SITE SPONSOR
Intercruises

Ocio a bordo, cada vez más opciones, cada vez más sofisticado

Grandes marcas del ocio, como el Circo del Sol, están presentes en los escenarios de los buques de crucero.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews 48 – Marzo 2019

 

La percepción de los buques de crucero como resorts flotantes donde el ocio y la diversión no se acaban nunca ha supuesto una sofisticación de los recursos técnicos y humanos disponibles a bordo para este fin.

Los megabuques no sólo ofrecen teatros inmensos, anfiteatros al aire libre o cabarets dignos del West End, de la Gran Vía o de Broadway, sino elencos de actores y artistas cada vez más profesionales. 

Diseño de teatros
El diseño de teatros a bordo se revolucionó en 2017, cuando el AidaDiva, en lugar de un teatro tradicional, combinó el local principal para espectáculos y el atrio en forma de una sala acristalada de tres cubiertas de altura denominada Theatrium, que tenía una superficie total de 3.000 m² y un escenario en el extremo de popa de la cubierta inferior. El escenario se puede mover y reconfigurar si es necesario para diferentes espectáculos.

La barrera del lenguaje no puede ser un obstáculo para disfrutar del ocio de un crucero.

El concepto del teatro principal del nuevo Celebrity Edge supone otro paso adelante respecto al diseño tradicional de este tipo de espacios tal como eran conocidos en los buques de crucero, con un proscenio en forma de arco y áreas separadas para artistas y audiencia. De hecho, muchas navieras anuncian a sus teatros como si estuvieran en el Broadway neoyorkino, o en el West End londinense. Sin embargo, el teatro del Celebrity Edge se aleja del estándar Broadway. Los artistas están rodeados 270 grados por las butacas de los espectadores, con tres ángulos distintos de visión. El cuarto lado es el fondo del escenario, que en lugar de decorados tiene una pantalla de proyección led, en lugar de alojar una caja de escenario tradicional, con decorados, cortes, tramoya, etc.

Esta disposición no es nueva. Quizás el primer buque que la ofreció fue el Quantum of the Seas, de Royal Caribbean International, cuyo teatro Two70 Lounge es muy parecido. Como este tipo de coincidencias no suelen ser azarosas, ambos están diseñados por el mismo arquitecto, Scott Butler, de la empresa de interiorismo Wilson Butler Architects.

 

El teatro del Celebrity Edge tiene también una cierta semejanza con el World Stage, el teatro de diseño rompedor con el que un armador con fama de conservador, Holland America Line, sorprendió a propios y extraños en 2016 con la entrega del Koningsdam. Este diseño se repitió en el Nieuw Statendam (ver CN 27). El World Stage también proyecta el escenario hacia la audiencia, y hace uso de grandes pantallas de video LED para envolver al teatro en imágenes.

La creciente sofisticación de las pantallas LED y el mapeo de proyección del video, hoy una realidad impulsado por ordenadores y software ad hoc, está revolucionando la representación teatral en el mar. Las imágenes envolventes, ya suficientemente atractivas y cautivadoras en sí mismas, también resuelven el problema de dónde almacenar los escenarios a bordo, donde cada espacio es primordial. Y no es un problema baladí porque generalmente cada crucero de una semana de duración supone seis o siete espectáculos diferentes.

Diversificación de locales para ocio
Pero es más que un problema técnico. Royal Caribbean International ha intentado durante mucho tiempo usar espacios distintos al teatro principal para ofrecer entretenimiento para sus pasajeros. En particular, fue la primera en usar los atrios en los barcos más antiguos para los acróbatas y otros artistas. Aunque evidentemente, la Royal Promenade, presente en todos los buques de Royal Caribbean International desde que fue entregado el Voyager of the Seas en 1999, es el espacio estrella para brindar ocio fuera del teatro. Así, los artistas aparecen regularmente en el Royal Promenade en los barcos que no pertenecen a la clase Oasis.

Son cada vez mas los armadores que optan por pantallas LED para sustituir a los decorados clásicos en los teatros de a bordo.

En estos últimos apareció como gran novedad el AquaTheater, ubicada a popa de la cubierta 6, en lo que supone una de las mayores atracciones de estos barcos. Es un teatro al aire libre con una piscina estrecha, pero muy profunda, dotada de plataformas hidráulicas, una pequeña plataforma trampolín detrás de la piscina que se puede subir y bajar según sea necesario, y cientos de asientos a modo de anfiteatro. Las actuaciones de 30 minutos combinan las acrobacias desde el trampolín y los clavadistas que hacen piruetas en el aire, desafiando el viento y el propio movimiento del buque. Cada buque tipo Oasis ofrece dos espectáculos únicos. Otras navieras, como Disney y NCL ofrecen fuegos artificiales y fiestas al aire libre.

Y la piscina de popa de los buques se la serie Seaside de MSC Cruceros está preparada para convertirse en discoteca por la noche y brindar una amplia oferta de ocio nocturno.

Carnival Cruise Line, también está dispersando el ocio en sus barcos. Utiliza varios espacios públicos para su desfile infantil Seuss-A-Palooza. Y sus teatros, en los buques más modernos, se han convertido en Liquid Lounges de uso flexible, con escenarios tradicionales, pero no dedicados siempre a un uso como espacio teatral.

 

El salón Carusel, en los buques de la clase Meraviglia de MSC Cruceros, está construidos exclusivamente para el Circo del Sol, y también tienen forma circular, con una iluminación espectacular notable, pero sin pantallas LED. Los artistas del Circo del Sol vuelan, aparecen y desaparecen mientras los pasajeros degustan una apetitosa cena durante seis noches de un crucero de una semana de duración.

Por lo tanto, aunque el principal reclamo de ocio nocturno a bordo son los espectáculos tipo Broadway, que ofrecen títulos que han pasado por los mejores teatros del West End y de la Gran Vía, la tendencia imperante es conseguir nuevos espacios más flexibles, y nuevas formas de presentar espectáculos en el mar.

Tendencias en el ocio a bordo de los buques de crucero
Celebrities a bordo. Las navieras contratan cada vez más a artistas de primera línea para actuar en sus buques. Cantantes, actores, celebrities, etc son cada vez más asiduos de los escenarios a bordo, y no sólo durante el bautismo de los mismos. La naviera pionera fue Carnival Cruise Line, que en 2014 anunció que introducía a bordo grupos de música famosos, como Chicago o solistas como Lady Antebellum o Jennifer Hudson.

Y si no navegan las estrellas, lo hacen sus imitadores: Madonna, Elvis, Michael Jackson y Tina Turner suelen ser las más usuales. 

El uso para entretenimiento de espacios distintos al teatro principal es una tendencia imparable.

NCL ofrece a bordo de sus buques de la clase Breakaway la Grammy Experience, que se complementa con un Museo Grammy. En 2014 NCL comenzó con esta oferta en el Norwegian Getaway. El primer artista fue el flautista de jazz Nestor Torres. El segundo fue Sammy Figueroa, conocido por su capacidad para tocar en todos los géneros. Además de sus tres álbumes, incluyendo dos nominaciones al Grammy por mejor álbum de Jazz Latino, ha compartido escenario con artistas como Mariah Carey, o David Bowie. Fue nombrado dos veces Percusionista de del Año.

Musicales Broadway a bordo. La oferta de musicales largos a bordo de buques de crucero es cada vez mayor. NCL y Royal Caribbean han ofrecido en sus teatros titulos como Chicago, Cats, Mamma Mia, etc. Disney, en 2012, ofreció el músical Aladin cuando inauguró el Disney Magic.

Pero también las navieras ofrecen cada vez mas espectáculos más cortos, aquellos en los cuales los pasajeros pueden ver más shows, sin estar una tarde entera en el teatro. Los mas famosos son los ofrecidos por Carnival Cruise Lines que, junto con Play List Productions, ofrece espectáculos de treinta minutos que se brindan en varias ocasiones en el crucero. También Crystal y Cunard ofrecen este tipo de actuaciones. Llevar concursos televisivos terrestres a bordo es otra de las tendencias imperantes. Por ejemplo, Crystal Cruises brinda en sus teatros actuaciones de artistas de American Got Talent. También Cunard, con su asociación con la Royal Academy of Dramatics Arts, puede entrar en este nicho.

 

Otra opción es la asociación de una naviera con una entidad cultural de prestigio. Por ejemplo, Celebrity Cruises ha conseguido llevar al American Ballet Theatre al mar, con una alianza que brindará espectáculos de primera clase de danza clásica. Este año ofrecerán una programación conjunta que incluirá doce actuaciones de artistas invitados y más en 2020, en cruceros seleccionados. Esta asociación permitirá además ofrecer actividades de enriquecimiento como seminarios, clases de barra de ballet y clases de baile para niños.

La segmentación del ocio es otra de las tendencias más en boga: shows para familias; shows para mayores de 21 años (sólo para adultos), etc. 

El circo y los cruceros
Nuevamente, la entrega en noviembre de 2014 del Quantum of the Seas, con su teatro Two 70 lounge, introdujo la posibilidad de ofrecer espectáculos en los que acróbatas aparecían del techo o surgían del escenario. En su gemelo Anthem of the Seas también se repitió el mismo concepto Two70. Este espacio único combina tecnología robótica, pantallas de proyección de 12k HD, cócteles clásicos, comidas informales y cantantes y bailarines talentosos, y todo ello combinado con las increíbles vistas de la estela del buque. Ubicado en las cubiertas 5 y 6, en popa, Two70 es un lugar dinámico que sirve como salón durante el día y se transforma en un epicentro de alta energía y tecnología por la noche: el Spectra’s Cabaret. Es una mezcla de música, danza, vistaramas, etc que se convierten en un hito del crucero. El diseño de Two70 permite que el show sea muy dinámico e inmersivo. Los artistas se elevan en los escenarios fuera de la pista, realizan acrobacias suspendidas del techo, y hacer su trabajo entre la audiencia, lo que le permite conocer de cerca e incluso interactuar personalmente con los artistas.

La dispersión del ocio por todo el buque, con desfiles, flashmob, etc es una tendencia cada vez mas en boga.

NCL tiene su propia versión de este tipo de espectáculos en el Cirque Dreams & Dinner, que se ofreció en el Norwegian Getaway ,Norwegian Breakaway y Norwegian Epic en Europa en 2017. La versión revisada incluía nuevos menús, y nuevoNCL Cruises por el director de Broadway y fundador de Cirque Dreams, Neil Goldberg. Los artistas rotan a lo largo del año para que los pasajeros que regresan puedan tener una nueva experiencia cada vez que navegan con NCL.

 

Sin embargo, es el Circo del Sol el espectáculo más poderoso a bordo de un buque de cruceros, ofrecido en sólo dos buques de MSC Cruceros, como se describe en el artículo sobre el MSC Bellissima de este mismo número de CruisesNews.

Nuevas opciones de ocio
En una industria tan competitiva como los cruceros, las navieras luchan desesperadamente por diferenciarse entre ellas, en ofrecer algo que sus competidoras no puedan brindar. Si además se trata de un recién llegado a este mundo, el reto es aún mayor.

Es el caso de Virgin Voyages. Para empezar sus buques sólo admitirán adultos, por lo que sus promotores querían proporcionar a sus pasajeros una perspectiva alternativa sobre el ocio. Así, Virgin dijo que sus pasajeros (o sus marineros, según su propia jerga) no solo se sentarían y verían espectáculos, sino que también participarán con el elenco. Esta naviera no tendrá un director de crucero tradicional a bordo del barco, sino que tendrá un grupo dinámico de personas dedicadas a hacer que los “sucesos alrededor del barco sean completamente épicos”.

Desde versiones modernas de historias clásicas, bailes interactivos y actos participativos, estas experiencias intentarán romper los límites de las representaciones teatrales tradicionales. Virgin Voyages ha creado The Red Room capaz de transformarse en el mar, ofreciendo cuatro configuraciones diferentes, incluyendo el escenario tradicional de Proscenium, en el escenario de pasarela utilizado en los desfiles de moda, en una configuración de pista plana de baile y, finalmente, en una configuración de escenario invertido.

El primer buque de Virgen, el Scarlet Lady presentará seis producciones originales. Entre ellos se incluyen una colección de micro actuaciones jugadas a lo largo del buque, que aparentemente aparecen de la nada y desaparecen con la misma rapidez, creada por PigPen Theatre Co. El uso de la proyección digital entretejida con actuaciones en vivo formarán parte de la oferta de ocio de estos buques.

La variedad dentro del entretenimiento y del ocio a bordo ha cambiado significativamente. Los pasajeros tienen mucho mayor acceso a un ocio de calidad en tierra, por lo que las expectativas han aumentado sobre lo que debería ofrecerse a bordo. Las navieras tienen que estar al tanto de lo que esta ocurriendo en la industria del ocio. Los cambios en las opciones de cenas, por ejemplo, han influido en un cambio en el entretenimiento; cenas con más libertad de horarios ha hecho que el teatro no sea siempre la opción principal para los pasajeros, por lo que las navieras tienen que brindar otras opciones en varios lugares al mismo tiempo. Este enfoque es mucho más importante de lo que era antes al planificar la programación, y las vacaciones en crucero son mucho más accesibles ahora, por lo que las navieras tienen que estar en condiciones de reaccionar rápidamente a los gustos de los pasajeros.

Existen empresas especializadas en el ocio a bordo a las que las navieras pueden subcontratar este servicio.

Los pasajeros esperan que los espectáculos tengan la misma calidad que los que han visto anteriormente en su ciudad, por lo que un teatro no bordo no es necesariamente diferente de cualquier otro teatro. Además, los pasajeros esperan tener la misma capacidad de elección que tienen en su ciudad, e incluso disfrutar de novedades. Uno de los factores a tener en cuenta es la nacionalidad del pasaje. Suele haber diferencias entre una naviera con pasaje internacional, con otra con pasajeros de una única nacionalidad. La barrera del lenguaje no puede ser un obstaculo para disfrutar del ocio de un crucero, por lo que la posibilidad de ofrecer un show en varios idiomas suele ser garantía de éxito para un artista a bordo.

Es muy importante que una naviera se asegure de ofrecer una programación equilibrada para que los pasajeros puedan elegir. Con varios locales en cada barco, todos con diferente aforo y capacidades técnicas, el director de crucero planifica cada espectáculo y luego los combina diaria y semanalmente para que el pasajero pueda ver todos los espectáculos durante la duración del crucero. Desde monólogos tipo “club de la comedia”, que suelen ser individuales, a producciones tipo Broadway que pueden tener un elenco de más de 21 personas.

Empresas colaboradoras
Las navieras pueden optar por ofrecer directamente el ocio y el entretenimiento a bordo, o hacerlo contratando a subcontratas especializadas. Estas últimas ofrecen todo tipo de espectáculos, desde grandes producciones, a solistas.

Una de las más importantes es Proship. Esta empresa comenzó a ofrecer músicos a la industria del crucero en 1987. Desde entonces ha tenido más de 20.000 contratos para ocio y entretenimiento alrededor del mundo.

Otra empresa muy importante es Creativiva, basada en Toronto, especializada en grandes shows tipo Broadway en buques de crucero, aunque también ofrece teatro clásico, magos, circo, etc.

Esta compañía ha pasado más de diez años creando espectáculos escénicos de calidad. Todas sus creaciones están hechas desde cero en nuestras instalaciones, para ser luego ofrecidas en cualquier lugar donde sea posible. Creativiva diseña su solución de entretenimiento personalizadas, aunque también ofrece programas prediseñados listos para usar inmediatamente.

 

Otra empresa que ofrece este servicio es Flagship Entertainment, fundada en 2014 en California, por Jesse Yoder. En pocos años, se ha convertido en una agencia de vanguardia, capaz de ofrecer cualquier tipo de ocio a bordo.

Las navieras intentan, en la medida de lo posible, encontrarnos cara a cara con el artista y con su agencia con el fin de establecer relaciones de trabajo sólidas. Los equipos artísticos de los armadores asisten regularmente a audiciones y actuaciones en vivo para identificar nuevas tendencias, o nuevos artistas. Además, se dan cita en eventos de la industria como PLASA (Professional Lighting and Sound Association), Leisure Industry Week y también organizan audiciones y visitas a los buques con posibles proveedores. La industria se mueve rápidamente por lo que actualizar la oferta de ocio es una parte vital de la dirección artística de cualquier armador. Esto supone asistir a los estrenos en Londreso Nueva York, o recorrer salas de menos importancia para ver todo aquello útil a bordo, desde el diseño de la iluminación y las coreografías, hasta comedias y monólogos.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: