La apuesta de las navieras refuerza el liderazgo de cruceros del Port de Barcelona en Europa y el Mediterráneo

0

El enclave recibirá este año 14 barcos en primera escala y aumentará el número de pasajeros de turnaround.

El Port de Barcelona tiene previsto recibir unos 2,6 millones de cruceristas en 2016. Estos pasajeros llegarán en las 750 escalas de cruceros de las 40 navieras que operan el Port, prácticamente todas las compañías dedicadas a este sector que navegan en el Mediterráneo.

Este año el Port de Barcelona también tiene previsto recibir más pasajeros de turnaround (aquellos que inician y finalizan su itinerario en la capital catalana), en línea con el crecimiento experimentado por esta tipología de cruceristas en 2015, cuando aumentaron un 11,5%. Según ha destacado el subdirector general de Estrategia y Comercial, Santiago Garcia-Milà, durante la rueda de prensa ofrecida en el marco del Seatrade Cruise Global 2016, estos pasajeros son los que efectúan una mayor aportación a la economía de la ciudad y del entorno. “Según el Estudio de Impacto Económico de la Actividad de Cruceros del Port de Barcelona presentado el año pasado por la Universitat de Barcelona, el crucerista de turnaround que pernocta en la ciudad realiza un gasto diario medio de 202 euros”, ha recordado Garcia-Milà.

Por otro lado, la presencia del Norwegian Epic (la nave más grande de Norwegian Cruise Line) en Barcelona durante los meses de invierno contribuirá a incrementar el volumen de cruceristas que visitan la capital catalana fuera de temporada. Este barco se suma a las naves de compañías como Costa y MSC, que llevan años ofreciendo rutas de crucero en invierno desde Barcelona, hecho que permite romper la estacionalidad asociada a este tráfico.

Entre las tendencias para este año también se observa una mayor presencia de barcos de crucero de lujo o de gama alta en el Port de Barcelona. Entre los más destacados se encuentran el Viking Ocean y Viking Seas, de Viking Cruises; el Sirena, de Oceania Cruises, que será inaugurado en la capital catalana el 27 de abril; Le Lyrial, de la francesa Ponant; y el Seven Seas Explorer, el nuevo buque de la compañía Regent Seven Seas.

Por otro lado, las navieras apuestan por posicionar en Barcelona sus mejores barcos o los más nuevos, como se demuestra con la llegada de las naves Koningsdam y Oosterdam, de Holland America; el MeinSchiff 4 y MeinSchiff 5, de la alemana TUI; y del Jewel of the Seas, de Royal Caribbean.

Además, el enclave catalán recibirá 14 barcos de crucero en primera escala, algunos de los cuales serán nuevos en el mercado. Se trata, pororden de llegada, de los buques Koningsdam, Mein Schiff 4, Viking Ocean, Sirena, Jewel of the Seas, Carnival Vista, Oosterdam, Harmony of the Seas, Thomson Discovery, Seven Seas Explorer, Mein Schiff 5, Norwegian Star, Le Lyrial y  Viking Seas.

En 2016 también está previsto el inicio de obras de la nueva terminal E de cruceros, que será construida y gestionada por CarnivalCorporation. Con una inversión de 30 millones de euros, el primer operador de cruceros del mundo levantará en el Port de Barcelona la terminal de cruceros más grande de Europa, con 10.000 metros cuadrados. Será la segunda terminal de Carnival en la capital catalana (actualmente gestiona también Palacruceros) y la séptima del Port de Barcelona.

La delegación del Port de Barcelona promociona en SeatradeCruise Global (Fort Lauderdale) la oferta de servicios e instalaciones para cruceros de la capital catalana. Esta es la principal feria del sector de cruceros que se celebra en el mundo. La edición del año pasado reuniómás de 11.000 asistentes procedentes de más de 125 países.

Dejar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.