Cronología del virus que doblegó a la industria de cruceros (Séptima parte)

0

El verano transcurrió según lo esperado, con las Islas Griegas concentrando la mayoría de las rutas de cruceros y el Mediterráneo Occidental incorporando barcos poco a poco. Los cruceros desde EE. UU. también comenzaron a arrancar.

Todas las entradas relacionadas con la cronología de la pandemia están accesibles aquí.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews nº58 – Septiembre 2021

Primera parte CruisesNews nº52 Segunda parte CruisesNews nº53 Tercera parte CruisesNews nº54 Cuarta parte CruisesNews nº55 Quinta parte CruisesNews nº56 Sexta parte CruisesNews nº57

Otro verano en pandemia, pero bastante mejor que el anterior. El porcentaje de flota en funcionamiento alcanzó el 50% a mediados de agosto, con ocupaciones bastante bajas, pero lo importante era demostrar la capacidad de las navieras de prevenir, detectar y controlar cualquier brote, por pequeño que fuese, e ir dando salida al enorme stock de reservas pendientes de viajar desde el año anterior.

Costa Smeralda y MSC Grandiosa fueron los grandes protagonistas en el Mediterráneo Occidental mientras que el Celebrity Apex, Norwegian Jade y Celestyal Olympia pasaron el verano navegando en Islas Griegas. Desde finales de junio el goteo de nuevos barcos en funcionamiento fue constante. Arrancó la temporada de cruceros panorámicos en Reino Unido con el MSC Virtuosa, pero también con el Britannia de P&O, el Anthem of the Seas de Royal Caribbean, el Spirit of Discovery de Saga, etc. 

En EE. UU. llegaron los primeros permisos para navegar después de hacer cruceros de prueba, por lo que Royal Caribbean y Celebrity Cruises comenzaron a operar cruceros con clientes con varios barcos, siendo el Celebrity Edge desde Port Everglades el 26 de junio el primero en hacerlo. El 3 de julio Carnival comenzaba a navegar con el Carnival Vista desde Galveston, y al contrario que otras navieras, manteniendo el buffet autoservicio en sus barcos, pero eso si, asegurándose que todos los pasajeros se laven e higienicen las manos antes de entrar.

Desde finales de junio el goteo de nuevos barcos en funcionamiento fue constante.

El 4 de julio se estrenaba el nuevo Costa Firenze con un crucero desde Savona, y así día a día se fueron incorporando barcos al servicio hasta alcanzar la cifra de 141 unidades. Virgin Voyages finalmente hizo su primer viaje con clientes el 30 de julio desde Portsmouth.

Las navieras norteamericanas se inclinaron totalmente por requerir a los pasajeros el certificado de vacunación completa, pero en EE. UU. los legisladores no les permitieron hacerlo obligatorio. Pese a ello, los cruceros desde EE. UU. zarparon con tasas de vacunados superiores al 93%.

En el norte de Europa la actividad fue muy limitada, con el MSC Seaview comenzando a navegar en el Báltico desde Kiel el 5 de julio. La escasa disponibilidad de vuelos regulares hacia el norte de Europa fue también un impedimento para impulsar este destino.

El 8 de julio se empieza a vacunar tripulantes en Civitavecchia. El puerto italiano llegó a tener 14 barcos amarrados o fondeados durante el parón y con esta iniciativa se pudo comenzar a vacunar a sus tripulantes

A finales de julio el MSC Bellissima comenzaba a navegar por el Mar Rojo desde Jeddah, Arabia Saudí, como parte de su acuerdo con Cruise Saudí, y a mediados de septiembre se anunció una extensión durante el invierno 2021/2022 debido al éxito cosechado.

El 13 de julio Norwegian Cruise Line Holding demanda al Estado de Florida por su legislación impidiéndole exigir certificado de vacunación a los pasajeros, cuando la naviera había prometido cruceros con 100% de vacunados.

Ese día llegaba también la noticia que podría cambiar el mapa de destinos de cruceros para siempre. Italia decidía prohibir el tránsito de barcos de cruceros de más de 25.000 por el Canal de la Giudecca y por el Canal de San Marco a partir del 1 de agosto, impidiéndoles de esa forma, atracar en el puerto de Venecia. En adelante los grandes cruceros deberán atracar en Marghera, una zona industrial al oeste de Venecia, pero eso no será posible hasta el 2022 como pronto, pues el gobierno debe invertir 157 millones de euros en preparar los atraques. Algunas navieras ya han comenzado a plantearse operar desde Trieste, Monfalcone o Ravenna. En esta última ciudad Royal Caribbean Group ha anunciado que construirá una terminal que estará operativa en la primavera de 2024.

El lio de EE. UU., otra vez
El 18 de julio la Corte de Apelaciones de EE. UU. daba marcha atrás a la victoria conseguida por el Estado de Florida contra el CDC, según la cual, las normas del Conditional Sail Order dejaban de ser de cumplimiento obligatorio. La Corte de Apelaciones dio la razón al CDC y el Conditional Sail Order, que requería de cruceros de prueba entre muchos otros requisitos, volvía a ser de cumplimiento obligatorio. Pero solo cinco días después, se desdecía, y volvía a dejar los requisitos de la Conditional Sail Order en “recomendaciones”. Sin embargo, la maraña judicial sigue y las ordenes del CDC se cumplen.

CDC, el Estado de Florida y las compañías de cruceros siguen a la gresca en los tribunales, pero al menos los barcos comenzaron a navegar.

Día a día, semana a semana, los barcos de cruceros fueron superando cruceros de prueba y comenzando a operar. El 26 de julio zarpaba de Seattle el Majestic Princess, primer barco en navegar para la naviera desde el inicio de la pandemia, y además, en Alaska, un destino que tuvo bastantes problemas para permitir los cruceros.

La guerra del CDC norteamericano contra la industria de los cruceros tuvo un nuevo episodio el 20 de agosto cuando la agencia gubernamental emitió un comunicado recomendando que las personas con alto riesgo de padecer COVID-19 grave evitasen viajes en crucero, y que las personas sin vacunar, también lo evitasen igualmente.

Europa
En Europa muchos puertos comenzaron a recibir sus primeras escalas desde el inicio de la pandemia. El 25 de julio el Norwegian Jade zarpaba de Atenas en su primer crucero con clientes después de 500 días de parada, siendo el primer barco de la compañía en ponerse en marcha. 

El 28 de julio el Secretario de Estado para el Transporte de Reino Unido anunció el reinicio de los cruceros internacionales pero muchas navieras no alterarían sus cruceros programados para navegar alrededor de las Islas Británicas durante el verano. El mismo día, Silversea bautizaba el Silver Moon en Atenas.

Italia prohibió el acceso de los grandes cruceros a Venecia.

El 30 de julio, sería un día excepcional para la industria de los cruceros, cuatro megabarcos entraron en servicio, el nuevo Carnival Mardi Grass y el Odyssey of the Seas en EE. UU., el Regal Princess en Reino Unido, y el Genting Dream en Hong Kong. Ese día el Puerto de Valencia también celebraba la llegada del MSC Grandiosa, primera escala de muchas hasta noviembre

El 2 de agosto Celestyal Cruises anunciaba su intención de completar sus cruceros de verano y después no volver a navegar hasta marzo de 2022, cancelando así los cruceros previstos para otoño/invierno.

Durante todo el mes de agosto se incorporarían muchos más barcos al servicio llegando a alcanzar los 190 barcos navegando, aproximadamente el 50% de la flota global de cruceros. También, algunas compañías como Carnival y Royal Caribbean, que habían confiado completamente en la vacunación, modificaron sus protocolos para requerir el uso de mascarillas a bordo y pruebas de antígenos previas al embarque incluso para pasajeros vacunados.

A mediados de agosto Norwegian Cruise Line Holdings anunciaba que extendía como mínimo hasta el 31 de diciembre el periodo en el que seguirá requiriendo prueba de vacunación para embarcar en sus cruceros, imposibilitando así viajar con niños no vacunados, en este momento, los menores de 12 años. Y es que destinos populares como Bahamas endurecieron sus protocolos y solo aceptan visitas a tierra de pasajeros mayores de 12 años vacunados, incluyendo las islas privadas de las navieras.

El 23 de agosto, Dinamarca, que aceptaba desde junio que los pasajeros vacunados bajasen a tierra sin más requisitos, endureció su postura, obligando a realizarse un test PCR o de antígenos a los pasajeros en los días previos a la escala.

Días después, Princess Cruises revelaba que el Diamond Princess volvería al servicio en primavera de 2022 en Japón y el Island Princess en abril de 2022 en el Caribe. Este anuncio implicaba la cancelación de la temporada 2021/22 en Sudamérica y el crucero vuelta al mundo 2022 previsto.

Celestyal Cruises vendió el Celestyal Experience sin llegar a operarlo nunca, pero al menos ganó dinero con la operación.

Por otra parte, Access Accelerator Small Business Development Center y Royal Caribbean Group unieron sus recursos para lanzar un programa de apoyo a pequeñas empresas del sector turístico de New Providence, Grand Bahama y las Islas Berry. El fondo, dotado con 500.000 dólares ofrece importes desde 5.000 a 15.000 dólares de los cuales la mitad es un préstamo blando y el resto una subvención. A los solicitantes se les exige pasar una formación para mejorar sus conocimientos y habilidades profesionales.

A principios de septiembre Celestyal Cruises anunciaba la venta del Celestyal Experience (ex Costa neoRomantica), tras haber pasado un año desde su compra y no haber llegado a operar nunca con la compañía. Esta venta, además de liberarles de una carga financiera, supuso un beneficio de 3,6 millones de dólares para la compañía. Por su parte, Crystal Cruises anunció la venta del Crystal Esprit, el yate más pequeño de la compañía.

Galataport Istanbul anunciaba su intención de empezar a recibir cruceros en septiembre. Se trata de un proyecto de regeneración urbana de 1.700 millones de dólares en el que se ha construido la primera terminal de cruceros subterránea de 29.000 m2 y capacidad para operar 3 barcos y 15.000 pasajeros al día. Holland America, Costa Cruceros y NCL tienen escalas previstas allí, entre otros. Además, el área ofrece ocio, gastronomía, oficinas y un nuevo edificio para el Museo de Arte Contemporáneo de Estambul diseñado por Renzo Piano. Ubicado en el distrito de Karakoy, estas nuevas instalaciones están llamadas a jugar un papel fundamental en la programación de rutas de cruceros en los próximos años.

La reactivación del sector cogía más impulso si cabe en septiembre, con algunos puertos, como Málaga, con 17 escalas previstas, retomando el ritmo, y Barcelona, con dos, tres o cuatro cruceros cada día.

Asia continua siendo un destino con muchas restricciones y las navieras abandonan la zona.

Carnival Cruise Line anunció que aceptaría tests COVID-19 hechos en casa, pero para que sean validos un profesional médico debe supervisar por videoconferencia todo el proceso, identificando a la persona, visualizando la toma de la muestra y su procesamiento. Por otra parte, también llegó a anunciar que haría test COVID-19 previos al embarque en las terminales de cruceros para cumplir con los requisitos del CDC, pero a mediados de septiembre se desdijo y canceló esa opción, aduciendo motivos “logísticos”, que hacían “inviable” atender a tantos pasajeros en una mañana, pese a que en Europa se está haciendo sin mucha dificultad.

TUI Cruises anunció la cancelación de la temporada de Asia prevista para noviembre con el Mein Schiff 5, debido a las restricciones de viajes en la región, mientras que Norwegian Cruise Line, ponía a navegar el Norwegian Epic desde Barcelona y el Norwegian Getaway desde Civitavecchia.

El 15 de septiembre Royal Caribbean anuncia que su nuevo barco, el Wonder of the Seas, hará su temporada inaugural 2022 en Europa y el Caribe, en lugar de en Asia como estaba previsto inicialmente.

A medida que avanzaba septiembre, con cifras de vacunación muy altas, y la quinta ola en rápido descenso, comenzaron a recuperarse algunos servicios a bordo tanto en Costa Cruceros como en su filial AIDA Cruises, como el buffet, aunque obviamente, servido por los camareros.

Asia continúa siendo un destino con muchas restricciones y las navieras siguen cancelando sus temporadas allí, así, Costa Cruceros anunció que el Costa Venezia volvería de China para empezar a hacer cruceros desde Estambul el próximo mayo 2022.

A finales de septiembre los casos de coronavirus en España, Francia e Italia están descendiendo rápidamente a niveles muy bajos, con Grecia iniciando también la bajada, pero llega el otoño e invierno, por lo que la demanda de cruceros también baja y quedarán operando en el Mediterráneo muchos menos barcos. Está por ver como se comporta, tanto la pandemia, como la demanda, en los cruceros desde el sur de EE.UU. pues la temporada de Sudamérica es probable que se cancele totalmente (muchas navieras ya lo han hecho) ante la incertidumbre de si Brasil aceptará recibir cruceros. 

ACTIVIDAD EN ASTILLEROS
• 28 de junio: Comienza la construcción del MSC Euribia, barco de clase Meraviglia-Plus pero con GNL de combustible
• 29 de junio: VARD entregó el Hanseatic Spirit a su armador, Hapag-Lloyd Cruises, para cruceros de exploración de lujo
• 8 de julio: MSC Cruceros anuncia que Fincantieri construirá su nueva terminal en Miami, para estar operativa en diciembre de 2023
• 11 de julio: MV Werften entrega el Crystal Endeavor
• 26 de julio: MSC Cruceros recibe el MSC Seashore de los astilleros Fincantieri de Monfalcone
• 28 de julio: La quilla del Arvia, segundo barco de clase Excel de P&O se coloca en el dique seco de Meyer Werft
• 30 de julio: Holland America Line recibe el Rotterdam de los astilleros Fincantieri en Marghera
• 2 de agosto: Ponant recibe del astillero VARD el buque Le Commandant Charcot, de clase polar 2
• 11 de agosto: Seabourn Venture se pone a flote en los astilleros T. Mariotti
• 20 de agosto: Wonder of the Seas hace sus primeras pruebas de mar en Saint Nazaire, Francia

Dejar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.