Silversea Expeditions, 10 años de cruceros de ensueño

Cuando hablamos de expediciones, nos imaginamos lugares recónditos, esquinas del mundo inexploradas, porteadores, y peligros infinitos. Y ciertamente lo eran, cuando los primeros viajeros victorianos, se aventuraban por lugares amenazantes.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews
Entrevista con Conrad Combrink, SVP Strategic Development Expeditions and Experiences Silversea

Las primeras expediciones famosas marcaron un hito. Algunos reputados exploradores no lo consiguieron, pero otros serán recordados para siempre.

Livingston, Amundsen o el propio Marco Polo. Hoy en día, en un crucero de expedición podemos huir de la muchedumbre, y cómodamente ver como pasa el mundo más inexplorado, desde la comodidad de nuestra lujosa suite.

Silversea fue una de las primeras en juntar dos binomios contrapuestos: expedición y lujo.

El mundo avanza que es una barbaridad, y la aventura está controlada, aunque las sensaciones y emociones sigan inmutables, hasta el punto de significar que cualquiera de ella puede ser la experiencia de nuestra vida. Cuando la familia Lefevre funda Silvesea en 1994, prentendía crear una compañía ultralujosa, exclusiva en donde los pasajeros formasen parte de la familia. Cielos… como adoro que se acuerden de mi nombre cada vez que subo a bordo. La compañía ha sido siempre una referencia en cruceros de gran lujo, pero con el paso del tiempo, sus exclusivos pasajeros comenzaron a pedir nuevas experiencias. En el sector de los cruceros, se han construido barcos cada vez más grandes, y los coquetos barcos de Silversea, comenzaron a toparse con escalas saturadas por miles de pasajeros de otros buques. Tanto el Mediterráneo, como otras zonas habituales de cruceros, continúan siendo lugares hermosos que merece la pena visitar, pero, cuando dispones de una cuenta corriente abultada, quieres ir más lejos, donde nadie va. Y así surgieron los cruceros de expedición.

Principios básicos de un crucero de expedición
Sentirte un explorador, es buscar horizontes únicos. Cierto que el mar es igual para todos, pero no todos los puertos son aptos para todos los barcos. Sistemáticamente se buscan puertos no trillados, y sobre todo el “vacacionar”ya no sería el leiv motiv de los cruceros de expedición, sino una integración “cuidadosa” y responsable en cada destino. Ir más alla, y empaparse de su cultura, tradiciones, historia, gastronomía, idiosincrasia, pero siempre siendo una “unidad” ecológicamente sostenible. Entrar de puntillas sin molestar al medio ambiente, y no resultar un elemento disruptor de cada lugar de la tierra. 

No es que los pasajeros de expedición, sean mentes ilustradas, pero si con ciertas ansias de conocimientos. Para ello, se cuídan los embarques, en su gran parte en lugares que carecen de atraques, usando “zodiacs” o “tenders”, fusionándose con poblaciones muy poco dadas al contacto con el sector de los cruceros, y siempre desmenuzando el destino. Por eso, cada crucero de expedición siempre está caracterizado por la preparación exhaustiva de lo que se va a visitar. Cada barco lleva naturalistas, geólogos, historiadores, biólogos, arqueólogos… etc; en todos los casos de renombre, para descubrir otras facetas del destino, sin ejercer un turismo agresivo. Los barcos pequeños, e “invisibles” son los ideales para los recónditos espacios de los cruceros de expedición. En el caso de Silversea, lo más destacado, por ejemplo, es la Colection Explorer, singladuras con la supervisión y colaboración de la Royal Geographical Society, fundada hace 200 años, y que daba cobertura y patrocinio a exploradores como Darwin, Livingston, Shackleton o Hillary. 

La humildad, y aceptar realidades diferentes son claves en el cualquier crucero de expedición.

A bordo de cada expedición Colection Explorer, irán conferenciantes, historiadores, arqueólogos etc, de la prestigiosa organización británica. 

Barcos 
Los cruceros de expedición tradicionales, se caracterizaban por ser barcos espartanos, y a menudo austeros ya que se pensaba que la experiencia cruceristica de lujo, iba reñido con el interés local. Sin embargo, Silversea fue una de las primeras en juntar dos binomios contrapuestos. Expedición y lujo. 

Desde que en 2008, Silversea presenta al mundo el Prince Albert en Monaco, nadie se iba a imaginar, que el concepto iba a crecer como la espuma. Salido de los astilleros de Rauma Repola en Finlandia, el 1989 como Delfin Clipper, se invierten millonarias cantidades para que reúna las características de prestigio, que requiere cualquier barco de la compañía. En la actualidad, bajo el nombre de Silver Explorer, es una nave con casco 1A Ice class, para navegar en condiciones de navegación extremas. Tiene capacidad para 132 pasajeros en 66 cabinas. Solo 6.130 toneladas, lo hacen perfecto para navegar en aguas frías. 

Solo los barcos pequeños son capaces de no sacar protagonismo al destino.

Este año, uno de los primeros barcos de la compañía ha sido transformado en barco de expedición. Hay que reconocer que el azul, le queda divino al Silver Cloud Expedition. Es uno de los barcos más grandes en las rutas polares, con 16.800 toneladas, capacidad para 254 pasajeros, y la posibilidad de ofrecer 16 zodiacs y 10 kayaks. De su decoración clasicista, ahora es más moderno, diáfano y luminoso, adecuado a fusionarse con la simplicidad de la naturaleza. 

No todo son navegaciones polares y árticas, el Silver Discoverer es una pequeña nave de finales de los noventa, construído para el mercado japonés como Oceanic Grace. Entra en la compañía en 2014, y tras una profunda renovación del 2016 ofrece un marco perfecto para navegar en latitudes “usualmente” cálidas. Solo 5.218 toneladas, 116 pasajeros ofrece refugio excepcional y lujoso, tras la expediciones en tierra. 

Además de hablar de la Antártida, las Galápagos es uno de los últimos lugares vírgenes de la tierra. El Silver Galapagos, ya operaba en el arpichiélago ecuatoriano. Construído en 1990 como Galapagos Explorer II, era operado en la zona por una agencia local. Más concretamente Canodros Ecuador. Entra en Silversea en 2013, aunque la operativa sigue en manos de la compañía ecuatoriana. Cumple con todo lujo, con las exigentes condiciones de la zona. Solo 4077 toneladas, es reformado en 2017, y da servicio a 100 pasajeros, que suelen tener la experiencia de su vida. 

Desde 1959 el Tratado Antártico mantiene el continente helado lejos de la codicia humana.

En todos los casos, los lujosos estándares de los barcos son esencialmente los mismos que en el resto de barcos de la flota. Cocina de autor, servicios de mayordomo, detalles de lujo, y toda la calidad de Silversea desde las suites, hasta cada una de las esquinas del barco. 

Destinos
En 2008, nadie pensaba que los cruceros de exploración iban a eclosionar con tanta fuerza, y en la presentación del Silver Explorer, muchos escépticos veían ciertos riesgos. Pero la compañía presagiaba el enorme potencial, de un enorme mundo por descubrir, y los retos les parecieron fascinantes. La primera ruta de exploración es al archipiélago Noruego de las Svalbard, cuando el el Silver Explorer sale desde el centro de Londres, cruzando el puente del mismo nombre. 

Pero se tenía en mente, el destino de moda. La Antártida o la última frontera, era ya el destino de los sueños de muchos cruceristas expertos. El viaje de nuestra vida. No es una viaje fácil. Vemos maravillosas escenas de ballenas, suaves iceberg, y una luz azulada que lo tiñe todo. Pero el entorno es particularmente salvaje. Nuevas fronteras y horizontes. Y la Antártida, motivaba interés. 

Aunque veamos un día plácido nos encontramos en un lugar violentamente salvaje, y traicionero. Como si los dioses estuviesen celosos de la violación del paraíso Antártico. Puede que haya un día soleado y de “calma chicha”, las aguas del Estrecho de Drake suelen enfadarse y mucho. Se levantan ventiscas inesperadas, y los días pueden convertirse en momentos muy complicados. En todos los casos, cualquier barco de expedición debe seguir estrictas normas para no alterar el delicado entorno. 

Melanesia. Ahí se mantienen las comunidades tribales más herméticas del mundo.

Dichas medidas van desde el casco, tamaño, hasta las pinturas que recubren los cascos. Los accesos a tierra deben ser en cupos limitados, seguir sendas ya marcadas, y llevar ropas especiales, que deben ser desinfectadas antes de subir a las zodiacs; estas deben ser especialmente delicadas, para no molestar a una fauna local, especialmente confiada. No solo esto, sino los placeres más usuales de cualquier crucero de expedición, serían hacer kayak en las aguas, nadar en aguas heladas, contemplar ballenas, pingüinos. Visitar Deception Island, una antigua estación ballenera, hoy inquietantemente desolada. No solo los iceberg, que pueden tener hasta 100 tonos de blancos y azules diferentes, sino fotografiar las maravillosas vistas del Canal de Lamaire. 

Parece que el éxito ha sido inmediato, porque el antiguo Silver Cloud, ha sido convertido a barco de expedición dando un salto cuantitativo en la exploración del continente helado. Si la Antárdida es la estrella, se explora también el Artico. Una experiencia inolvidade, aunque más domesticada. El Silver Explorer, y Silver Cloud Expedition, además de los cruceros polares, realizan posicionales de norte a sur recorriendo los puertos más selectos de America y Europa. 

El Artico es un lugar hermoso, aunque particularmente salvaje y volcánico. Tierra de fuego, glaciares y vikingos. Inmensas colonias de fauna salvaje como los osos polares, llanuras de tundra, combinaciones con Islandia, Groenlandia, Círculo Polar Artico, Alaska, pasando por la ruta del momento, y posible gracias al deshielo como el Paso del Noroeste. 

El día puede ser duro en tierra, pero el lujo de Silversea se mantiene inmutable cuando regresamos a bordo.

Podíamos decir, que el Silver Discoverer es barco de aguas tropicales. Australia es también un enorme territorio de escenarios agrestes. Nuestro explorador navega por las aguas de la Costa de Kimberly, los arrecifes de coral más hermosos del mundo, los increíbles paisajes salvajes de la sugerente Nueva Zelanda, para dar un salto a nombres tan míticos como Micronesia, Polinesia, Filipinas en donde se mantienen culturas tribales únicas, parques naturales sin adulterar, y aguas tropicales insultantemente esmeralda. De la calidez tropical, a la costa oeste rusa, con la desolación invernal de las Islas Kuriles, a los paisajes volcánicos y desérticos de la Península de Kamchatka. 

Para terminar, el Archipiélago de las Galápagos es ese lugar de la tierra al que todos debemos de ir, antes de que se arruine completamente. Un lugar tan puro, y mágico, con tanta variedad ecológica de flora y fauna, que Darwin se quedó tan maravillado, que se inspiró para escribir la evolución de las especies. No solo las famosas tortugas, sino decenas de especies endémicas de la zona. Este conjunto de islas, reserva de la Biosfera desde 1987, se visitan desde Baltra, la localidad más poblada del archipiélago, con unos controles medioambientales especialmente rigurosos.

Curiosidades y estadísticas de la Antártida

  • 14 Mill. de m2 con 1.000 a 5.000 habitantes temporales.
  • 63 bases científicas de 30 países.
  • Alcanzó los -89,2 grados.
  • El macizo Virson es el más alto con 4.892m.

Felicidades Silversea
Felicidades Silversea, por hacer posibles los sueños más inalcanzables. El futuro de los viajes de expedición parece sólido; hay aun muchos lugares para explorar y descubrir. Manfredi Lefebvre d´Ovidio, presidente fundador de la compañía, parece tener claro el potencial, y afirmaba recientemente: “Hace una década, nos propusimos descubrir las experiencias de viaje más auténticas del mundo para aquellos que tienen un gran sentido de curiosidad. Con un confort extraordinario, hemos permitido a nuestros huéspedes de expedición disfrutar de los destinos más bellos y remotos del planeta, muchos de los cuales no fueron visitados previamente por ninguna línea de cruceros. Ya sea que se visite por tierra o por mar, existe un sinfín de lugares impresionantes para explorar. Espero descubrir estos destinos con nuestros huéspedes en un futuro“.

RCCL toma el control de Silversea
El 14 de junio de 2018 se produjo el anuncio de la adquisición del 67 % por parte de Royal Caribbean Cruises Ltd., matriz de Royal Caribbean International, Celebrity Cruises y Azamara Club Cruises, de Silversea Cruises, la naviera de ultra lujo. que también opera Silversea Expeditions,valorada en mil mllones de dólares.

Las negociaciones comenzaron hace un año y se aceleraron en los últimos tres meses. ¿Qué gana Royal Caribbean Cruises? Principalmente entrar en los segmentos de superlujo y cruceros de expedición, de la mano de una marca con un amplio fondo de mercado. Y así completar el portfolio de marcas de la compañía. Esos dos segmentos eran dos importantes lagunas en la oferta de RCCL, que ha escogido una adquisición para solucionarlo. Tanto Carnival Corporation, con Seabourn, como NCL Holdings, con Regent Seven Seas Cruises, operaban con éxito en ese segmento. Ahora, RCL también puede captar tanto al cliente de lujo, como al aventureros experimentados cliente de un crucero de expedición 

¿Qué gana Silversea? Una importante mejora en su financiación, al poder acceder a los mercados con la escala de RCCL, lo que también podría suponer una aceleración en la expansión de su flota. También su día a día mejorará por las economías de escala comerciales en todo lo que compre, como combustible, vituallas, etc así com un descenso en las comisiones de tarjetas de crédito, etc. También mejorará su penetración comercial, ya que conseguirá introducirse en el sistema de distribución de agentes de viajes a un nivel sólo reservado a las grandes, como RCCL. Incluso Silversea podrá utilizar Espresso, el sistema de reservas de Royal Caribbean International.

Además, Silversea se puede beneficiar de los cruceristas de una marca Premium como Celebrity, que mejoran su posición económica y quieren pasar a un producto de lujo o expedición.

Todo el equipo de gestión de Silversea, Manfredi Lefebvre, Martinoli, Mark Conroy, Barbara Muckermann, etc permanecerán en sus puestos. Fain los califico como un “equipo de gestión muy exitoso”, que fue crucial en la decisión de su empresa, ya que RCCL deseaba entablar una relación con un “socio fuerte y con experiencia”. Ahora, RCCL puede captar tanto al cliente de lujo, como al experimentado viajero de los cruceros de expedición 

Los inversores han reaccionado positivamente a esta operación: Moody’s mejoró el rating de RCCL; y sus acciones abrieron al alza el 14 de junio, y alcanzaron el máximo precio de las siete últimas semanas.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Entrevista con Conrad Combrink, SVP Strategic Development Expeditions and Experiences Silversea | Portal de noticias de cruceros de CNMG - […] Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews Silversea Expeditions, 10 años de cruceros de ensueño […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: