegado de SeaDream Yacht Club desde 2001 a 2009. También fue presidente y consejero delegado de Cunard Line y Seabourn Cruise Line desde 1992 a 2001; y presidente y consejero delegado de Classic Hawaii, un tour operador, desde 1983 a 1992. 

Desde que tomó el timón en 2009, Pimentel y su equipo crearon un nuevo nicho en los viajes de crucero con su producto “Destination Immersion”, un concepto basado en escalas más largas, más pernoctaciones y recorridos nocturnos en puertos de todo el mundo.

WindStar
El presidente de Windstar Cruises, John Delaney, dejó el cargo el miércoles 4 de marzo de 2020. La naviera adujo que Delaney se centrará en su vida personal, y comunicó que Andrew Todd, presidente y CEO de la empresa matriz de la naviera, Xanterra Leisure Holding, le sustituiría interinamente como director general. Delaney, que llegó a Windstar en 2016 y aportó en aquel momento una amplia experiencia previa en Seabourn Cruises, Disney Cruises, Carnival Cruise Line y Holland America Line, siguió como consultor externo en Windstar Cruises hasta finales de marzo, para conseguir una transición fluida. Christopher Prelog, vicepresidente de operaciones de flota de Windstar Cruises y ex vicepresidente de Seabourn Cruise Line, asumió entonces el cargo de director de operaciones de Windstar Cruises. Además, Betsy O’Rourke, directora de marketing de Xanterra y exvicepresidenta senior de marketing de Royal Caribbean, “prestó su experiencia” a Windstar durante este tiempo.

En particular, los cambios ejecutivos se produjeron en medio del proyecto Star Plus de 250 millones de dólares, gracias al mismo, tres de sus buques, que representan la mitad de la flota de la línea de cruceros, estaban siendo alargados en Italia para incorporar nuevas suites, restaurantes y espacios públicos. Estos incluyen el Star Grill de Steven Raichlen, un restaurante de barbacoa informal al aire libre desarrollado en asociación con el famoso chef, así como una nueva piscina infinita y un “owner’s suite” de tres dormitorios y tres baños. El programa Star Plus comenzó en octubre de 2019 y se vio interrumpido por la presencia de amianto a bordo, algo con lo que inicialmente no se había contado y que encareció y retrasó el alargamiento de los buques. El primero de los barcos renovados, el Star Breeze ya está operativo. Se rumoreó que los problemas del programa Star Plus tuvieron mucho que ver con la salida de Delaney.

Larry Pimentel abandonó Azamara Cruise Line meses antes de su venta por parte de Royal Caribbean Group.

En septiembre de 2020, Christopher Prelog, fue nombrado presidente de Windstar Cruises, reportando a Andrew N. Todd, CEO de Windstar Cruises y de Xanterra Travel Collection. Prelog comenzó su carrera trabajando en varios hoteles Hilton de su Austria natal. Y comenzó su carrera en la industria de los cruceros con Seabourn, trabajando primero como camarero, luego como sobrecargo y finalmente como director de operaciones hoteleras, antes de llegar a Windstar hace cinco años. Mas concretamente, Prelog entró en el mundo de cruceros cuando firmó para trabajar a bordo del Seabourn Legend. Allí fue ascendiendo a maître, restaurant manager, y sobrecargo (siempre en el Seabourn Legend) antes de llegar a director de operaciones de hotel, y finalmente vicepresidente de operaciones y compras de Seabourn Cruise Line.

Este conocimiento de la flota Seabourn primitiva, que fue comprada completa por WindStar, convirtieron a Chris Prelog en la persona perfecta para este rol. Como COO de Windstar había liderado el programa Star Plus durante la pandemia. Su experiencia y conocimiento del segmento de buque pequeños de lujo, junto con su capacidad de delegación y liderazgo, había conseguido el respeto de tripulantes y empleados de Windstar.

Crystal Cruises
El 2 de octubre de 2020 tuvo lugar otro cambio, esta vez en la cúspide de Crystal Cruises. Su presidente, Tom Wolber, no renovó el contrato de tres años que le vinculaba con Crystal alegando razones de conciliación familiar. Fue sustituido por otro ejecutivo veterano de la industria de los cruceros, Jack Anderson, que tomó el timón de Crystal como presidente y CEO interino. Tom Wolber era presidente y CEO de Crystal Cruises desde septiembre de 2017, donde sucedió a Eddie Rodríguez.

Wolber fue contratado por su experiencia en la construcción y gestión de buques de crucero, acreditada tras su paso por Disney Cruise Line para liderar la expansión de la flota Crystal en todas sus marcas, desde los cruceros fluviales al buque de expedición Crystal Endeavor. Desde 2017, Anderson supervisaba la gestión comercial de Crystal como consejero de Wolber, tras haber sido anteriormente chairman y vicepresidente de marketing y ventas de Crystal. Tom Wolber llegó a Crystal tras 28 años en Disney, 10 de ellos en Disney Cruise Line donde fue vicepresidente de operaciones. Wolber consiguió convertir a Disney Cruise Line en una naviera global, desde una naviera que sólo ofrecía cruceros desde Cabo Cañaveral. Durante sus años en Disney, Wolber estuvo muy involucrado en el diseño y construcción de la segunda pareja de buques Disney, el Disney Dream y el Disney Fantasy. Además, fue también presidente y CEO de EuroDisney Paris.

Jack Anderson llevaba casi una década en Crystal, que aportaba más de 30 años de experiencia en la industria de cruceros, posee un profundo conocimiento del mercado de cruceros de lujo. Antes de llegar a Crystal, Anderson fue vicepresidente senior de marketing y ventas en Seabourn, Holland America y Windstar Cruises, y vicepresidente senior de marketing de Carnival Corporation. Anderson indicó que “es un honor que se le confíe la dirección de Crystal durante este período de transición en nuestra industria. Ha sido un placer trabajar junto a Tom, haciendo crecer esta marca que tanto me importa, y le deseo todo lo mejor en su vida personal”. Anderson había trabajado como consejero de Wolber durante los tres últimos años, durante los cuales Crystal recibió cuatro buques fluviales de crucero y su buque de expedición, el Crystal Endeavor, aprovechando la experiencia de Wolber en este tema.

Costa Cruceros
El 9 de julio de 2020, Costa Cruceros anunció importantes cambios en su organización como parte de los esfuerzos que estaba llevando a cabo su matriz Carnival Corporation para optimizar sus operaciones y movilizar su organización global durante la pandemia antes de reanudar la actividad comercial de sus buques. Michael Thamm, CEO de Costa Group y Carnival Asia, sumó a sus funciones el rol de director general de Costa Cruceros, al mismo tiempo que Mario Zanetti fue nombrado nuevo director comercial de Costa Cruceros, con carácter inmediato.

Tom Wolber, el creador de Disney Cruise Line, abandonó Crystal Cruises tres años después de su llegada en octubre de 2020.

Por su parte, Neil Palomba, el entonces presidente de Costa, volvió a Estados Unidos como nuevo vicepresidente y COO (Chief Operations Officer) de Carnival Cruise Line, aunque durante los meses siguientes a su nombramiento, Palomba supervisó la vuelta de Costa Cruceros a la actividad, con objeto de garantizar una transición progresiva y fluida. Neil Palomba había estado a las órdenes de Rick Sasso en las oficinas de MSC Cruceros en Estados Unidos, antes de regresar a Europa en 2010 para ser nombrado COO (Chief Operations Officer) de la naviera con sede en Ginebra.

“La actual pausa de las operaciones de nuestros cruceros nos ha brindado la oportunidad de rediseñar cada uno de los aspectos de nuestro negocio, desde la estrategia comercial, hasta el diseño de producto y la reorganización de nuestra estructura interna para poder asegurarnos de volver más fuertes” declaró Michael Thamm, CEO de Costa Group y Carnival Asia, a lo que añadió “todos agradecemos a Neil su espectacular contribución en el éxito de Costa Cruceros durante los últimos seis años y le deseamos lo mejor en su nueva posición en Carnival”. En su nuevo puesto, Mario Zanetti estará radicado en Génova y será responsable de la operación comercial general de la compañía, reportando a Michael Thamm, al mismo tiempo que mantiene su puesto como director general de Costa Group Asia.

Mario Zanetti entró en 1999 en Costa Cruceros y había ocupado varios puestos directivos clave. En su posición como director general de Costa Asia, puesto para el que fue nombrado en 2017, había conseguido asegurar la posición de líder en ese continente gracias a sus estrategias novedosas de negocio, y a la renovación de la flota.

La remodelación de la cúpula directiva de Costa se realizó en dos etapas. La segunda llegó en marzo de 2021 con el nombramiento de Mario Zanetti como presidente. Asumía así el papel que había sido ocupado temporalmente Michael Thamm, CEO del Grupo Costa & Carnival Asia, mientras que Roberto Alberti fue nombrado director comercial, cargo que anteriormente ocupaba Zanetti. Roberto Alberti acumula una larga carrera profesional en Costa Cruceros de más de 15 años, con puestos de responsabilidad tanto en Italia como en el extranjero.

TUI Cruises
El consejo de administración de TUI, encabezado por Dieter Zetsche acordó en octubre de 2020 cambios importantes en su equipo directivo. Sebastian Ebel, un directivo de TUI con muchos años de experiencia fue promovido a máximo responsable financiero. Anteriormente fue responsable de la división del “Holiday Experience”, que incluía hoteles, buques de cruceros y actividades de ocio en los destinos. Mientras tanto, también había presidido el operador turístico TUI Deutschland y el consejo de administración de la filial del grupo TUI fly.

Mario Zanetti, un veterano tras más de veinte años en Costa Cruceros, llegó a la presidencia del grupo el marzo de 2021.

Birgit Conix, que era la responsable de finanzas, ya había decidido en el verano de 2020 no extender la duración de su contrato y había comunicado que dejaría TUI a finales de año. Había llegado a TUI en 2018 y había impulsado la reestructuración del departamento financiero del grupo TUI, centrándose en particular en el fortalecimiento de la estructura del balance de TUI antes de la crisis de pandemia.

Peter Kruger se hizo cargo de una nueva división creada en ese consejo de administración, que agrupará los activos principales del grupo TUI: las participaciones en hoteles y buques de cruceros, y las aerolíneas, así como su anterior área de responsabilidad de fusiones y adquisiciones. Peter Krüger se incorporó a TUI en 2017 procedente de Deutsche Bank e inicialmente dirigió el departamento de relaciones con inversores y M&A. En el verano de 2018 fue nombrado miembro del consejo de administración del grupo TUI y desde entonces ha sido responsable de la estrategia del grupo, incluyendo fusiones y adquisiciones. Entre sus logros destaca la venta de Hapag-Lloyd Cruises a TUI Cruises, la “joint venture” que comparte el grupo TUI con Royal Caribbean Group. 

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: