Australia, crecimiento infinito de los cruceros

En total, 222.378 australianos más disfrutaron de un cruceros entre 2015 a 2016, el mayor aumento en números absolutos registrado.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews

El número de australianos que realizaron un crucero en 2017 alcanzó 1.340.000, lo que supuso un aumento del 4,6% con respecto a 2016. Esto supone una cierta ralentización sobre los fuertes crecimientos de dos digitos de los últimos años.

El análisis del número de cruceristas en los últimos 10 años muestra una fuerte tendencia de crecimiento, con cifras que suponen un promedio de 19,4% anual desde 2007. Este ritmo de crecimiento ha implicado que el número australianos que ha viajado en crucero se haya cuadruplicado desde 2008, y casi se duplicó en los últimos cinco años. 

Boom del turismo en Australia en 2017
En 2013 superó la barrera de los ochocientos mil australianos; un año después fueron mas de 900.000. Y en 2015, nuestras antípodas superaron por primera vez la barrera del millón de cruceristas, registrando 1.058.781 pasajeros. Sólo un año más tarde, este record fue dinamitado con casi un millón trescientos mil cruceristas ¿Cuáles son los motivos de este crecimiento?

19,4%: crecimiento anual cruceristas (Promedio desde 2007)

El más importante es la apuesta del Gobierno australiano por el turismo. 2017 fue un año de record para los viajes y el turismo en Australia, con una contribución 153.000 millones de dólares a la economía, según el World Travel & Tourism Council (WTTC). Australia se ha constituido en la duodécima economía turística más potente del mundo, gracias a sus atracciones naturales y a la facilidad de obtención de visados. Según la WTTC, el turismo supuso millón y medio de puestos de trabajo en 2017, un 12,2% del empleo en Australia. Y el sector turístico progresó un 2,3% en 2017, mientras que el PIB australiano lo hizo un 2,2%.

La Australian Cruise Association está ayudando a los puertos y destinos a desarrollar sus servicios y ofertas para satisfacer la creciente demanda. La industria australiana de cruceros terminó 2017 con más de cincuenta buques distintos, cuyas escalas supusieron 1.197 días de puerto. Entre las escalas ilustres se encontró el Queen Mary 2, que atracó doce veces en seis puertos distintos; el Ovation of the Seas, de Royal Caribbean International, el barco más grande en Australia; o el Norwegian Jewel, de Norwegian Cruise Line, que brindó la primera temporada NCL en Australia de la historia. Otros armadores, como Viking Cruises con Viking Sun, se han estrenado en Australia en 2018.

Australia es el mercado emisor con mejor coeficiente de penetración del producto crucero: más de un 4%.

Otro aspecto a destacar es el crecimiento de los cruceros de expedición en las costas australianas y del Pacifico Sur, con operadores como Silversea, Ponant, o el local Coral Expeditions, que se han vuelto cada vez más populares, ya que los pasajeros de Australia muestran más interés en visitar destinos como Kimberley, la Gran Barrera de Coral, o Nueva Guinea Papua o Borneo.

RCCL
Royal Caribbean comenzó a ofrecer cruceros desde Sydney en la temporada 2007-2008, temporada en la que desplegó al Rhapsody of the Seas. Como las cifras de australianos no cesaban de ascender, Royal Caribbean decidió enviar uno de sus megabuques, el Voyager of the Seas, que debutó en las antípodas en la temporada 2012-2013.

En la temporada 2015-2016, Royal Caribbean, Celebrity Cruises y Azamara Club Cruises, transportaron a más de 250.000 pasajeros australianos, lo que supuso un aumento del 27% y representó una inyección de más de $ 140 millones en gastos de pasajeros en la economía australiana. Royal Caribbean introdujo dos buques esa temporada en Australia: Explorer of the Seas y Legend of the Seas. Fue el primer año con dos buques clase Voyager en las antípodas, dado que compartió Sydney como puerto base con el Voyager of the Seas, junto con el Radiance of the Seas. El Legend of the Seas significo diversificar los puerto base, brindando una temporada inaugural desde Brisbane. Los cuatro buques de Royal Caribbean International ofrecieron 72 itinerarios, realizando 371 escalas en Australia, Nueva Zelanda, el Pacífico Sur y Asia.

Royal Caribbean y Celebrity ofrecen cruceros en Australia sólo en temporada alta.

El siguiente salto de Royal Caribbean International llegó un año más tarde, con la incorporación del Ovation of the Seas, el buque más grande en el mercado australiano. En el verano 2017/18 el Ovation of the Seas ofreció su segunda temporada desde Sydney (que tuvo que ser prolongada por la enorme demanda que despertó), junto con el Explorer of the Seas, Voyager of the Seas y Radiance of the Seas. En total brindaron 66 cruceros desde 2 a 22 noches, con escalas en 46 puertos de Australia, Nueva Zelanda y el Pacífico sur. El Legend of the Seas ofreció su última temporada desde Brisbane. Era uno de pocos buques de RCI que podía atracar en Brisbane hasta que una nueva terminal sea construida al este del Gateway Bridges.

Para el próximo verano austral, RCI va a reducir capacidad, desplegando tres buques: el Ovation of the Seas, que ofrecerá su tercera temporada, la más larga, y estará acompañado del Explorer of the Seas y del Radiance of the Seas. Este último brindará los primeros cruceros Royal Caribbean desde Melbourne y tres viajes desde Auckland. Loa tres buques ofrecerán 61 cruceros, entre 3 y 23 noches, con escalas en nueve países. 

El Explorer of the Seas continuará con sus viajes al Pacifico sur, con itinerarios entre 8 y 14-noches. Este buque se convertirá, el próximo febrero, en el buque de crucero más grande en escalar en Newcastle en febrero de 2019, tras el dragado y la adaptación de sus muelles para recibir este tipo de buques.

Celebrity Cruises se estrenó en el mercado australiano el 22 de diciembre de 2007, año en el que el Mercury llegó a Sydney para ofrecer la primera temporada en el Sexto Continente, que se prolongó hasta febrero de 2008. Al año siguiente fue sustituido por el Celebrity Millennium.

Los cruceros Vuelta al Mundo supusieron un 1,5% del mercado australiano en 2016, merced al incremento de capacidad y al creciente interés del público.

Sin embargo, no fue hasta la temporada 2012-2013, con la primera temporada del Celebrity Solstice desde Sydney, Fremantle y Auckland en Nueva Zelanda, en la que Celebrity asaltó realmente el mercado de las antípodas, con itinerarios desde 12 a 18 noches. También ofreció la circunnavegación de Australia. Tuvo tal acogida en el mercado de las antípodas que en 2019-2020 ofrecerá su octava temporada consecutiva en ese destino, siempre combinado con verano boreales en Alaska. El buque brindará ese invierno veinte salidas durante siete meses, su temporada más larga en Australia. Destaca el primer crucero Celebrity desde Melbourne y la primera escala en Eden, junto con escalas de dos días en Sydney, Hobart, Cairns y Tauranga.

La tercera marca del grupo Royal Caribbean, Azamara Club Cruise, realizó su primera temporada australiana con el Azamara Quest en 2015-2016. Su gemelo Azamara Journey repitió en el sexto continente en 2016-2017, brindando 21 escalas e inyectando más de 2,85 millones de dólares en la economía local sólo en gasto de pasaje. Y como prueba de la importancia de Australia como mercado emisor, el Azamara Journey zarpó de Sydney el pasado 7 de marzo para brindar el primer crucero Vuelta la Mundo de ese operador, que finalizó 102 días más tarde en Londres.

Norwegian Cruise Line
En la pasada temporada, NCL, el tercer armador mundial de cruceros, entró en el mercado australiano y brindó por primera vez una temporada completa desde noviembre de 2017 a febrero de 2018 con el Norwegian Jewel, que hizo nueve cruceros desde Sydney con destino a Tasmania, sur de Australia y Nueva Zelanda. En la próxima temporada 2018/2019 repetirá en el Sexto Continente, brindando cruceros a Cairns, Hobart, Nueva Zelanda, el Pacífico Sur y el sureste de Asia.

NCL es el último gran armador que ha basado sus buques en Australia, con la temporada 2017-18 del Norwegian Jewel.

Las otras marcas del grupo NCLH, Oceania Cruises y Regent Seven Seas Cruises, también tienen una presencia creciente en el destino Australia.

Oceania Cruises ofrecerá la próxima temporada 2018/2019 su tercera circunnavegación completa de Australia, un crucero de 34 días redondo desde Sydney en el Regatta, con escalas en Brisbane, Hamilton Island, Cairns, Broome, Exmouth, Perth, Esperance, Adelaida, Portland, Melbourne y Eden. Oceanía había ofrecido otras dos circunnavegaciones anteriormente en sus quince años de historia. Su primera circunnavegación tuvo lugar la temporada 2016-17 en el Sirena. Un segundo viaje similar se produjo este pasado invierno a bordo del Regatta.

El Seven Seas Voyager, de Regent, brindará dos cruceros por Australia y Nueva Zelanda en la temporada 2019-2020. 

Princess Cruises
Princess Cruises fue una de las primeras navieras en prever el potencial de Australia. El primer buque de Princess Cruises basado en Australia se remonta a 2002, cuando basó el Pacific Princess, de 700 pasajeros de capacidad, con itinerarios diseñados para australianos, y pagos a bordo usando el dólar australiano. Desde entonces, el crecimiento de su oferta ha sido imparable. En 2003 llegó a Australia el Star Princess, el primer post panamax basado en las antípodas. Un año más tarde le llegó el turno al Sapphire Princess. En ambos casos, las temporadas fueron relativamente cortas.

Princess ha destinado su buque insignia, el Majestic Princess, a Australia.

Pero el verdadero hito de la expansión Princess en Australia llegó en 2007, año en el que el Sun Princess se convirtió en el primer buque Princess basado el año completo en Australia. Un año más tarde se le unió su gemelo Dawn Princess. En 2008, Princess ofreció por primera vez cruceros desde Melbourne, convirtiéndose en el primer armador en ofrecer una temporada completa desde ese puerto. Y también ese año operó el primer crucero Vuelta el Mundo desde Australia. En 2015, el Golden Princess llegó a Australia para ofrecer su primera temporada desde Melbourne.

Otro hito de su expansión fue la llegada, en la temporada 2016-2017, del Emerald Princess, que navegó entre noviembre de 2016 hasta abril de 2017 desde Sydney, junto con el Golden Princess desde Melbourne. Ambos post panamax reforzaron a la flota residente de Princess en Australia: Dawn Princess, Sea Princess y Sun Princess ofreciendo cruceros desde Brisbane, Sydney, Melbourne y Fremantle. En esa temporada 2016/17, la flota basada en Australia de Princess ofreció una capacidad record de 11.800 camas, un incremento del 20% sobre el verano austral anterior. En total se ofrecieron 120 cruceros, con 113 puertos de escala en 39 países, entre ellos un crucero de 84 días alrededor de Sudamérica en el Sea Princess desde Sydney; o la circunnavegación de Australia en dos ocasiones en el Sun Princess en octubre de 2016 y marzo de 2017; o viajes de 42 días desde Sydney y Brisbane a China y Japón.

Buques residentes: Australia es el único país, además de Estados Unidos, donde Carnival Cruise Lines tiene buques residentes en año completo. Lo mismo ocurre con Princess Cruises. En total,el grupo Carnival despliega nueve buques durante todo el año en Australia: cinco P&O (Australia) y dos cada una Carnival Cruise Lines y Princess.

En la temporada 2017-18, Princess redujo a cuatro el número de sus buques (Sun Princess, Sea Princess, Diamond Princess y Golden Princess), manteniendo a Sydney como su puerto estrella, con más de 20 itinerarios desde ese puerto. Entre las escalas ofrecidas estaban Honolulu, Bay of Islands, Ho Chi Minh City y Osaka. El Golden Princess estuvo basado en Melbourne durante unas semanas ese verano, ofreciendo a sus habitantes la posibilidad de visitar destinos como Mystery Island, Auckland, Wineglass Bay o Singapur. También hubo buques de Princess basados en Brisbane, Perth, Adelaida, y también desde Aucklnad, en Nueva Zelanda.

Princess Cruises es líder en los cruceros entre Australia y Nueza Zelanda.

Princess también ofrece con sus dos buques residentes itinerarios específicos para los austraianos. Por ejemplo, el Sea Princess brindó un crucero Vuelta al Mundo de 106 noches que saldrá de Sydney el próximo 5 de junio de 2018, y que visitará 40 puertos en 27 países. En 2019 se cumplirá el décimo aniversario del primer crucero Vuelta al Mundo desde Australia. En esa década, mas de 30.000 pasajeros australianos han disfrutado de ese magno periplo.

Princess transporta dos de cada tres australianos que escogen Nueva Zelanda como destino. Para mejorar la inmersión en destino, Princess ofrece a bordo vinos y gastronomía neozelandesa. Las excursiones facultativas enfatizan la tradición y cultura Maori.

El Presidente de CLIA Australia, Steve Odell, declaró, en mayo, que no hay mercado para más buques residente en Australia.

Este próximo invierno 2018-19, Princess Cruises desplegará cuatro buques (Majestic, Sun, Sea y Golden Princess) en Australia y Nueva Zelanda, incluyendo el Majestic Princess, entre septiembre de 2018 a marzo de 2019, que navegará desde Sydney y Auckland a destinos de Tasmania, Fiji y otras islas del Pacifico. Este buque iba a estar basado originalmente durante todo el año en Shanghai, pero la debilidad del mercado chino convencieron a los directivos de Princess que era mucho más rentable explotarlo en la temporada alta australiana. Princess brindará 95 cruceros, con 50 itinerarios a más de 70 puertos en 18 países. Esos periplos incluyen salidas desde 4 cuatro días, circunnavegaciones completas de Australia de casi un mes de duración, o un viaje de 25 días Hawaii, Tahiti y el Pacífico Sur en abril de 2019. Además, como en Alaska, para completar la experiencia del crucero, Princess Cruises ofrece desde hace años dos paquetes pre o post crucero, con visitas a la Gran Barrera de Coral, Ayers Rock, etc.

El pasado 8 de enero tuvo lugar un hito muy importante: Princess Cruises brindó en el Golden Princess en primer crucero desde Adelaida, en el sur de Australia, abierto a pasajeros de otros países. El viaje de 17 noches escalaba en Melbourne, Dunedin, Akaroa, Wellington, Gisborne, Tauranga y Auckland, y navegaba por el Fiordland National Park. Este acontecimiento estuvo antecedido de un crecimiento de casi un 20% en el número de cruceristas provenientes del sur de Australia.

En marzo de 2018, Princess anuncio el mayor despliegue de su flota en Australia, con cinco buques brindando cruceros desde seis puertos australianos en la temporada 2019-2020. Entre las novedades destacaba el hecho de que tres buques, incluyendo el Majestic Princess, Sun Princess y Golden Princess, ofrecerán viajes desde Adelaida, incluyendo un viaje de 55 días al Oceano Índico y Sudáfrica en el Sun Princess. Esa temporada, la oferta de Princess será de 125 salidas, con más de 60 itinerarios distintos a más de 100 destinos en 30 países. La incorporación del Ruby Princess, y el segundo año del Majestic Princess materializan la apuesta de Princess por este mercado, ofreciendo más de 900 días de cruceros en itinerarios desde Sydney, Perth (Fremantle), Adelaida, Melbourne, Brisbane y Auckland. Más de la mitad (444 días de crucero) serán desde Sydney, donde el Majestic y Ruby Princess ofrecerán alrededor de 100.000 plazas, lo que supone un 25% de incremento sobre la temporada 2018-2019.

Carnival Corp
La estrategia de Carnival Corp en Australia para convertirse en el armador hegemónico en ese mercado tiene varios matices. La primera es la presencia multi marca en ese mercado, a través de branch con mucho fondo de mercado como P&O Australia, Princess Cruises, Holland America, etc. La segunda, una tremenda capacidad para reforzar la oferta, y para adaptarla la misma a la demanda, gracias a la transferencia de buques entre sus distintas marcas. La tercera es la presencia de la flota Carnival Corp. durante todo el año, a diferencia de sus rivales, que sólo envían buques en el verano austral. Y la última, compartida con sus rivales, es la complementariedad ente las temporadas de los distintos destinos: la temporada alta de China, Alaska y Japón no coincide con la de Australia, lo que abre la posibilidad de que un único buque esta navegando todo el año con pasajes vendidos en temporada alta.

Carnival Corp va a promover una nueva terminal de cruceros en Brisbane.

Carnival Cruise Lines
Carnival Cruise Lines es la marca de cruceros con la mayor flota del mundo. Sus buques están destinados al mercado norteamerciano en exclusiva. Sin embargo, en enero de 2011, la consejera delegada de Carnival Australia, Ann Sherry, anunció que desde octubre de 2012, el Carnival Spirit estaría basado en Australia durante todo el año. El Carnival Legend se le unión desde el otoño de 2014, aunque sólo en invierno, ya que durante los veranos está destinado en Alaska.

La Autoridad Portuaria de Brisbane y Carnival pactaron la construcción de un proyecto conjunto de terminal de cruceros valorado en 158 millones de dólares australianos.

En la temporada 2019-2020, Carnival Cruise Line iba a pasar de comercializar un buque residente todo el año, el Carnival Spirit, a dos, con la llegada del Carnival Splendor. Sin embargo, esta progresión se vio no solo truncada con la anulación de la llegada de Splendor, sino que el Carnival Legend no repetirá en la temporada 2019-2020, y será destinado al Caribe, basado en Tampa. En esta próxima temporada, el Carnival Legend ofrecerá 16 cruceros desde Melbourne, además de otros desde Sydney, mientras que el Carnival Spirit seguirá basado durante todo el año en Sydney. En octubre de 2017, Carnival Cruise Lines celebró su quinto aniversario en Australia: desde su primero crucero en 2012, más de 800.000 australianos habían navegado en sus dos buques.

Otro armador de Carnival Corp con amplia presencia en Australia es Holland America Line. Tras escalar durante muchos años en Australia en cruceros Vuelta al Mundo, o Vuelta al Pacifico, envió al Statendam durante la temporada completa 2005-2006 basado en Sydney. Desde entonces, siempre habido un buque HAL en Australia todos los veranos australes, pero cada vez de mas tamaño. El Statendam repitió tres años, luego llegó el Volendam en la 2008-2009.

En 2011, Holland America Line y Seabourn establecieron una oficina propia de ventas. Y el Oosterdam realizó ese año su primera vista a Australia, comenzando la primera de tres temporadas en ese destino. Fue sustituido por el Noordam, que compatibiliza Alaska y Australia hasta la fecha.

Sydney, la Miami de Australia
Sydney, la ciudad más grande y antigua de Australia, y un popular destino de cruceros para cruceristas locales e internacionales. Es la capital del estado de Nueva Gales del Sur, y tiene una posición envidiable como una de las ciudades más llamativas y vibrantes en el mundo. Sydney está repleta de maravillas naturales, playas cristalinas, instituciones culturales, cocinas multiculturales, etc. Sus principales emblemas son el emblemático Teatro de la Ópera y el Harbour Bridge, ambos integrados en el puerto y perfectamente visibles para los cruceristas. Sydney es la única ciudad de Australia que cuenta con dos terminales de cruceros dedicadas, la Overseas Cruise Terminal en Circular Quay y en la cercana Terminal de Cruceros White Bay, con alrededor de 260 escalas de buques de crucero anuales.

La temporada de Australia es compatible con otros destinos del Pacifico, como Alaska o China.

Sin embargo, el desarrollo de los cruceros en la urbe australiana ha sido tal que estas infraestructuras se han quedado obsoletas, planteando problemas de falta de atraques en el verano austral. Carnival Australia, el operador hegemónico en el sexto continente, ha planteado potenciar el uso para cruceros de Garden Island, una isla que es actualmente una base naval, lo que significa que el espacio para cruceros es y será limitado, y continuará ofreciendo sólo muelle de atraque para tres cruceros al año, siempre sujeto a disponibilidad.

Otra solución es un sistema de doble atraque en la Overseas Cruise Terminal. Con este sistema, dos barcos podrían diariamente en esa instalación: uno que llega temprano y sale al mediodía, y un segundo llega a la hora de la comida. Esta opción supone una gran presión sobre la tripulación del buque y los empleados de la terminal en operaciones de puerto base, para lograr tiempos de embarque muy rápidos.

Mega terminal en Brisbane
Brisbane no tiene una mega terminal de cruceros y la construcción de esta infraestructura debe hacer crecer el turismo y brindar un beneficio real a la comunidad y la economía de Queensland. Para promover cruceros, la Autoridad Portuaria de Brisbane y Carnival pactaron la construcción de un proyecto conjunto de terminal de cruceros valorado en 158 millones de dólares australianos. El Australian Competition & Consumer Commission dió su visto bueno esta primavera.

Según el acuerdo, Carnival pagará una tasa anual fija al puerto por 15 años a cambio de un derechos de atraque preferenciales. Pero sólo tendrá preferencia cien días al año, hasta un máximo de cuatro días a la semana. Y con dos condiciones adicionales: Carnival mantiene su opción de cuatro días cada semana, pero no puede reservar más de dos de los tres días de fin de semana (de viernes a domingo) en una semana determinada, que son los días más rentables. Si la terminal se amplía en el futuro con un segundo muelle, Carnival no podrá tener derecho preferencial alguno en el mismo.

Alrededor de 75.000 habitantes del sur de Australia tomaron un crucero en 2017, lo que representa un 4,4% de la población del esa autonomía. Esto supone un coeficiente de penetración del producto crucero en ese marcado mayor que en Estados Unidos o Europa. Su puerto de embarque es Adelaida, que ha tenido 65 escalas en la pasada temporada 2017-18, 16 más sobre la anterior. Para la próxima se prevén 86 escalas de buques como el Ovation of the Seas, el Golden Princess, etc. 

Crecimiento de pasajeros
CLIA Australia cree que aun hay espacio para el crecimiento y predice un escenario de dos millones de pasajeros en 2020, lo que implicaría una tase de crecimiento anual media del 11,8% entre 2016 y 2020.

Los primeros cruceros en Australia
El crecimiento de los cruceros en Australia está íntimamente relacionado con la apuesta por ese mercado emisor de dos armadores: P&O y SITMAR.

El primer crucero desde Australia zarpó en diciembre de 1932.

P&O ofreció el primer crucero desde Australia el 23 de diciembre de 1932 a bordo del Strathaird, un viaje redondo desde Sydney a Norfolk Island. Tras la Segunda Guerra Mundial mantuvo esta oferta con los buques que cubrían la línea regular entre el Reino Unido y Australia. Uno de ellos, el Oriana ofreció cruceros desde Sydney entre 1973 y 1986, en temporadas que eran cada vez mas grandes ante el declive del trafico de línea de pasajeros. El 28 de mayo de 1986 salió de Sydney en su último crucero.

El relevo lo tomó SITMAR, un armador italiano especializado en el tráfico de emigrantes entre Europa y Australia, que en 1977 comenzó a brindar cruceros desde Sydney con el Fairstar. Este buque fue calificado como el “Fun Ship” de Australia, dado que ofrecía una experiencia desenfadada muy del agrado de los australianos. Fue el rey absoluto de los cruceros en Australia durante veinte años, hasta que fue vendido para el desguace en 1997. El año siguiente P&O compró SITMAR y fue sustituido por otro buque de ese armador, el Fair Princess, que navegó hasta 2001.

En el interín, Princess, otra compañía P&O, ofreció su primera temporada en Australia en 1975-1976 con el mítico Pacific Princess, “The Love Boat” y que ha repetido la apuesta hasta la actualidad.

P&O (Australia) Cruises
En 2000, fue creada P&O Cruises Australia, una marca dentro de P&O Princess Cruises, que se mantuvo tras la fusión con Carnival en 2003. El primer buque de ese marca exclusiva para el mercado australiano fue, en 2001, el Pacific Sky, que luego navegó para Pullmantur como Sky Wonder. En 2004 se incorporó el Pacific Sun y un año más tarde, el Pacific Star. El Pacific Sky ofreció ese año la primera temporada de cruceros basado en Brisbane.

P&O Australia tiene una flota de cinco buques residente el año completo en Australia.

Todos ellos fueron buques de transición que fueron pronto vendidos, mientras comenzaban a incorporarse buques mas grandes: en el 75 aniversario de ese armador, en octubre de 2007, el buque más antiguo de la flota de Princess Cruises, el Regal Princess, fue transferido a P&O Australia y rebautizado Pacific Dawn. Luego llegaron sus gemelos Pacific Jewel en 2009 y Pacific Pearl en 2010, que han constituido el núcleo de su flota en la última década. También comenzó la apertura de nuevas puertos base: en 2009, el Pacific Dawn cambió su puerto base desde Sydney a Brisbane. En 2012, el Pacific Sun comenzó a brindar cruceros desde Fremantle antes de su venta.

En mayo de 2014, Carnival Corporation anunció que el Statendam y el Ryndam, dos de los buques más antiguos de Holland America Line, iban ser transferidos s P&O Cruises Australia en 2015, tras ser rebautizados Pacific Eden y Pacific Aria, respectivamente. En octubre de 2015 fue anunciado que el Dawn Princess pasaba de la flota Princess Cruises a P&O Australia en 2017, con el nombre Pacific Explorer. Pero también ha habido pasos atras: en diciembre de 2015 fue encargado un gemelo del Carnival Vista en Fincantieri para P&O Australia, con entrega en 2019. Sin embargo, ese buque será entregado a Carnival Cruise Lines el próximo año, y en su lugar, Carnival Australia primero iba a recibir el Carnival Splendor; y finalmente Carnival informó en septiembre de 2017 que iba a ser finalmente el Golden Princess el buque que será transferido a P&O Australia en 2020.

El Pacific Pearl transportó en siete años para P&O más de medio millón de pasajeros.

En 2016, P&O se convirtió en el primer operador que basó un buque de cruceros en Cairns, desde donde el Pacific Eden brindó nueve salidas. Ese año, P&O escaló en 16 nuevos destinos de Australia y el Pacífico Sur.

Entre 2017 y 2019, dos buques van a salir de la flota: Pacific Pearl y Pacific Aria, ambos vendidos a Cruise & Maritime Voyages. 

Adelaida.​ Es una ciudad costera situada en la parte sur del océano Índico siendo asimismo la capital y la ciudad más poblada del estado de Australia Meridional, y la quinta más grande de Australia, con una población de 1.3 millones de habitantes. Ha tenido 65 escalas de cruceros en la pasada temporada 2017-18 y para la próxima se prevén 86.

Del dominio de este armador en el mercado Australia, dan fe las siguientes cifras: en 2016, un 77% de los australianos que realizaron un crucero desde un puerto de ese continente lo hicieron en un buque operado por alguna de las marcas de Carnival Australia, mientras que un 84% de los australianos que optaron por un crucero doméstico lo hicieron en buques de P&O, Princess y Carnival Cruise Line.

Los puertos de Australia
Es importante destacar que la infraestructura portuaria de Australia no está creciendo en línea con el número de cruceros que visitan ese destino, lo que ha provocado congestión en puertos como Sydney. Sin embargo, se han desvelado varios proyectos para desarrollar muelles y terminales en puertos como Brisbane, Cairns, Gladstone, Newcastle y Eden. Esto impulsará el desarrollo económico de esos destinos. Reconociendo la importancia del desarrollo de la infraestructura, Grant Gilfillan, el director general de la Autoridad Portuaria de Nueva Gales del Sur, fue nombrado presidente de la Australian Cruise Association en septiembre de 2017.

Sydney tiene graves problemas de congestión de buques de cruceros en temporada alta.

Junto al trabajo en nuevas infraestructuras, los destinos potenciado su papel cada vez más importante en la confección de itinerarios para, desarrollando nuevas experiencias para su disfrute. Desde paseos por el Harbour Bridge de Sydney, a itinerarios gastronómicos y enológicos, y experiencias de naturaleza y vida silvestre. También se programan cruceros en conexión a eventos deportivos como el Open de Australia de tenis, o la regata Sydney-Hobart.

Los pasajeros de Australia muestran más interés en visitar destinos como Kimberley, la Gran Barrera de Coral, o Nueva Guinea Papua o Borneo.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: