SITE SPONSOR
Intercruises

Tarragona, destino de cruceros en alza

Crecer y convertirse en un puerto de cruceros regular y recurrente en los itinerarios del Mediterráneo, siempre fué el hito a alcanzar por la autoridad portuaria de Tarragona.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews

El sector turístico de cruceros era casi inexistente en el Puerto de Tarragona. Hacer el recuento de cruceros que atracaban cada año en Tarragona era una tarea poco compleja.

En 2013 y 2014 sólo tres cruceros se acercaron hasta la orilla del muelle y 2015 no se llegó ni a la docena. La apuesta de la autoridad portuaria para ganar peso en este segmento y, sobre todo, el aterrizaje de una naviera italiana multiplicó el tráfico de estas embarcaciones en Tarragona. La campaña de 2017 ya se cerró con 37 cruceros con más de 51.000 pasajeros, con un incremento del 284% respecto a las cifras de 2016. 

Los cruceros representan una gran oportunidad de cara al comercio, la hostelería y el turismo de experiencia.

Para alcanzar esta meta el puerto lidera un equipo de trabajo conjunto. Esta mesa de trabajo cuenta con la participación de instituciones tales como el Patronato de Turismo de la Diputación de Tarragona, el Patronato Municipal de Turismo de Tarragona, el Ayuntamiento de Reus, la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Tarragona, la Facultad de Geografía y Turismo de la URV, la FEHT y PortAventura World Parks & Resort. El resultado de este gran trabajo conjunto dio su fruto en 2014 con la creación de la marca comercial Tarragona Cruise Port Costa Daurada, que ha conseguido mejores resultados año a año.
En 2018 podemos afirmar sin lugar a dudas que el Puerto de Tarragona ha tenido una gran temporada de cruceros, cuyas cifras finales rebasarán los pronósticos iniciales. En concreto al final del 2017 se estimaba un crecimiento del 49% con 55 cruceros y 80.000 cruceristas. Tal y como ha evolucionado la temporada, a fecha de finales de agosto, parece que estas cifras se quedarán cortas.

Homeport
En septiembre de 2016 llegó la primera operativa de homeport. El salto de puerto de escala a puerto de embarque, significó un salto cualitativo para las operaciones de la autoridad portuaria.
El incremento de la actividad crucerista tiene un impacto económico sobre el territorio que, según los cálculos realizados, es de 3,9 millones de euros. Esta suma se obtiene teniendo en cuenta que los viajeros que llegan por ser puerto base se gastan una media de 120 euros, mientras que en el caso de las escalas se calcula que el importe es de 65 euros.

La clave de su éxito radica en una excelente relación entre administraciones públicas, consorcios comerciales, así como sector privado para remar todos en la misma dirección: El posicionamiento del puerto como destino de cruceros es el de un territorio volcado en ofrecer una experiencia inolvidable a los cruceristas. En palabras de Josep Andreu, presidente de la entidad portuaria “Es responsabilidad de todos: del Puerto, de la concejalía de Turismo, de la Cámara de Comercio, los taxistas, los guías turísticos, los restauradores, del comercio y de los ciudadanos, que se han de hacer suyo el proyecto”.

Costa Cruceros revulsivo del Port de Tarragona
La naviera italiana Costa Cruceros ha sido un gran revulsivo para la actividad cruceril en la ciudad de Tarragona. También ha significado el triunfo de un modelo global de turismo sostenible, que ponga el acento en la vigilancia ambiental y ecológica.
La relación se inició en junio del 2017 con la llegada a Tarragona del buque Costa neoRiviera (8.200 toneladas y capacidad para 1.727 pasajeros). Este realizó itinerarios por el Mediterráneo de junio hasta septiembre. Ese 2017 casi 29.000 pasajeros tuvieron la oportunidad de disfrutar de ese itinerario, generando un impacto económico estimado de 2.200.000 euros.

El puerto de cruceros de Tarragona Costa Daurada se ha establecido en el mundo de los cruceros como un destino mediterráneo. La región de Cataluña conocida como la Costa Daurada, y su capital, Tarragona, situada a unos 100 km al sur de Barcelona, sin duda se convertirá en uno de los destinos de los cruceros para observar de cerca en los próximos años.

En 2018 Costa Cruceros ha vuelto a apostar por Tarragona con una oferta reforzada. La compañía italiana sustituyó el Costa neoRiviera por el Costa Victoria. Costa Cruceros con este relevo aumentó su oferta de camas en un 34%, lo que supondrá que, a final de año, hasta 39.000 pasajeros hayan pasado por el puerto en tránsito o en fase de embarque, mejorando notablemente el impacto económico en la zona. La valoración de estos dos años de relación ha sido favorable por las dos partes. En la presentación de temporada 2018, realizada a bordo de un buque de Costa Cruceros, el entonces Presidente de la Autoridad Portuaria del Port de Tarragona, Josep Andreu, destacó el papel de la naviera en el desarrollo del sector crucerístico. “Agradecer a Costa Cruceros la confianza depositada en Tarragona y la CostaDaurada”, también recalcó que “trabajar con Costa nos ha permitido adquirir un knowhow muy importante para afrontar retos futuros”.


En ese mismo acto Raffaele D’Ambrosio, General Manager de Costa Cruceros para España y Portugal también tuvo buenas palabras para el Port de Tarragona. “Desde Costa Cruceros estamos encantados de incrementar nuestras operaciones en Tarragona, un destino que combina a la perfección todos los elementos necesarios para atraer al visitante: riqueza cultural, gastronómica y de entretenimiento, una amplia gama de excursiones en tierra y una muy buena conectividad. Gracias a la excelente colaboración de todos los partners se está convirtiendo en un destino de cruceros de referencia en el Mediterráneo”.
Para la temporada 2019 Costa Cruceros seguirá trabajando con el Port de Tarragona, en el que será su tercer años conjunto, en esta ocasión el buque Costa Victoria será sustituido por el Costa Fortuna, aumentando su capacidad hasta 3.470 pasajeros. 18 escalas desde el domingo 26 de mayo de 2019 hasta el 22 de septiembre de 2019. Con ello, se podría alcanzar la cifra de más de 62.000 cruceristas, 10.000 más que los previstos para este año y solo por parte de la compañía italiana.
Si se cumplen las proyecciones de cifras para el año que viene se podría alcanzar la cifra psicológica de los 100.000 cruceristas. Situando a Tarragona en el segundo puerto de viajeros de Catalunya por encima de Palamós. 

Perfil crucerista 
Tenemos dos grandes perfiles para los cruceristas que visitan el Puerto de Tarragona: En temporada alta el prototipo apunta hacia un perfil más familiar de entre 35 y 54 años que habitualmente viaja con niños. En meses fuera de la temporada escolar normalmente la tendencia sube la media de edad y desaparecen los niños.
Por nacionalidades, el 38% son italianos, el 23% españoles, el 13% ingleses, el 5% franceses, un 7% que agrupa alemanes, suizos y austríacos y un 9% otras nacionalidades.

La satisfacción del pasajero de Costa Cruceros es primordial en palabras de la Autoridad Portuaria.

Mayoritariamente se quedan en el territorio. Según una encuesta entre los cruceristas de esta temporada solo el 4% coge una de las excursiones a Barcelona que se les ofrece. El resto, un 28%, embarcan o desembarcan, mientras que alrededor del 68% decide visitar Tarragona por su cuenta (48%) o coger una excursión por la provincia (20%) entre las que también se incluyen las visitas guiadas por Tarragona.

Instalaciones
En el Port de Tarragona se dispone de un atraque exclusivo para el tráfico de cruceros, en el que pueden atracar simultáneamente dos cruceros, además de la marina Port Tarraco, para cruceros de menor dimensión.
En el Dique de Levante encontramos la Estación Marítima de cruceros. La instalación con una longitud de 707 metros y un calado de 19 metros está compuesta a zona de recepción, adaptada para minusválidos, acceso a internet, dos salas de espera y posibilidad de adaptar el espacio con servicios de restauración (snacks & bebidas) para la mayor y mejor comodidad del pasajero.
Para embarcaciones más pequeñas, máximo 140 metros, como ya hemos citado el puerto dispone de las instalaciones de la Marina Port Tarraco. Este dique tiene una longitud de 350 metros y un calado de 8 metros.


Durante la temporada el puerto dispone de un servicio de autobús para pasajeros de cruceros que opera desde y hacia el centro de la ciudad.
Otra opción de transporte, es el El Tarraco Trenet Turístic que permite disfrutar de la ciudad desde otra perspectiva, el trenet permite llevar a los pasajeros al centro histórico de la ciudad y devolverlos en el Puerto de Tarragona. El servicio de audioguía para la visita panorámica de Tarragona está disponible en 8 idiomas.

Tarragona un destino patrimonio de la humanidad
Reza la leyenda que el dios Júpiter abandonó a su esposa, la terrenal Tíria, al enamorarse de Tarragona. Lo que no es leyenda, sino pura realidad, es el impacto que provocó en la Roma imperial.
Por eso los romanos la eligieron para fundar su primera fortificación más allá de la Península Itálica, en el siglo III antes de Cristo. De ello dan fe sus principales monumentos de esa gloriosa época: el Anfiteatro; las Murallas, de las que se conserva un kilómetro; el Circo o el Acueducto. Un bien cuidado conjunto arqueológico que le valió en el año 2000 el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Objetivo 2019: superar la barrera de los 100.000 pasajeros.

Pero Tarragona no es solo un inmenso museo al aire libre. A este patrimonio material cultural suma otros dos de carácter inmaterial. Desde 2010, son los Castells, torres humanas que constituyen una de las señas de identidad de la tradición catalana y tienen en Tarragona un referente. Sobre todo, en la fiesta de Santa Tecla, en septiembre, y en el primer domingo de octubre de los años pares, donde cita en su plaza de toros a las principales colles de Catalunya en una espectacular competición.

Sin embargo, aunque casi todo en Tarragona empieza en Roma… nada acaba allí. Su Ruta Medieval permite admirar la Catedral, del siglo XIV, románica con fachada gótica; el Claustro, de planta cuadrangular; las capillas de San Pablo y Santa Tecla la Vieja, las torres de las Monjas, de Tintoré o de Arantes y la judería. Hay también una Tarragona modernista, cuyo abanderado es el Teatro Metropol. Lo secunda el altar del Santuario del Sagrado Corazón, obra del genial Antonio Gaudí, nacido a solo 14 kilometros de allí, en Reus; el Mausoleo de Jaime I, el Mercado Central, el Matadero o los singulares edificios de la Rambla Nova. Y hasta una interesante Ruta de los Primeros Cristianos, con el Museo Diocesano, el Museo y la Necrópolis Paleocristianos, el Foro de la Colonia o la Basílica funeraria del Parque Central.

Costa Daurada un destino en continua transformación 
La Costa Dorada es uno de los principales destinos turísticos del litoral español. El 2017 se cerró con un récord histórico de pernoctaciones turísticas en la zona, superando los 20,6 millones, lo que supone un crecimiento del 5% respecto al año anterior.

Castell. El 16 de noviembre de 2010, els castells fueron declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Una de las grandes bazas de la Costa Daurada es su clima típicamente mediterráneo. El invierno es suave y el verano cálido, y la mayor parte de los días son soleados. Es ese sol el que confiere a esta tierra una luz única, con reflejos dorados sobre el mar y la arena, que le han valido el apelativo de dorada.
El turismo de sol y playa, denominado también de las tres eses: Sun, Sea, Sand (sol, mar y arena) fue el primero en instalarse en la zona. Junto el ya citado clima los veraneantes encontraban preciosas playas, bonitos parajes, edificación en primera línea de mar, diversión y sobre todo un importante diferencial en cuanto al poder adquisitivo entre visitantes y lugareños. Todo esto convierten la costa mediterránea española, y catalana, en un destino próximo extremadamente atractivo para las clases medias y populares de los países europeos más desarrollados.

El modelo de sol y playa con el tiempo quedo estancado, necesitaba evolucionar para poder sobrellevar los nuevos retos, principalmente la desestacionalización del destino buscando soluciones que dieran trabajo al territorio durante todo el año. Renovarse o morir dice el dicho. Y como el Ave Fénix el destino ha sabido renacer y sin renunciar a nada ha ido evolucionando hacía una oferta diversificada de calidad.
En este mismo sentido la actividad cruceril, que actualmente es el hermano pequeño de la tarta, ayuda más si cabe a desestacionalizar la temporada turística en el territorio. Convirtiendo la Costa Daurada en un destino total apto para todo el año y para todo perfil de visitante. El otro punto importante para conocer el caso de éxito del puerto de Tarragona es las ganas de seguir aprendiendo. Aprender para mejorar, mejorar para avanzar, avanzar para poder asumir nuevos retos y vuelta a empezar. En este sentido por ejemplo el consistorio tarraconense apunta que uno de los retos actuales consistirá en “seguir mejorando la acogida y recepción de los cruceristas” de manera que en las pocas horas que pasen en el campo de Tarragona se lleven la mejor visión del destino y sean informados de todas las opciones que la misma les ofrece.

PortAventura World un gran activo en la zona
PortAventura World es uno de los mayores destinos de vacaciones y ocio familiar de Europa y a lo largo de sus más de 23 años de historia ha recibido más de 80 millones de visitas. El resort opera 4 hoteles temáticos de 4 estrellas y 1 hotel de 5 estrellas (PortAventura Hotels), con un total de 2.100 habitaciones, y un centro de convenciones (PortAventura Convention Centre) con capacidad para hasta 4.000 personas. En su oferta se incluyen también 3 campos de golf (dos de ellos diseñados por Greg Norman) y un beach club con acceso directo a la playa. PortAventura World cuenta también con tres parques temáticos: PortAventura Park, PortAventura Caribe Aquatic Park y Ferrari Land.

Uno de los retos actuales consiste en seguir mejorando la acogida y recepción de los cruceristas.

Port Aventura Park se extiende a lo largo de 105 hectáreas distribuidas en seis áreas temáticas. Como el Parque nació en el mar Mediterráneo, y aquí está su hogar, la bienvenida se ofrece a orillas de Mediterrània. A partir de esta área, los visitantes pueden realizar un maravilloso viaje por las bellas islas de Polynesia, el colorista y animado México, la exótica China o el duro y fascinante Far West. También hay un lugar especialmente pensado para los más pequeños: SésamoAventura.


El parque temático alberga 41 atracciones para todas las edades y hasta 40 espectáculos diarios. Además, cuenta con 47 puntos de restauración para degustar la mejor cocina de cada continente con productos traídos de los mundos representados y 44 tiendas con cientos de productos de moda y exquisita artesanía, souvenirs de las principales atracciones, recuerdos fotográficos, dulces y muchos artículos de los divertidos personajes de Barrio Sésamo.

Sol, playa, arena dorada y diversión eran los principales atractivos para atraer turistas europeos.

Las atracciones de esta área son las más llamativas de PortAventura Park son la montaña rusa Shambhala ostenta tres récords europeos: la atracción más alta con 76 m, la caída más larga con 78 m y el hypercoaster más rápido con 134 km/h. El famoso Dragon Khan, una de las atracciones icónicas del Parque. Una montaña rusa tiene 8 loopings para alcanzar la gravedad cero a través del efecto “sacacorchos” y una vertiginosa caída desde 45 metros de altura, a una velocidad que alcanza los 100 km/h. El vertiginoso Hurakan Condor, que emula la estructura del árbol de “los voladores”. Y el veloz Furius Baco, una montaña rusa donde, en tan solo tres segundos, el cuerpo sufre una aceleración de 0 a 135 km/h.

Ferrari Land 
El parque temático dedicado al Cavallino Rampante, se suma a la oferta de PortAventura World, convirtiéndolo en el destino europeo con un mayor número de parques temáticos (3). El parque ocupa 70.000 metros cuadrados y dispone de 16 emocionantes atracciones con un elevdo componente de tecnología y adrenalina, destinadas a todos los miembros de la familia. Además, los visitantes podrán disfrutar de restaurantes, tiendas y espectáculos con todo el espíritu de Ferrari. Ferrari Land es el proyecto más importante de la historia de PortAventura, con una inversión cercana a los 100 millones de euros.
Entre las novedades para el 2018 destaca la nueva área infantil de Ferrari Land, donde los más pequeños de la casa podrán disfrutar de una auténtica experiencia Ferrari adaptada a su edad. La zona, ambientada en el famoso mundo de las carreras y del Cavallino Rampante, contará con 5 nuevas atracciones que encarnan el espíritu de la escudería italiana. La atracción más emblemática del parque es la Thrill Towers: Torre de Rebote. Esta caída libre de Ferrariland, pretende hacerte sentir el movimiento de los pistones de un auténtico motor de Ferrari, un desplazamiento bidireccional que te elevará hasta el cielo y te hará caer de nuevo hasta al suelo. ¡Toda una experiencia!


PortAventura Caribe Aquatic Park El parque acuático de PortAventura es una impresionante zona de 50.000 m2 donde todo es posible, desde una siesta a orillas de una piscina única en Europa, hasta las trepidantes sensaciones en los distintos toboganes del parque, entre los que se encuentra el más alto del continente, King Khajuna. PortAventura Caribe Aquatic Park cuenta con 14 atracciones que garantizan diversión para toda la familia en un entorno tropical que recrea la exuberante vegetación de las islas tropicales. Además, los visitantes pueden disfrutar de una amplia oferta gastronómica con sus 4 restaurantes: The Surfer, Reggae Café, La Cabaña y Focacceria. 

10 imprecindibles en Tarragona
1 CATEDRAL: (s. XII-XIV), construida en la parte más alta de la ciudad, aproximadamente en el mismo lugar que el templo romano de culto al emperador.

2 MAQUETA DE LA TARRACO ROMANA: Reconstrucción en miniatura de la ciudad de Tarraco en el siglo II. Escala 1:500.

3 ANFITEATRO ROMANO: Edificio destinado a espectáculos como las luchas de gladiadores (s. II), sobre el cual se construyó una basílica visigótica (s. VI) y una iglesia románica (s. XII).

4 PRETORIO Y CIRCO ROMANOS: Torre romana de la plaza de representación del Foro Provincial (s. I) transformada en residencia real (s. XIV). El circo romano estaba destinado a las carreras de caballos y carros (s. I).

5 BALCÓN DEL MEDITERRÁNEO: La ciudad más contemporánea descubre un rincón único y de notable inspiración en la estética marina que recorre la ciudad, el Balcón del Mediterráneo, un espléndido mirador abierto al mar sobre la playa.

6 PLAZA DE LA FONT, PLAZA DEL FÒRUM, PLAZA DEL REI: La ciudad moderna convive con su pasado imperial, disfruten de sus terrazas llenas de vida en un entorno único, rodeado de historia.

7 SERRALLO: Barrio típico de pescadores, donde se subasta por la tarde el pescado que se pesca durante todo el día. Se trata de un área pintoresca, con su propia personalidad y con restaurantes con encanto, donde degustar los mejores pescados y mariscos de Tarragona.

8 LA RAMBLA NOVA: Paseo principal de Tarragona con más de 150 años de existencia y el mayor número de tiendas modernas, integradas en un espacio arquitectónico único por sus edificios y su historia.

9 MERCADO CENTRAL DE TARRAGONA: Si deseáis comprar productos frescos y de temporada en un ambiente muy típico, tenéis que visitar los mercados de Tarragona. El Mercado Central, situado a poca distancia de la Rambla Nova, es un importante edificio modernista (Josep M. Pujol, 1915).

10 PLAYAS DE TARRAGONA: Son reconocidas por su arena fina y dorada. Tienen una pendiente muy suave que permite caminar dentro del agua o nadar sin riesgos. Su ubicación geográfica privilegiada invita a disfrutar de un clima templado durante todo el año.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: