Havila Kystruten emprende acciones legales para convertirse en propietario del crucero Havila Capella

0

Desde el 12 de abril, el Havila Capella se encuentra en el muelle de Bergen, después de que las compañías de seguros dieran por terminado el seguro del buque debido a las sanciones contra los intereses rusos. La financiación a largo plazo con GTLK Asia del buque es un arrendamiento financiero en el que la documentación del préstamo otorga a Havila Kystruten todos los derechos y toda la responsabilidad de la explotación del buque como si éste fuera de su entera propiedad. La empresa tiene un derecho de compra de la compañía de leasing dos años después de la entrega y una obligación de compra al final del contrato con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones. El 8 de abril, GTLK fue incluida en la lista de empresas sancionadas por la UE debido a la guerra de Rusia contra Ucrania.

Havila Kystruten emprende acciones legales para convertirse en propietario del crucero Havila Capella

El 26 de abril, la empresa recibió una dispensa del Ministerio de Asuntos Exteriores para operar el buque durante 6 meses. Esto tuvo que ser solicitado específicamente por el proveedor de seguros, y esa solicitud fue rechazada el 9 de mayo. Durante este periodo, Havila Kystruten ha trabajado con soluciones a corto plazo para que el barco vuelva a funcionar, al mismo tiempo que ha trabajado con soluciones para un cambio de propiedad del barco.

Havila Kystruten ha presentado una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia, Tribunales de Negocios y Propiedad de Inglaterra y Gales, Tribunal Comercial (QBD), en Londres, para forzar el cambio de propiedad del buque.

«Es importante para nosotros hacernos con la propiedad del Havila Capella. Hemos intentado encontrar una solución con GTLK Asia. Queremos llegar a un acuerdo pagando la cantidad que debemos a GLTK Asia en una cuenta bloqueada. El importe se abonará a GTLK Asia cuando se levanten las sanciones», afirma el director general de Havila Kystruten, Bent Martini. «Tampoco hemos encontrado mucha voluntad por parte de nuestro socio financiero para encontrar una solución amistosa, y tememos que vendan nuestra deuda a un tercero que complique aún más la situación. Por lo tanto, ahora optamos por emprender acciones legales para exigir un cambio de propiedad».

Havila Kystruten ha estado en continuo diálogo con varios ministerios de Noruega para encontrar una solución temporal que le permita operar el barco, pero hasta ahora no se ha encontrado ninguna solución.

«Un avance en el cambio de propiedad resolverá los problemas a los que nos enfrentamos, lo que significa que el Havila Capella recibirá un seguro completo y podrá volver a operar a lo largo de la costa noruega. Significará mucho para nosotros desde el punto de vista financiero que el buque vuelva a operar, pero también significa mucho para las comunidades costeras y el turismo noruego», afirma Martini.

«En el acuerdo, estamos obligados a comprar el barco en 10 años, al mismo tiempo que tenemos el derecho de recomprarlo durante el periodo del contrato. Al mismo tiempo, este tipo de acuerdo presupone que Havila Kystruten tiene todas las demás responsabilidades sobre el buque, de modo que la verdadera relación de propiedad y titularidad recae en nuestra naviera. La solución financiera también significa que el Havila Capella se capitaliza como propiedad de Havila Kystruten y también es residente fiscal en Noruega», explica Martini.

Se espera una aclaración de la justicia inglesa sobre el Havila Capella en un plazo razonable. El 16 de junio se presentó una petición al Tribunal de Distrito de Hordaland para el arresto temporal y el uso forzoso del Havila Capella.

Dejar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.