Canadá, mucho más que cruceros en otoño

0

El destino Nueva Inglaterra / Canadá está experimentando un notable despegue en estos últimos años gracias a un arduo trabajo de propaganda y marketing.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews

Canadá, mucho más que cruceros en otoño

Esa labor se ha realizado con los planificadores de itinerarios, con los directores estratégicos, pero también con directores comerciales para generar demanda. El Atlántico canadiense ofrece un destino seguro y relajante, mientras que cada uno de sus puertos ofrece algo claramente diferente. Por ejemplo, Charlottetown tiene Anne of Green Gables, mientras que Saint John tiene la bahía de Fundy.

Cada uno de los puertos es diferente, y han trabajado mucho en diseñar itinerarios para diferenciarse de otras opciones. Todos ofrecen naturaleza, turismo activo e historia. Los cruceros de exploración, el nicho de mercado más en boga actualmente, tiene uno de sus santuarios en Canadá.

Temporada de Canadá y Nueva Inglaterra
Canadá y Nueva Inglaterra no son precisamente un destino de crucero mayoritario en Europa, y mucho menos en España. Sin embargo, tiene muchos atractivos: un repaso a la historia de Estados Unidos en Newport y Boston, y Canadá, acantilados y costas escarpadas en Bar Harbor, atractivos pueblos costeros, mansiones opulentas, etc. Cada puerto del Atlántico norte es una muestra del pasado, unido a una belleza natural inigualable.

Halifax, Saint John y Sydney son los tres puertos de crucero más grandes de la fachada atlántica canadiense.

También es muy interesante el cambio de estilo de vida del Atlántico canadiense, en Halifax y Saint John, fundada por pescadores vascos en el siglo XVI. Además, estos itinerarios son el paradigma del turismo activo, ya que ofrecen una gran cantidad de oportunidades para hacer senderismo, bici de montaña, o simplemente caminar en parques nacionales, a lo largo de las carreteras costeras y o en bosques llenos de color. La oferta de actividades incluye motos acuáticas en la bahía de Fundy, avistamiento de cetáceos y rafting en aguas rápidas.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño
La temporada de cruceros de Canadá / Nueva Inglaterra se extiende de mayo a octubre, aunque el mayor número de salidas se concentra entre agosto y octubre. Los meses de verano son ideales para familias de vacaciones, mientras que el otoño es perfecto para observar los colores de los bosques, y la caída de las hojas y los barcos suelen navegar sin niños. Las mejores salidas para disfrutar del otoño (el denominado fall foliage) son las que van desde finales de septiembre hasta mediados de octubre. Si lo que se busca es el avistamiento de ballenas, el mejor momento es de junio a principios de agosto en las costas de Terranova y Labrador. En la Bahía de Fundy, pueden ver ballenas entre julio y septiembre. En los cruceros árticos, las focas y los osos también se pueden observar en la costa de la Isla del Príncipe Eduardo durante los meses de verano.
Otro de los atractivos de este destino son los fiordos… que no sólo se encuentran en Noruega y Chile; América del Norte también los tiene. Si el itinerario de un crucero incluye un día de navegación por el Saguenay, podrá disfrutar del fiordo que lleva ese nombre, ubicado en el corazón de la provincia de Quebec. Es alimentado tanto por el Océano Atlántico, como por el San Lorenzo.

Oferta de cruceros a Canadá y Nueva Inglaterra
Casi todas las navieras ofrecen cruceros a Canadá, aunque el principal mercado emisor es el norteamericano. En los últimos años las navieras destinadas al mercado alemán, TUI y Aida, han comenzado a ofertar este destino. Los dos gigantes de los cruceros en Europa, Costa y MSC Cruceros, no tienen en su inventario este destino. Sin embargo, en el otoño 2019, el MSC Meraviglia se convertirá en el primer buque de la naviera basada en Ginebra que ofrecerá cruceros a Canadá desde Nueva York.

Quebec es el puerto más concurrido del río San Lorenzo. Se congela en invierno y por ello no es navegable. Este invierno pasado estuvo helado entre diciembre y finales de marzo.

La oferta de cruceros a Canadá va desde las navieras de superlujo a las más populares, aunque no es precisamente un crucero barato.
Los armadores de buques de crucero de lujo como Regent, Seabourn o Silversea ofrecen escalas en puertos «boutique» como Martha’s Vineyard, New London, Nantucket o Gaspe, que generalmente no aparecen en los itinerarios de los buques más grandes.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño
Los itinerarios a Canadá Atlántico/Nueva Inglaterra son generalmente periplos redondos de 3, 4 y 7 días de duración con puerto base en el noreste USA, usualmente Nueva York y Boston. El crucero de siete noches ofrece usualmente dos escalas en Canadá y dos o tres escalas en Nueva Inglaterra. Este próximo otoño, Princess ofrece en 2018 varios cruceros redondos de una semana de duración desde Nueva York a Canadá en el Regal Princess y también en el Royal Princess. NCL ofrece cruceros redondos de diez días en el Norwegian Gem entre agosto y octubre. Esos cruceros fueron popularizados por Carnival Cruise Line a comienzos del presente siglo, con itinerarios de cuatro y cinco días, con una o dos escalas en puertos canadienses. Sin embargo, actualmente se ha retirado de ese destino.

Canadá es un destino que se va abriendo poco a poco a las navieras para europeos.

Los cruceros al St. Lawrence son viajes más largos, de entre 7 a 14 días, y no son itinerarios redondos, sino lineales o pendulares. Se originan bien en Montreal o Quebec, y acaban en un puerto del noreste de Estados Unidos, Boston, Nueva York, incluso Baltimore, o a la inversa. Estos cruceros ofrecen dos o tres escalas en la provincia de Quebec, incluyendo Montreal o Quebec, y dos o tres escalas en puertos canadienses del Atlántico. Estos cruceros suelen ofrecer más escalas que los itinerarios redondos, y por ejemplo son brindados por Holland America desde Boston a Quebec. Seabourn también navega entre Montreal y Boston, y Princess ofrece cruceros pendulares entre Nueva York y Quebec.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño
Y por último, los cruceros transatlánticos, que aprovechan el final de la temporada del norte de Europa en septiembre para escalar en puertos canadienses en su vuelta al Caribe. La pujanza de la temporada de otoño en Canadá ha supuesto el acortamiento de la temporada en el norte de Europa de muchos buques. Así, a finales de agosto o comienzo de septiembre, buques como el Regal o Royal Princess, o el Zuiderdam, cruzan el Atlántico desde Escandinavia a Quebec, Nueva York y Boston para ofrecer cruceros a Canadá. También ocurre algo parecido con algunos buques desde Alaska.

Princess Cruises
Este próximo otoño, Princess Cruises utilizará dos de sus buques más grandes, los gemelos Regal y Royal Princess, en cruceros a Canadá/Nueva Inglaterra desde Nueva York y Québec. El Regal Princess y Royal Princess, navegarán por primera vez juntos, ofreciendo diez salidas, con cuatro itinerarios diferentes, visitando doce puertos. El Royal Princess ofrecerá en septiembre y octubre cruceros pendulares de 10 y 11 noches desde Québec y Nueva York con escalas en Newport, Boston, Portland, Saint John, Halifax, Sydney y Charlottetown. El Regal Princess brindará cruceros redondos de siete noches desde Nueva York (Brooklyn Cruise Terminal), visitando Newport, Boston, Bar Harbor, Saint John y Halifax, también en septiembre y octubre.

Canadá es un destino de temporada, entre mayo y octubre.

El año próximo, Princess Cruises repite con su pareja de buques insignia, más el Caribbean Princess, y ofertará en 2019 su programa más amplio de cruceros a Canadá, incluyendo la posibilidad de visitar Groenlandia desde Nueva York a bordo del Caribbean Princess. La temporada incluirá tres buques, con diez y seis salidas de siete itinerarios, que ofrecerán escalas en 16 puertos, algunas de dos días.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño
La principal novedad es el crucero redondo de quince noches «Groenlandia & Canada»desde Nueva York del Caribbean Princess, con tres escalas en Groenlandia y tres en Canadá. También hay un crucero de 24 dias «Canada & Nueva Inglaterra» redondo desde Southampton en el Sapphire Princess, que incluye una escala de dos días en Nueva York y una escala inaugural en Rockland, Maine. El Regal Princess brinda más cruceros redondos de siete noches que nunca desde Nueva York, con salida todos los sábados desde agosto a Nueva Inglaterra y Canadá, así como algunos viajes de 10 días entre Quebec y Nueva York en el Caribbean Princess, con overnight en Quebec tras navegar por el rio San Lorenzo y escalar en Boston y Saguenay. El Royal Princess ofrece cuatro cruceros pendulares de 10/11 noches entre Nueva Yoyk y Quebec, el último de los cuales es de 14 días y acaba en Fort Lauderdale.

Holland America Line
Holland America Line es el líder indiscutible de los cruceros al destino Canadá Atlántico. Este año ofrece 44 periplos en primavera, verano y otoño, con salidas desde cinco puertos distintos: Boston, Montreal, Quebec, Nueva York y Fort Lauderdale. En lo referente a los itinerarios, van desde los populares viajes de siete noches con salida desde Boston o Montreal (que sólo brinda Holland America Line), hasta un crucero de 15 noches por la costa Atlántica. Holland America ofrece la posibilidad de combinar un crucero de siete noches a las Bermudas, con otro de idéntica duración a Canadá y Nueva Inglaterra.

En 2019, Holland America desplegará cuatro buques en el Atlántico canadiense.

Esta próxima temporada, Holland America desplegará cuatro buques: los pequeños gemelos Maasdam y Veendam, el Rotterdam o el Zuiderdam. El Rotterdam brindará desde septiembre ocho cruceros pendulares entre Boston y Quebec de siete noches. Un octavo viaje comenzará en Quebec y finalizará en Tampa. El Zuiderdam ofrecerá el mismo producto, pero desde Nueva York, por lo que los cuatro cruceros serán de nueve noches.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño

El Veendam es el buque HAL residente en este destino. Este año está basado en el noreste norteamericano desde abril, ofreciendo sobre todo cruceros pendulares entre Boston y Montreal. Su temporada se extenderá hasta octubre. Este año su gemelo Maasdam también comercializará el mismo producto, con catorce salidas entre mayo y agosto, de tal manera que todas las semanas habrá una salida de Holland America Line desde Boston y Montreal.
En 2019 Veendam, Zaandam y Rotterdam desde Boston, y Zuiderdam, desde Nueva York, incrementarán aún más la oferta del líder en este destino.

Ártico
El vasto archipiélago ártico de Canadá comprende más de 36.000 islas, en su mayoría despobladas, dispersas a través del Océano Ártico al oeste de Groenlandia. Los cruceros de aventura pueden seguir la estela de los primeros exploradores que buscaron el Pasaje del Noroeste, o incluso probar este viaje, una experiencia al alcance de muy pocos privilegiados y que se ha comparado con un viaje a la Antártida hace 20 años. Es un crucero donde la naturaleza es el principal y casi único atractivo: glaciares majestuosos, fiordos escarpados, excursiones en zodiacs para poder observar focas, morsas, ballenas y osos polares. También se pueden visitar las comunidades inuit en sus remotos asentamientos, como el Centro Natinnak en Pond Inlet, donde se pueden ver tallas y joyas tradicionales de los Inuit y conocer artistas locales. Este es otro de los reclamos más importantes de cualquier viaje a esta parte del mundo. Otras escalas inexcusables son el Parque Nacional Auyuittuq en la isla de Baffin; y la Isla Beechey, una visita obligada para los amantes de la historia de la expedición.

Holland America Line y Princess Cruises dominan el mercado Canadá Atlántico, del mismo modo que lo hacen en Alaska.

El crucero del Paso del Noroeste lo ofrecen casi todos los operadores de cruceros de aventura: Hapag-Lloyd, Ponant, Silversea Expeditions, etc entre julio y agosto. Los cruceros por el Ártico Canadiense están en manos de operadores locales como Adventure Canada, Chimu Adventures, One Ocean Expeditions, etc. Para realizar un periplo por estas aguas hay que tener en cuenta que la temporada es muy corta: sólo julio y agosto, para evitar problemas con el hielo.

Los puertos de crucero mas importantes de Canadá están en la costa del Pacífico, pero los del Atlántico tienen un crecimiento notable en los últimos años.

Canadá, mucho más que cruceros en otoñoHacer clic sobre la imagen para ampliarla.

Los puertos de Canadá
Quebec
Situada donde el San Lorenzo se ensancha mientras se dirige hacia el este hasta el mar, Quebec ofrece hermosas vistas del río, que se realzan con un colorido follaje en el otoño, cuando se programan la mayoría de los cruceros.
Quebec fue fundada en 1608, y es la cuna de la América francófona. Los cruceros atracan en el corazón de la ciudad baja, en las orillas del río San Lorenzo. La ciudad baja está llena de pintorescas tiendas, especialmente en Petit-Champlain, una calle remodelada por artistas en la década de 1990. La ciudad alta, en un acantilado protegido por fortificaciones, alberga notables edificios civiles, religiosos y militares, entre los que destaca el majestuoso hotel Fairmont Le Chateau Frontenac, construido en 1893 por la Canadian Pacific. Ambas ciudades están unidas por un funicular
Quebec comenzó su temporada de cruceros el 4 de mayo de 2018 con la escala del Veendam, de Holland America Line, en la terminal de cruceros Ross Gaudreault. 2018 será otro año de record para el puerto, después de batir su propia marca en 2017. El Puerto de Quebec siempre ha superado a lo largo de su historia las expectativas de crecimiento, y ha recibido altas puntuaciones en las encuestas de satisfacción entre los pasajeros. En 2018, ocho barcos realizarán sus escalas inaugurales en Quebec, el Sea Princess y el Royal Princess, de Princess Cruises; el Adventure of the Seas, de Royal Caribbean International; el Star Pride, de Windstar Cruises; el Disney Magic; el AIDAvita, de AIDA Cruises; y los Silver Spirit y Silver Wind, de Silversea Cruises.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño
Por primera vez, Disney Cruise Line y Windstar Cruises harán escala en el puerto. El Disney Magic incluirá dos escalas de dos días en septiembre, dentro de itinerarios de siete días que también incluirán los puertos de Saguenay y Baie-Comeau. El Star Pride  escalará el 21 de septiembre en Quebec. El buque ofrecerá un crucero de Montreal y ofrecerá escalas en Saguenay, Gaspe, Charlottetown, Halifax, Portland y final en Boston. Holland America Line es el mejor cliente del puerto de Quebec, con 42 escalas de mayo a octubre. El Sea Princess, de Princess Cruises, llenará Quebec de australianos en su primera escala en agosto de 2018 y el Royal Princess ofrecerá tres salidas de 10 y 11 días, con overnight en Quebec en cada uno de ellos. Por último, tres barcos de Norwegian Cruise Line escalarán en Quebec en 2018: Norwegian Jade, Gem y Dawn. Este año, el día más activo es el 5 de octubre, con seis buques. El 29 de septiembre, será otro día a recordar con la presencia del Queen Mary 2, Seabourn Quest y Seven Seas Navigator.

La compañía italiana MSC Cruceros entra en 2019 en este destino con el MSC Meraviglia.

La Autoridad Portuaria de Quebec está tratando de ampliar la temporada al verano. Este año lo han logrado con Holland America Line, con un récord de 42 escalas programadas este año, y también con Princess Cruises, que tiene su primera escala en agosto.
También han encargado a Bermello, Ajamil & Partners un estudio sobre una posible terminal que reemplace la construcción provisional que se tiene que construir anualmente con esa misión. La construcción de esa terminal se concretó en agosto: se construirán en el muelle 30, costará alrededor de veinte millones de dólares y estará acabada en 2020.

Halifax, Nueva Escocia
Halifax es el puerto más representativo de Nueva Escocia. Tiene una antigua tradición marinera (Samuel Cunard nació allí) y ha sido la escala histórica de las travesías trasatlánticas en Canadá. Hoy es un puerto lleno de historia, que está situado al lado del centro de la ciudad, que ofrece una amplia oferta cultural, monumental y culinaria, con una amplia oferta de pescados y vinos. Es la sede la Museo de la Emigración de Canadá en el Pier 21, y del Museo Marítimo del Atlántico, que posee una de las mejores colecciones sobre el Titanic, incluyendo la única tumbona original de cubierta. Halifax tiene otro atractivo: el record de bares y pubs per capita en América del Norte. Como resultado, la excursión de rastreo de pubs es una de las más populares en cualquier crucero.
También ofrece en sus cercanías muchas actividades de turismo activo al aire libre para disfrutar en la naturaleza, incluida una visita a la mundialmente famosa Peggy’s Cove, o Lunenburg, un antiguo pueblo meticulosamente restaurado que es Patrimonio de la Unesco.
El puerto de Halifax está presente en casi todos los itinerarios a Canadá-Nueva Inglaterra. Está ubicado a 593 millas de Nueva York (386 millas desde Boston) por lo que un buque a quince nudos que salga de Manhattan puede estar en Halifax tras sólo un día de navegación.
En 2017, Halifax recibió 173 escalas de crucero, un 27% de incremento sobre las 136 escalas registradas en 2016, que permitieron que 292.722  pasajeros visitaran la ciudad, un 23% de incremento sobre los 238.217 de 2016.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño
La temporada de cruceros de 2018 de Halifax comenzó el 22 de abril con la escala del Fram, un buque de Hurtigruten que atracó en el Pier 23 del Halifax Seaport District. Este año se esperan alrededor de doscientas escalas, con 300.000 pasajeros, por lo que nuevamente se batirá el record de visitas y visitantes. Habrá diez escalas inaugurales, comenzando por la del Norwegian Bliss el pasado 30 de abril, en su viaje trasatlántico tras ser entregado. El Disney Magic ofrecerá tres escalas en septiembre y octubre, y el Queen Mary 2 escalará en octubre. El 9 de octubre de 2018 será el día con más movimiento, con cinco escalas simultáneas y más de 11.000 pasajeros.

Corner Brook
Durante 2017, Corner Brook dio la bienvenida a 13.186 pasajeros y 6.901 tripulantes, que llegaron en buques como el Seven Seas Mariner, Seven Seas Navigator, Vision of the Seas y Artania. Este año el puerto espera 15.500 pasajeros y quince escalas. Atracarán por primera vez el AIDAvita, Arcadia y Crystal Symphony. Corner Brook también dará la bienvenida nuevamente al Queen Mary 2, que volverá por primera vez desde 2006. También este año se inaugurará un pequeño edificio en el muelle para mejorar los servicios portuarios y actividades de bienvenida, que incluirá un mercado y un centro de bienvenida para los pasajeros. Ese local alojará a los voluntarios que dan información a los pasajeros que utilizan los autobuses gratuitos que van desde el puerto hasta el centro los días de cruceros. Corner Brook se ajusta perfectamente en un itinerario de 10 o 14 días entre Canadá y Nueva Inglaterra. Otra área de crecimiento son los barcos que ofrecen cruceros trasatlánticos procedentes de Islandia y Groenlandia, así como el emergente mercado de cruceros de expedición, con itinerarios que incluyan la circunnavegación de Terranova o escalas en la costa de Labrador.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño

Saint-John
Saint-John, situada al norte de la bahía de Fundy, es la ciudad más oriental de América del Norte, así como la segunda ciudad más grande del Atlántico canadiense, después de Halifax, en Nueva Escocia. Debido a su ubicación estratégica, Saint-John ha sido de vital importancia durante siglos para los exploradores, aventureros, comerciantes y todo tipo de gente de mar. Hoy, gran cantidad de armadores de cruceros incluyen Saint John en sus itinerarios tanto como puerto base y como puerto de escala en tránsito, en itinerarios por Terranova, Labrador, y el norte de Canadá. Además, Saint-John es un puerto de escala para cruceros trasatlánticos. Saint-John está situada a 537 millas desde Nueva York, y a sólo 290 millas desde Boston. Uno de sus atractivos es que tiene las mayores mareas del mundo.

El Ártico canadiense es uno de los destinos de cruceros de exploración mas pujantes.

La actividad de cruceros de Saint John comenzó hace más de treinta años, con 550 pasajeros. Este año la temporada se prolongará entre el 1 de mayo y el 2 de noviembre, e incluirá 75 escalas, que trajeron a la ciudad alrededor de 176.000 pasajeros y 70.000 tripulantes. Esto representa un 19% de incremento en pasajeros sobre 2017 (144.000) y una mejora del 13% en las escalas de buques de crucero (66 en 2017).

Canadá, mucho más que cruceros en otoño
Es el cuarto año consecutivo de crecimiento, que se espera tenga continuidad en 2018. Y esto a pesar de que Royal Caribbean, que en 2016 había escalado con el Vision on the Sas y con el Anthem of the Seas (el mayor buque que ha atracado en Saint John), no tiene programadas escalas este año. La actividad de cruceros de Saint John representa anualmente una inyección de 50 millones de dólares a su economía, incluyendo la creación de casi 300 puestos de trabajo directos en New Brunswick. Para 2020, el puerto de Saint John espera alcanzar la cifra de 200.000 pasajeros, y en el Plan Estratégico del puerto se habla de 300.000 dentro de diez años.

Sydney
Uno de los puertos más visitados de Nueva Escocia es Sydney, una ciudad con un denso pasado industrial y minero, situada a 807 millas náuticas de Nueva York y 600 millas desde Boston. En 2017 recibió más de 132.000 pasajeros, lo que provocó que el gobierno regional de la Isla de Cape Breton, en colaboración con la Autoridad Portuaria de Sydney, contratara el diseño y la construcción de un segundo muelle de cruceros a CBCL, en la Sydney Marine Terminal, valorada en 20 millones de dólares. Este segundo muelle será capaz de recibir buques del tamaño del Queen Mary 2, con un calado de 11,5 metros. Estará situado justo al norte del muelle actual y permitirá, cuando se acabe, recibir tres buques simultáneamente.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño
Tras la reconversión industrial sufrida a comienzo del siglo XXI, las inversiones en infraestructuras para cruceros son consideradas estratégicas por el Gobierno Regional. El diseño incluye los requerimientos de los armadores de buques de crucero en lo referente a calado mínimo, fingers, canales de acceso, defensas y capacidad de los norays y bitas, así como todo lo referente a infraestructura terrestre, como aparcamientos, aceras, acceso de autocares, etc.
La isla de Cape Breton es un destino imprescindible en cualquier itinerario a Canadá/Nueva Inglaterra. Entre sus atractivos está su Museo Minero, el Museo de Alexander Graham Bell, y el Fuerte de Louisbourgh, construido en 1744. Este último sufrió la mayor reconstrucción de un monumento histórico en América del Norte.

Charlottetown
Charlottetown, en el Isla del Principe Eduardo tuvo un crecimiento de un 42% en el número de visitantes en 2017, llegando a 36.000 pasajeros y tripulantes, solo en los tres primeros meses de la misma. Esto supone alrededor de diez millones de dólares en impacto económico directo e indirecto para la isla. A final de temporada, Charlottetown acogió 156.000 pasajeros y tripulantes. El año pasado atracó por primera vez el Disney Magic el 24 de octubre.

La pujanza de la temporada de otoño en Canadá ha supuesto el acortamiento de la temporada en otros destinos, como el norte de Europa o incluso Alaska.

Charlottetown es famosa por ser “la ciudad de las iglesias y los árboles”, con un centro histórico lleno de pintorescas tiendas y buenos ejemplos de arquitectura victoriana.
Para este año 2018, Charlottetown espera noventa y un escalas de buques de cruceros, seis de ellas inaugurales, que traerán un total de 115.178 pasajeros y 50.478 tripulantes. La temporada la abrió el Veendam el 2 de mayo, y la cerrará el Silver Wind el 4 de noviembre de 2018. Entre los buques mas grandes destaca el Adventure of the Seas, que realizará cuatro escalas en otoño, el Royal Princess, o el Norwegian Gem, también con cuatro escalas.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño
La naviera que atracará más veces en Charlottetown será, como no, Holland America, con cuarenta y dos escalas con cuatro buques, lo que supone casi la mitad de las escalas. Los buques de lujo también tienen una cuota importante, con doce escalas entre Seabourn, Silversea y Windstar.
Charlottetown tiene esta año dieciocho escalas de fondeo. Para evitarlo, está llevando a cabo un proyecto de expansión del muelle de atraque, que se inició en junio pasado, estando prevista la finalización para el otoño de 2019. El proyecto de ampliación, que consiste en cuatro duques de alba adicionales, se realizará por pilotaje, y supondrá ampliar la línea de atraque existente en 270 metros, lo que permitirá recibir dos buques de hasta 330 metros simultáneamente.

Montreal
El puerto de Montreal ha ejecutado durante décadas uno de los proyectos más importantes de relación puerto-ciudad. El Grand Quay de Montreal es ahora un testigo de la historia de la ciudad, con usos ciudadanos además de ser la terminal de cruceros más moderna de Canadá.
Esta construido sobre el Alexandra Pier, que a su vez se erigió hace mas de cien años, a comienzos del siglo XX. De aquella, Montreal era el puerto cerealista mas grande del mundo.
En los años sesenta, los buques de crucero comenzaron a escalar en Montreal. Para atenderles en la mejores condiciones, la Autoridad Portuaria de Montreal decidió construir una terminal de pasajeros en el Alexandra Pier, que se acabó a tiempo para la Exposición Universal de 1967, y fue bautizada Iberville Passenger Terminal.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño
A comienzos del presente siglo hubo un boom en la llegada de cruceros, pasando de 51.000 en 2006 a los 114.000 actuales, lo que provocó la necesidad de actualizar la terminal.
El proyecto de reconstrucción del Alexandra Pier y de la Iberville Passenger Terminal comenzó en noviembre de 2015, según un proyecto del arquitecto Provencher Roy. La primera fase era la terminal de cruceros, que recibió su primera escala, protagonizada por el Maasdam, el 10 de junio de 2017. Iba a ser inaugurada en mayo, pero una huelga de la construcción provocó un retraso en su entrega. La parte ciudadana del proyecto, denominada Montreal’s Grand Quay, abrió sus puertas al público el 3 de junio de 2018. Queda pendiente una torre de observación, que se inaugurará en 2021.

Montreal ha pasado de ser un puerto dedicado casi en exclusiva a graneles, a tener una amplia presencia de buques de crucero.

2017 fue un año de record para Montreal debido en parte de los buques que llegaron atraídos para celebrar el 150 aniversario de la fundación de Canadá, y el 375 aniversario de la fundación de Montreal. Más de 50 buques de crucero atracaron en Montreal el año pasado, con más de 114.000 pasajeros, lo que supone un incremento del 33% comparado con 2016, y un 140% respecto a 2011. Para 2018, el puerto espera un incremento del 14%, lo que supondrá la llegada de 130.000 pasajeros en 2018.
En total hay programadas ochenta y dos escalas, siendo nuevamente Holland America el mayor usuario del puerto, con 18 escalas. La mayor parte de los buques pertenecen al segmento upper Premium (Oceania, Viking, etc) y lujo (Seaburn y Silversea).

Boston
Boston, en Massachusetts, es la historia viva de los Estados Unidos. Esta ciudad ofrece una amplia oferta en museos, galerías, parques y lugares de interés histórico. Entre ellos está el famoso Freedom Trail, de 2.5 millas, que incluye la ruta del paseo de Paul Revere, o los barcos de té restaurados en el Boston Tea Party Ships & Museum. También es una ciudad donde encontrar boutiques, cafés y excelentes restaurantes.
En 2017, la actividad de cruceros de Boston creció un 31%, con 151 escalas, que se reparten hacia dos importantes destinos: Bermuda y Canada. Para 2018 hay previstas 163 escalas. El principal cliente de Boston como puerto base era hasta 2017, Norwegian Cruise Line; pero este año ha cedido el testigo a Holland America Line, que con 34 rotaciones (28 rotaciones en 2017) ha superado a NCL (31 escalas). El motivo de este crecimiento es la mejora de las conexiones aéreas de su aeropuerto internacional, con mas vuelos internacionales y más vuelos low-cost domésticos. Esta tendencia sigue en aumento, lo que hace de Boston el puerto base ideal para un crucero a Canadá, dado que esta 378 millas más cerca de Canadá que Nueva York, su principal rival. Esto permite, a igualdad de duración, estancias más amplias en los puertos, o navegar a menor velocidad.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño
El puerto recibió en 2017 36 buques de 19 navieras diferentes, incluyendo buques para europeos como el Mein Schiff 6 que realizó la primera escala de TUI en Boston. También tuvo cinco escalas en overnight, sobre las tres de 2016. Boston es además una escala para los cruceros largos desde Nueva York.
Nueva York ofrece en 2018 treinta y ocho cruceros a Canadá, por veintinueve de Boston. Sin embargo, la oferta de Nueva York es mucho mas estacional, en otoño, mientras que la oferta de Boston se comercializa desde primavera.

Newport y Bar Harbor
Otras escalas en Estados Unidos en ruta a Canadá son Newport, en Rhode Island; y Bar Harbor, en Maine. Newport era la el enclave donde los ricos más famosos de Nueva York veraneaban en sus opulentas mansiones. Ahora se pueden visitar en excursiones facultativas, como es el caso de The Breakers, el palacio de estilo renacentista italiano de Cornelius Vanderbilt II, con una logia que presenta un mosaico de delfines hecho con miles de piezas de mármol. También es muy famoso el Cliff Walk, un pintoresco sendero de 3,5 millas a lo largo de la costa rocosa que ofrece una gran vista de muchas de las mansiones de Newport.

Bar Harbor fue el primer puerto norteamericano que limitó las escalas de buques de crucero.

En 2018 hay programadas 58 escalas de buques de crucero, que tienen que fondear en el puerto y llegar en tender al embarcadero del Perotti Park, mientras que los buques más pequeños atracan en el South Alofsin Pier en el Fort Adams State Park.
Bar Harbor, en Maine, tiene como principal atracción el Parque Nacional Acadia, una mezcla de imponentes acantilados y montañas boscosas. El presidente Woodrow Wilson estableció Acadia como el primer parque nacional al este del Mississippi. Este año tendrá 174 escalas de buques de crucero entre el 19 de abril, con la llegada del Fram, y el 7 de noviembre, día en el que el Insignia, de Oceania Cruises, cierra la temporada. Este año habrá cinco escalas inaugurales: Hebridean Sky, Adventure of the Seas, AIDAvita, Star Pride, y Silver Wind.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño
Bar Harbor fue uno de los primeros puertos del mundo en pensar en la sostenibilidad de los cruceros. Limitó la llegada de cruceristas a 3.500 fuera de temporada, que se podía aumentar hasta 5.500 en la temporada alta del otoño. Y en junio de 2017 sometió a votación entre sus vecinos si convertían un antiguo muelle de ferries, en una terminal de cruceros, para evitar que los buques siguieran fondeando. Y dando una lección de pragmatismo, los 5.535 vecinos de Bar Harbor, que reciben más de tres millones de visitantes al año, incluyendo más de 170.000 cruceristas, votaron a favor. Una muestra evidente que un destino de cruceros puede ser sostenible y generar riqueza para la comunidad simultáneamente.
Rockland, otro puerto de Maine, también ha limitado las escalas de buques de más de 500 pasajeros. Sólo admitirá seis megabuques al año, en septiembre y octubre, con un límite diario de 3.000 pasajeros y uno mensual de 9.000. 

Canadá en cifras
En 2016 se produjeron alrededor de 1.200 escalas de buques de crucero en puertos canadienses, con más de 2,23 millones de entradas de pasajeros. De ellos, un 60% fueron en transito y el restante 40% en puerto base, sobre todo con destino Alaska.

– Los puertos de British Columbia (Nanaimo, Prince Rupert, Victoria y Vancouver) supusieron el 63% de estas llegadas de pasajeros (1.400.000 entradas), todas relacionadas con el destino Alaska (ver CruisesNews número 44).

– Los puertos atlánticos de Canadá, liderados por Halifax, supusieron un 26% de las llegadas de cruceristas en 2016 (alrededor de 574.500 pasajeros). Estos puertos son los destinos principales de los cruceros a Canadá/Nueva Inglaterra que comienzan en el noreste de Estados Unidos, pero también de cruceros de expedición, y travesías trasatlánticas.

Halifax es el puerto atlántico de cruceros mas importante de Canadá.

– Finalmente, los puertos del St. Lawrence, incluyendo Montreal, Saguenay, Québec y algunos más pequeños, suman en 11% restante de los cruceristas que llegan a Canadá (alrededor de 252.000 pasajeros).

Canadá, mucho más que cruceros en otoño

Vancouver es el mayor puerto de cruceros de Canada con más de 826.000 pasajeros (un 37%) casi en su totalidad en puerto base. El segundo es Victoria, un puerto de transito puro por el que pasaron 557,000 cruceristas.
Halifax, Saint John y Sydney son los tres puertos de crucero más grandes de la fachada atlántica canadiense, todos puertos de transito. Combinados superaron los 464.000 pasajeros (un 81% de los cruceristas en ese destino). Halifax supuso el 11% de los cruceristas que escalaron en Canadá; Saint John aportó un 6% y Sydney se atribuyó el 4% restante con mas de 80.000 llegadas de cruceristas en transito.
Quebec es el puerto más concurrido del San Lorenzo, con cerca de 110.000 llegadas de pasajeros (un 5% del total de Canadá) en 2016. El puerto de Quebec es tanto puerto base, como puerto de transito, con un peso de 30/70% respectivamente.

Quebec construirá una nueva terminal de cruceros que estará acabada en 2020.

Montreal contribuyó con otros 70.600 pasajeros, un 96% de los cuales empiezan a finalizan su crucero en ese puerto. Entre ambos puerto acumulan un 71% de las llegadas de cruceristas a la Provincia de Quebec
En 2018, los nueve puertos de la Asociación Cruise the Saint Lawrence recibieron 387.678 pasajeros en 2017, y para el 2018 se espera un incremento del 30%. Veintiséis armadores enviaran treinta y cinco barcos a ese destino, con un impacto económico directo e indirecto de más de quinientos millones de dólares.
El resto de los puertos suponen en 9% de las llegadas de cruceristas, destacando Charlottetown, Saguenay y St. John’s.

Montreal, un puerto ecológico
Uno de los aspectos más importantes del proyecto de la nueva terminal Grand Quay de Montreal era una toma de corriente de tierra, valorada en once millones de dólares, capaz de reducir la emisión de gases de efecto invernadero en 2.800 toneladas/año. Esta infraestructura esta formada por una línea eléctrica de 25 Kilo Voltios de tensión, que alimenta una nueva subestación instalada en la terminal de cruceros en 2016. Por su parte, Schneider Electric diseño y construyó todo el equipamiento necesario y lo instaló en la subestación. Tras finalizar los trabajos, el 29 de julio de 2017, el Veendam, de Holland America Line, se conecto por primera vez a la toma de corriente, lo que le permitió parar todos sus motores mientras estuvo atracado. Este proyecto fue financiado por 5 millones de dólares provenientes del programa Shore Power Technology for Ports del gobierno federal, mientras que el Gobierno de Québec contribuyó con otros 3 millones provenientes de otro programa propio denominado PETMAF. La Autoridad Portuaria invirtió los 3 millones restantes.

Canadá, mucho más que cruceros en otoño

El programa Shore Power Technology for Ports Program (SPTP) del Gobierno Federal canadiense es una parte de sus esfuerzos para reducir la contaminación y la emisión de gases de efecto invernadero en Canadá. El programa esta destinado a reducir la contaminación producida por los buques atracados en puerto, con objeto de que puedan parar sus grupos electrógenos y conectarse a la toma de corriente de tierra. El programa SPTP subvenciona el 50% de la inversión necesaria. Y es uno de los instrumentos del Gobierno Canadiense para reducir un 17% la emisión de gases de efecto invernadero sobre los niveles de 2005, en 2020. Además de Montreal, Halifax y Vancouver también han construido instalaciones similares dentro del programa SPTP.

Canadá, mucho más que cruceros en otoñoHacer clic sobre la imagen para ampliarla.

Dejar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.