Norwegian Bliss, un paso más en diversión a bordo

Bremenhaven acogió la presentación mundial el pasado abril del nuevo barco de Norwegian Cruise Line, el Norwegian Bliss.

Reportaje perteneciente a la revista CruisesNews

Sus 168.028 toneladas de registro bruto la convierten en la nave más grande construida por la compañía hasta el momento, con capacidad para 3.994 pasajeros, siendo la tercera unidad de la clase Breakaway-Plus, aunque tiene importantes diferencias respecto a sus predecesores.

Lo más destacable en cuanto a novedades es la pista de karting en cubierta, un impresionante circuito de dos niveles para competir en karts eléctricos.

Una pista de karting en cubierta y un enorme salón panorámico en proa, grandes novedades del Norwegian Bliss.

Ocupa el tercio de popa, sustituyendo al habitual circuito elevado de puentes que otros barcos de Norwegian Cruise Line tienen en esa zona. Otra novedad importante es el circuito de batallas laser en lo alto de cubierta, donde dos equipos se enfrentan en un laberinto armados con inocuos fusiles laser.

Siendo esas dos atracciones de pago, la gran novedad para todos los pasajeros del Norwegian Bliss es el enorme salón panorámico Observation Lounge. Situado sobre el puente de mando, su ventanal de dos alturas hacia proa ofrece unas vistas espectaculares, que también aprovecha el bufé de la cubierta superior, aunque lo que marca la diferencia en tamaño respecto a otros salones de este tipo son los larguísimos corredores laterales. Para hacerse una idea, baste decir que el Observation Lounge es más grande que el bufé, al que por cierto, complementa de alguna manera, pues en los corredores laterales hay pequeños bufés para el picoteo entre horas o para incluso hacer una comida informal.

Norwegian Cruise Line tiene como seña de identidad la libertad de horarios y restaurantes para sus pasajeros, por lo que en todos sus barcos hay una gran variedad de opciones gastronómicas, llegando a 29 en el Norwegian Bliss. Tres restaurantes principales, un amplio bufé, y el fast food The Local Bar & Grill están incluidos en el precio, y con un coste adicional podemos escoger entre restaurantes italiano, francés, mexicano, americano, asador, asiática y fusión, etc. Muchos de estos restaurantes cuentan con terraza exterior en The Waterfront, un paseo alrededor del barco sobre los botes salvavidas. Por supuesto, las opciones de bares no se quedan atrás: Maltings Whiskey Bar, la vinoteca The Cellars, la cervecería panorámica The District Brew House, el Sugarcane Mojito Bar o incluso un Starbucks.

La zona privada de suites The Haven tiene su propio salón panorámico: Horizon Lounge.

En la zona privada de suites The Haven también hay novedades, como es una versión exclusiva y acogedora del Observation Lounge: el salón Horizon Lounge se ubica sobre este y tiene también una cristalera de doble altura, para deleite de sus selectos huéspedes.

El Norwegian Bliss comienza su andadura en las remotas aguas de Alaska, tras lo cual se reposicionará en Miami.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: