SITE SPONSOR
ICS 2021

Canarias abre la veda de los cruceros

Tras unas largas gestiones, Canarias anunciaba el 18 de octubre su autorización para que los cruceros naveguen entre las islas, abriendo la puerta para que varias navieras interesadas comienzan a operar en el archipiélago.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews nº54 – Octubre 2020

 

La prohibición de cruceros en España. El 27 de junio de 2020, tras la desescalada, el BOE publicó una Resolución de 23 de junio de 2020, de la Dirección General de la Marina Mercante, por el que se establecían medidas restrictivas a los buques de pasaje tipo crucero, para afrontar la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Pero mas que restricciones, lo propio es hablar de prohibición. Y su articulo 2º se denomina así “Prohibiciones”. Y deja fuera de la ley a los cruceros en puertos españoles. “Se prohíbe la entrada en puertos españoles de los buques de pasaje de tipo crucero que realicen viajes internacionales y naveguen por aguas del mar territorial con objeto de entrar en los puertos españoles abiertos a la navegación internacional, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado tercero”.

En el tercero artículo, sin embargo, se abre la puerta al tráfico de cruceros estableciendo unas excepciones: “El Director General de la Marina Mercante podrá levantar la prohibición prevista en el apartado segundo, a solicitud de Puertos del Estado y de acuerdo con el Ministerio de Sanidad, para entradas de buques concretas o para un conjunto de ellas como parte de un itinerario por uno o varios puertos”.

En la segunda semana de julio, la naviera alemana TUI Cruises solicitó un permiso para realizar cruceros por las Islas Canarias. El Gobierno español seguía manteniendo la prohibición de entrada de cruceros internacionales decretada en marzo y revalidada en junio, pero desde el Ministerio de Transportes se abrió una vía a la reanudación de los cruceros con el denominado «cabotaje europeo», por el que se permite a un buque de bandera europea navegar por puertos europeos.

El “cabotaje europeo”
Los buques de TUI Cruises están abanderados en Malta, y TUI Cruises fue la primera naviera en tener un plan de salud a bordo aprobado por la Autoridad de bandera de sus buques, en este caso Malta. Y con ese plan comenzó a navegar en el Báltico y en el Mar del Norte a finales de julio.

Las Autoridades Portuarias de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife estuvieron varias semanas estudiando con Puertos del Estado la apertura de esta vía. Incluso la Comunidad Autónoma dio su visto bueno expreso previo al de la Dirección General de la Marina mercante.

La idea de TUI Cruises era establecer en La Luz y en Santa Cruz de Tenerife sendos puertos base con la idea de ofrecer cada semana una ruta interinsular en dos barcos. En una primera fase los turistas, que serían unos 3.000 a la semana (los buques navegarían al 60% de su capacidad, con unos 1.500), visitarían todas las islas de Canarias salvo El Hierro. Llegarían en un vuelo charter desde Alemania y concluido el crucero volverían a sus países tal y como llegaron vía aérea.

Madrid contestó a primeros de agosto indicando que necesitaba el visto bueno expreso de las Autoridades Sanitarias canarias, dado que, en caso de contagio, sería la infraestructura sanitaria del archipiélago la que debería hacerla frente. Comenzaron entonces una serie de gestiones entre las Autoridades Portuarias, la Conserjería de Sanidad y la Conserjería de Transporte. También se produjeron intercambios de procedimientos entre TUI (que de aquella ya tenia experiencia propia en el Báltico), de tal manera que la Conserjería de Sanidad dio su visto bueno, pero sólo si los cruceros eran interinsulares. Se excluían los cruceros de posicionamiento porque implicaban a varias comunidades autónomas.

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, y el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, mantuvieron el 9 de septiembre una reunión en la que informaron a los presidentes de las dos autoridades portuarias de la comunidad autónoma sobre los protocolos que tendrán que seguir las empresas de cruceros para garantizar la seguridad sanitaria. Este protocolo está basado en guía COVID-19 de EU Healthy Gateway y en los protocolos que había enviado TUI Cruises.

Las exigencias sanitarias
Entre los mandatos que recoge el protocolo sanitario del Gobierno de Canarias, basadas en la guía COVID-19 de EU Healthy Gateway, se recogen las siguientes iniciativas:

  • Deberán realizar circuitos cerrados, es decir, solo rutas entre las diferentes islas de Canarias.
  • Solo podrán ofrecerlos empresas europeas, que cumplan la guía COVID-19 de EU Healthy Gateway, uno de los protocolos sanitarios más exigentes del mundo”.
  • Los barcos no podrán superar el 60-70% de capacidad. La Guía Covid-19 de la European Maritime Safety Agency recomienda no ofrecer cruceros con un rol por encima de este porcentaje.
  • Se deberá ampliar la plantilla sanitaria a bordo.
  • Las operadoras tendrán que establecer un protocolo de seguimiento de los buques cada vez que atraquen en un puerto de las Islas.
  • La naviera deberá suscribir un seguro que cubra todos los gastos de los pasajeros que puedan resultar contagiados por Covid-19. Tendrá que cubrir todos los gastos como la repatriación, gastos médicos y estancias en cuarentena. TUI Cruises ha puesto sobre la mesa uno de sus propios hoteles como lugar de cuarentena.
  • Las compañías de cruceros tendrán que realizar a todos los viajeros una prueba PCR o test serológico previo que demuestre que no están contagiados. TUI exige, desde el 4 de septiembre, un PCR negativo previo al embarque en todos sus cruceros.
  • Los cruceristas deberán rellenar un formulario en el que figuren todos sus movimientos de los últimos 15 días antes de llegar a Canarias, en el que describan si han tenido algún contacto con personas positivas o si ellos mismos han sido positivos.
  • Los buques tendrán que ser desinfectados después de cada viaje.

Un largo trámite administrativo
La tercera semana de septiembre TUI Cruises presentó de nuevo a la DGMM su solicitud, con el visto bueno de la Comunidad Autónoma. Esta solicitud incluye una declaración responsable con tres requisitos:

  • Obligación de alojar en tierra a los pasajeros en cuarentena.
  • Obligación de hospitalizar en tierra a los pasajeros contagiados.
  • Una póliza de seguro P&I que cubre estos gastos.

Hay que partir de la base que, al ser alemanes, austriacos, etc la mayoría de los clientes de TUI, si dispusieran de tarjeta sanitaria europea los hospitales canarios tendrían que atenderlos.

El Gobierno Canario había suscrito una póliza con AXA para cubrir las cuarentenas de los turistas. Lógicamente pretendía extender esta seguridad a los cruceristas.

TUI ya se ha visto obligada a atrasar en dos ocasiones el inicio de los cruceros. La fecha original de TUI Cruises era en septiembre y ya las aplazó un mes. El ansiado permiso llegó el 18 de octubre, y con el tiempo que necesita la naviera para promocionar sus cruceros, posiblemente no comiencen a operar hasta noviembre.

En cualquier caso, resulta cuanto menos resulta sorprendente la parsimonia, por no decir desidia, en confirmar la vuelta de los cruceros primero a Canarias, y luego al resto de España. Es cierto que siguen vigentes las cuarentenas para los viajeros que provienen desde nuestro país en Alemania y Reino Unido, los dos mercados emisores más importantes de los cruceros en Canarias; también los enlaces aéreos han estado suspendidos hasta comienzos de octubre, pero también es cierto que las burbujas han funcionado en los cruceros desde Italia, Alemania, Grecia, Francia, y Suecia, y que el nivel de contagio en las Islas Afortunadas es inferior a 50 cada 100.000 personas, homologable al de cualquier país centro europeo.

Cruceros marítimos a bordo de la Belle des Océans
CroisiEurope fue la primera naviera programar cruceros desde el pasado 12 de marzo, con La Belle de Cadix, que no está sujeta a las limitaciones del Gobierno de España al escalar exclusivamente en puertos del país.

Así, el buque llegó el 6 de septiembre a Huelva, y luego llegó a El Puerto, para acabar en Sevilla. Croisi Europe ha certificado sus protocolos con Bureau Veritas, y el buque transporta un pasaje reducido, con alrededor de 50 pasajeros.

CroisiEurope es una de las compañías que va a apostar este invierno por Canarias. La compañía ofrece para la temporada 2021 maravillosos itinerarios marítimos a bordo de su nuevo barco y Las Islas Afortunadas no son un destino nuevo para el armador alsaciano. Su La Belle de l’Adriatique fue explotado durante tres inviernos en Canarias, en concreto en las temporadas 2007-2008, y posteriormente en 2011-2012, y 2012-2013. Claramente el armador galo aprecia la seguridad de Canarias en los momentos de crisis.

Para Canarias es fundamental recuperar el turismo de cruceros y no perder la temporada turística de iniverno.

Esta temporada va a destacar en Canarias La Belle des Océans, un buque de lujo, como lo prueba que anteriormente navegaba para SilverSea como Silver Discoverer. Tiene una capacidad para 120 pasajeros en sesenta camarotes exteriores, nueve de ellos suite con balcón privados. Este verano ha ofrecido desde Niza cruceros a Córcega con relativo éxito. Todos los puertos de escala eran franceses, lo que homogeneizaba permisos y regulaciones, y pretende exportar el modelo a Canarias.

Así, pretende ofrecer por las Islas Canarias su itinerario “La dulzura de una eterna primavera”, con salida desde Arrecife de Lanzarote y una serie de interesantes escalas en las islas: En Lanzarote, visitando el Parque Nacional de Timanfaya, el Islote de Hilario, las Salinas del Janubio, el Valle de La Geria, la cueva Jameos del Agua, el Mirador del Río o la casa de César Manrique; en Gran Canaria, con el casco histórico de Vegueta, la Casa de Cristóbal Colón, el cráter de Bandama, Teror o Arucas, entre otros lugares de gran encanto en la isla; en La Gomera, con el parque Garajonay, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Hermigua, Las Rosas, Angulo, las rocas de Agando y asistiendo a una demostración del lenguaje del Silbo; en La Palma, con la Iglesia de Notre Dame des Neiges, Mazo, el volcán San Antonio o el Museo de la Seda; en El Hierro, con tesoros como Valverde, el Mirador de Jinama, Frontera, etc. Y final en Tenerife, donde se podrá visitar el Parque Nacional del Teide o el Puerto de la Cruz.

CroisiEurope comercializa este crucero por las Islas Canarias en la modalidad todo incluido a bordo, con bebidas incluidas en todas las comidas y en el bar. CriosiEurope pretendía comenzar el 5 de noviembre, pero ha retrasado el inicio de sus cruceros al 1 de febrero de 2021 desde Arrecife.

Sea Cloud
Además de utilizar Las Palmas como puerto de refugio para su flota durante todo el verano, Sea Cloud Cruises ha anunciado que el primer viaje del nuevo Sea Cloud Spirit (actualmente en construcción en Vigo), debido a los retrasos provocados por el covid-19 tendrá lugar en Canarias. En lugar de cruzar el Atlántico hacia el Caribe este otoño a mediados de noviembre, tal como estaba planeado originalmente, Sea Cloud Cruises ha anunciado que el Sea Cloud Spirit permanecerá en Canarias hasta abril de 2021. También se ha rumoreado que Sea Cloud podría ofrecer cruceros por Canarias este invierno, aunque podría estar esperando la contestación a TUI y Aida.

No hay muchos destinos en la temporada de invierno de cruceros en Europa y para el Gobierno canario es imprescindible recuperar el turismo de invierno, primero el transporte aéreo, luego el marítimo e ir recuperando gradualmente la planta hotelera.

Entonces comenzará el 14 de abril su primer crucero, un itinerario redondo de cuatro días desde Las Palmas. A continuación, zarpará desde el Puerto de la Luz rumbo a Casablanca en un crucero de siete noches con varias escalas en Canarias.

Nicko Cruises
Nicko Cruises, tal como ocurre con CroisiEurope, es una naviera especializada en cruceros fluviales, que tras ser comprada por el hombre de negocios portugués Mario Ferreira, ha entrado en el mercado de los cruceros de aventura con la construcción de varios buques en Viana do Castelo. Esta naviera también ha anunciado su apuesta por Canarias en este próximo invierno con cinco nuevas rutas en su moderno World Voyager, un buque aún en construcción en Portugal.

Esta embarcación dispone de 98 camarotes que pueden alojar un máximo de 200 pasajeros. Entre las nuevas ofertas destaca un viaje de once días con salida en Santa Cruz de Tenerife y escalas en Casablanca y Safí (Marruecos), Funchal, Lanzarote, Gran Canaria y La Gomera para terminar volviendo a la isla tinerfeña.

Canarias se convertirá en la primera comunidad autónoma de España en ofrecer una oferta de cruceros tras el cese de esta actividad en el pasado marzo, a causa de la crisis sanitaria del COVID-19.

Otra de las nuevas propuestas es un viaje de Navidad y Año nuevo con 16 días de duración. En concreto, el itinerario comienza el 22 de diciembre desde Santa Cruz de Tenerife, escalando en La Gomera, Gran Canaria, Lanzarote, Essaouira (Marruecos), Madeira y las Azores, para concluir en Lisboa el 6 de enero.

TUI
TUI Cruises lleva ofreciendo ininterrumpidamente cruceros desde Canarias desde la temporada 2010-2011, con la excepción de la 2012-2013. Este próximo invierno sería por lo tanto su décima temporada. Además, en las dos últimas temporadas, TUI Cruises ha desplegado dos buques en Canarias, que generalmente eran además los más grandes y modernos de su flota, empezando por los Mein Schiff 1 y Mein Schiff 2, sus dos buques insignias. Este próximo invierno TUI Cruises había planificado cubrir el destino de Canarias nuevamente con dos buques: Mein Schiff 3 y Mein Schiff 4.

La presencia de un actor como TUI Cruises, el arma en el producto cruceros de TUI, el mayor mayorista del mundo, es fundamental por lo tanto para Canarias, pero también para el propio operador, que lleva esperando desde julio los permisos para que sus dos buques operen en las Islas Afortunadas, primero en septiembre, luego en octubre, y actualmente sin fecha cierta de comienzo, aunque noviembre se perfila como la más probable.

TUI Cruises fue el primer armador de grandes buques en volver a ofrecer cruceros cuando el 24 de julio el Mein Schiff 2 zarpó de Hamburgo en un itinerario de tres noches sin escalas por el Mar del Norte. TUI solo ofreció el 60 % del inventario, lo que supone alrededor de 1.740 pasajeros. Luego le siguió el Mein Schiff 1 en ese mismo destino.

Y el 13 de septiembre, el Mein Schiff 6 comenzó a ofrecer cruceros redondos de una semana de duración desde Creta, también al 60 % de ocupación. El MS 6 ofrece escalas en El Pireo, Creta y Corfú.

Con esta experiencia en el Mar del Norte y en el Mediterráneo, el próximo destino a recuperar por TUI es Canarias, donde cuenta con la complicidad del Gobierno Autónomo, que se está intentando convencer a los principales mayoristas de mercados emisores como Alemania o Escandinavia.

TUI oferta un interesante itinerario entre Azores, Madeira y Canarias este proximo invierno.

TUI Cruises quería iniciar los cruceros a mediados de septiembre. Ahora pretenden destinar a Canarias sus dos mayores buques: el Mein Schiff 2 debería haber iniciado sus cruceros desde Las Palmas el 18 de octubre; y con el Mein Schiff 1 desde Santa Cruz el 5 de noviembre de 2020, con los buques al 60 %, todos alemanes.

TUI Cruises plantea ofrecer cruceros en dos etapas: una sólo por Canarias; y si todo va bien, luego con escalas en Madeira y en Agadir.

Los puertos canarios han sido los únicos en España que han tenido buques de crucero desarmados durante la pandemia.

Tui Cruises tiene varias ofertas desde Canarias en su página web, que mantiene la programación anterior: el típico circuito de siete noches desde Las Palmas con escalas en Madeira, La Palma, Tenerife, Fuerteventura y de vuelta a Las Palmas. Otro itinerario de siete noches ofertado por TUI, también desde Las Palmas, incluye escalas en Agadir, Arrecife, Tenerife, La Gomera y de vuelta a Las Palmas. Estos itinerarios se pueden integrar en uno de dos semanas de duración. También incluye la oferta de TUI un interesante crucero desde Tenerife en el Mein Schiff 3 con destino a Terceira y Sao Miguel, en las Azores; o un itinerario de once noches redondo desde Las Palmas a Azores (Sao Miguel y Terceira), Funchal, La Gomera, La Palma, Lanzarote y Tenerife.

Del interés de Gobierno Autónomo da fe la llamada el pasado lunes 31 de agosto del presidente del gobierno canario, Ángel Víctor Torres, a Sebastian Ebel, responsable de Hoteles & Resorts, Cruceros, Experiencias en Destino y Contratación, y miembro del consejo de Grupo TUI.

El producto TUI en la nueva normalidad
En todos estos cruceros TUI en la era Covid-19, todos los pasajeros que embarcan en cualquier Mein Schiff necesitan una prueba Covid-19 negativa. El precio de la prueba está incluido en el pasaje. Y para evitar que la pandemia llegue con la tripulación, cualquier nuevo tripulante, ante de embarcar, pasa por una prueba covid-19 en tierra. Si da negativo, entonces embarca, pero sólo para entrar en una cuarentena de 14 días a bordo, en un camarote con balcón. Sólo después de esta cuarentena comienza a trabajar junto al resto de la tripulación.

Esta praxis de TUI repite los criterios de la guía COVID-19 de EU Healthy Gateway, y convenció al Gobierno de Canarias.

Una vez a bordo todos tienen que tomarse la temperatura con una cámara termográfica digital todas las mañanas. Todos los mostradores de facturación en la terminal, y los mostradores de recepción están equipados con pantallas de plexiglás, y se han instalado multitud de estaciones con desinfectante. Las personas, las tumbonas y las sillas deben mantenerse a 1,50 metros de distancia. Y el uso de mascarillas es obligatorio en espacios cerrados: pasillos de cabinas, ascensor, etc. La discoteca y la sauna están cerradas. Pero quizás la mejor manera de garantizar la distancia social es que un buque diseñado para alrededor de 3.000 pasajeros sólo transporte a la mitad. Los buques de TUI pueden realizar también PCR a bordo.

CroisiEurope busca ofrecer seguridad y proximidad en un destino europeo como Canarias.

Inicialmente TUI planteó cruceros desde puertos alemanes sin escalas. La segunda fase incluía escalas, pero con excursiones facultativas “burbuja”, sin contacto con la población local, excepto los guías turísticos, conductores de autocar, etc. En esta fase, el pasaje no puede explorar libremente los puertos en los que atraca el buque. Y en una tercera fase, que ahora se imagina lejana, se permitirá desembarcar libremente al pasaje.

La filial de superlujo de TUI, Hapag-Lloyd Cruises, también volvió a ofrecer cruceros en dos de sus buques desde finales de julio. Además de asumir todas las medidas de TUI Cruises, introdujo un “reset day” entre cruceros. Así, la desinfección y la limpieza es mucho más efectiva, y no hay posible contacto entre los pasajeros de ambos cruceros. 

Aida
TUI Cruises no es la única naviera especializada en el mercado emisor alemán que ha programado itinerarios por las Islas Canarias durante este próximo invierno 2020/2021. El otro gigante de los cruceros teutón, Aida, también ha elegido al archipiélago canario para que sea uno de los primeros destinos en los que volverá a operar. Aida lleva dieciocho temporadas consecutivas brindando cruceros desde Canarias, desde la 2002-2003. Sólo ha faltado una temporada (la 2003-2004), y los últimos inviernos operaba con tres buques, entre los cuales siempre estaba su buque insignia. En las dos últimas temporadas, el megabuque AidaNova, impulsado con LNG, uno de los buques más avanzados del mundo, encabezó la flota Aida.

Aida Cruises, como TUI, había planeado volver a operar en agosto desde Hamburgo y Kiel, pero los tuvo que suspender el 3 de agosto dado que no recibió el permiso de Italia, que es el registro bajo el que navegan todos sus buques, y decidió suspender sus cruceros hasta el 31 de octubre. Canarias iba a ser el primer destino donde volverá a brindar cruceros el próximo 1 de noviembre, inicialmente un mes antes que en el Mediterráneo Occidental.

TUI Cruises fue la primera naviera en volver a ofrecer cruceros turísticos con grandes buques tras la primera ola de la pandemia.

Sin embargo, el 16 de septiembre Aida Cruises hizo público que adelantaba su primer crucero al 17 de octubre, desde Civitavecchia, ofreciendo un itinerario de siete noches 100 % italiano con escalas en Palermo y Catania en Sicilia, Nápoles y La Spezia. En Civitavecchia, el buque permanecería dos días. La temporada finalizará el 28 de noviembre de 2020.

Ese 16 de septiembre confirmó el resto de sus itinerarios para otoño-invierno, incluyendo sus viajes desde Las Palmas y Tenerife, y también desde Palma de Mallorca (Baleares). Y realizó la petición oficial ante las Autoridades españolas.

El primer barco en navegar será el AidaMar, que el domingo 1 de noviembre iniciará un itinerario de siete días desde Las Palmas a Funchal, Lanzarote, La Palma y Tenerife. El puerto de embarque y desembarque será siempre Las Palmas. El último crucero saldrá del Puerto de la Luz el 4 de abril de 2021.

Se quiere garantizar la seguridad de los cruceristas en las Canarias con test PCR en origen y en destino

A partir del 7 de noviembre el AidaPerla se hará cargo del programa de cruceros originalmente destinado al buque insignia AidaNova, que ha permanecido desarmado todo el invierno en Santa Cruz de Tenerife. Estos viajes partirán indistintamente de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife.

Así, Aida Cruises reduce su presencia en Canarias de tres a dos buques, pero el valor es esta apuesta en las condiciones sanitarias actuales es incalculable.

Aida Cruises pretende también reactivar sus operaciones en otros destinos de invierno. Así, el 12 de diciembre comenzará a navegar el AidaStella desde Palma de Mallorca ofreciendo cruceros de siete noches por el Mediterráneo occidental. Y el 11 de diciembre, el AidaPrima saldrá desde Dubái ofreciendo cruceros por el Golfo Pérsico.

Los estándares anti Covid de Aida
Aida Cruises también ha trabajo concienzudamente en los protocolos anti Covid, aunque a diferencia de TUI, no los ha probado aún. Estas medidas incluyen una prueba de COVID-19 y que los pasajeros sólo podrán salir del buque en excursiones facultativas pre reservadas para mantener la burbuja.

AIDA también implementará controles regulares de temperatura para pasajeros y tripulación, distanciamiento físico a bordo, y desinfección mejorada y aumentada. También se alentará a los pasajeros a que usen máscaras en los espacios públicos.

Se quiere garantizar la seguridad de los cruceristas en las Canarias con test PCR en origen y en destino.

En cuanto a los bufés, que eran la esencia de la restauración en todos los barcos de AIDA, pierden protagonismo, y todas las comidas se servirán en mesa. El spa estará abierto, pero tendrá que reservarse con antelación y su capacidad estará limitada; habrá ocio y entretenimiento, pero inicialmente sin fiestas multitudinarias en la discoteca o en la piscinas cubiertas exteriores y piscinas; las piscinas estarán abiertas, pero con restricciones de capacidad.

Marella Cruises
Marella Cruises, bajo su antigua denominación de Thomson Cruises, es uno de los clientes mas antiguos y asiduos de las Autoridades Portuarias Canarias. En los años noventa Thomson trajo al archipiélago buques como el Island Breeze, o el Topaz, embarcaciones pioneras que fueron conformando el destino Canarias en cruceros en el Reino Unido, junto con los buques de la desaparecida Airtours. Luego Thomson destinó embarcaciones más modernas, como los gemelos Thomson Spirit y Thomson Celebration, o el Thomson Destiny. En la última temporada 2019-2020, Marella Cruises estuvo presente en Canarias con su buque insignia, el Marella Explorer.

Este septiembre, Marella Cruises ha suspendido todas las salidas invernales del Marella Dream, su buque más antiguo, mientras que para el resto de sus buques la suspensión llega al 15 de noviembre de 2020. Sus planes desde esa fecha incluyen nuevamente el destino Canarias gracias a una nueva temporada del Marella Explorer, estando previsto su primer crucero el 16 o 17 noviembre de 2020, desde Gran Canaria o Tenerife respectivamente. Su gemelo, el Marella Explorer 2 tiene previsto comenzar sus cruceros el 29 de noviembre del 2020, desde Barbados.

Aida Cruises comenzó a ofrecer cruceros desde Italia a mediados de octubre

Los itinerarios que vienen reflejados en la web de Marella Cruises son dos, ambos con escala en Funchal. Uno comienza en Las Palmas de Gran Canaria, continua en Santa Cruz de Tenerife, San Sebastián de la Gomera, Funchal, singladura de navegación, Arrecife de Lanzarote, Puerto del Rosario, y de vuelta a las Las Palmas de Gran Canaria. El segundo comienza en Tenerife, La Palma, Funchal, navegación, Agadir, Arrecife, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife.

El problema fundamental para este programa son las cuarentenas obligatorias actuales en Reino Unido. Las Autoridades estatales y autonómicas españolas están trabajando activamente en su levantamiento, con la apertura de corredores sanitarios seguros, con Canarias.

Canarias, destino refugio de cruceros
La pandemia del Covid-19 ha convertido a las Islas Canarias en uno de los destinos estrella para desarmar buques de crucero. Con la llegada el 18 de septiembre del AidaLuna, sumaron un total de trece, con algunas incorporaciones en los próximos días. En el fondeadero de Santa Cruz de Tenerife, al abrigo del Anaga, se encuentran desde hace meses los AidaNova, AidaMira, Mein Schiff Herz; y atracado el Ocean Nova. A ellos se unió el barco de apartamentos The World, que anteriormente había estado desarmado en Plymouth.

En Las Palmas están estacionados ocho buques. Entre ellos destaca el grueso de la flota de SunStone Ship, con el novísimo Greg Mortimer, el Ocean Adventurer, el Ocean Endeavour, y el Ocean Atlantic, todos ellos inactivos al anularse su programa en el Ártico este pasado verano. También llevan varios meses atracados la pareja de veleros de crucero Sea Cloud y Sea Cloud II en el muelle de Santa Catalina. Y fondeados están los gemelos AidaStella y AidaBella.

Otros buques de armadores como Silversea, TUI o Costa, también han escogido Canarias como puerto refugio durante algún momento de su inactividad. Por ejemplo, el Costa Fascinosa estuvo más de tres meses fondeado en Santa Cruz de Tenerife tras abandonar Brasil.

El principal problema para los cruceros de Marella Cruises son las cuarentenas impuestas por el Gobierno británico a los viajeros que provienen de España

A esta actividad hay que sumarle los buques de crucero que hacen consumo en las Islas. En Las Palmas, por ejemplo, más de treinta buques de crucero han llenado sus tanques y su gambuza en los último seis meses.

Las Autoridades portuarias cobran por día cerca de 981 euros por cada buque fondeado y un atraque ocasional puede ascender a más del triple, más de 3.000 euros, dependiendo del tonelaje del buque.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: