Costa Cruceros pone en marcha “4GOODFOOD”, un programa para reducir a la mitad el desperdicio de comida

Milán, 6 de febrero de 2018.- Costa Cruceros ha presentado su programa 4GOODFOOD, cuyo propósito es reducir a la mitad el desperdicio de comida a bordo de los barcos de la compañía italiana en 2020.

El punto de partida del proyecto es reconocer el valor de la comida. La experiencia gastronómica es parte fundamental de un crucero y es un aspecto que ofrece cifras asombrosas: los miembros de la flota Costa preparan alrededor de 54 millones de comidas al año. A través de 4GOODFOOD, Costa ha decidido revisar por completo todos los procesos de su servicio de comidas y reformarlos utilizando un sistema integrado basado en la sostenibilidad, que asegura el compromiso proactivo de pasajeros y tripulación.

image005

La compañía italiana no trabaja sola en 4GOODFOOD, de hecho, cuenta con la colaboración de socios italianos e internacionales, todos ellos con una reconocida trayectoria, como: Fondaziones Banco Alimentare ONLUS, Cittadinanzattiva, Fundación Slow Food para la Biodiversidad, la Università degli Studi di Scienza Gastronomiche di Pollenzo y Winnow.

El proyecto piloto se desarrolló de manera satisfactoria y se probó en el barco insignia de la compañía, el Costa Diadema, en 2016. Actualmente, 4GOODFOOD está siendo implantado en el total de la flota de la compañía. Durante la fase experimental a bordo del Costa Diadema, el programa logró resultados impactantes con una reducción de residuos alimentarios superior al 50% en 11 meses: esto equivale al ahorro de 1,189 toneladas métricas de CO2, un año de emisiones de 231 vehículos de motor.

En cualquier caso, los barcos de Costa Cruceros siempre han estado bien situados en cuanto al manejo de residuos alimentarios se refiere. De acuerdo el informe titulado “Panorama general de los residuos en el sector de hostelería y alimentación del Reino Unido” desarrollado por WRAP (Waste & Resources Action Programme – líderes mundiales en ayudar a organizaciones a lograr una mayor eficiencia de recursos -), la media de residuos alimentarios que genera un restaurante ubicado en la costa asciende a 284 gramos de comida por persona y comida, una cifra que se puede comparar con los 216 gramos medidos en la flota de Costa antes de comenzar el proyecto 4GOODFOOD.

Neil Palomba, Director General de Costa Crociere S.p.A, ha comentado: “Hemos valorado de manera exhaustiva el valor de los alimentos y del consumo responsable y propuesto soluciones prácticas. 4GOODFOOD no tiene precedentes en la industria internacional de las navieras: con este programa, pretendemos reducir a la mitad el desperdicio de comida en nuestros barcos para 2020, diez años antes de la fecha límite propuesta por la Agenda de 2030 de las Naciones Unidas. Hemos establecido un referente en la industria mediante la promoción de un modelo más sostenible de preparación y consumo de alimentos en los barcos, sin que afecte de ninguna manera a la calidad de la experiencia del crucero. Aun así, el aspecto más importante – y una de nuestras prioridades principales – es que el proyecto involucrará a unos dos millones de pasajeros al año, así como a 19.000 de nuestros tripulantes, lo que significa que también generará su consiguiente efecto positivo en tierra”.

El desperdicio de alimentos supone un problema global: la Agenda de 2030 de la ONU ha establecido 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre los que se encuentra el propósito de reducir su tasa mundial per cápita a la mitad en 2030. Según la FAO – Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – cerca de un tercio de los alimentos producidos a nivel mundial en un año – aproximadamente 1.300 millones de toneladas métricas – acaban perdiéndose o desperdiciándose.

Peter Baker, Presidente del World Business Council for Sustainable Development (Consejo Empresarial Mundial de Desarrollo Sostenible), ha declarado: “Hoy, un tercio de toda la comida que se produce, no se come nunca. Casi 800 millones de personas sufren de desnutrición y de inseguridad alimenticia en todo el mundo y esta situación simplemente no puede continuar. Como voz global en materia de negocios sostenibles, WBSCD está liderando una serie de proyectos que persiguen la transformación global de los sistemas alimentarios desde la granja al consumidor final. Se requiere de manera urgente la acción empresarial para abordar el problema del desperdicio de comida y trabajar hacia la consecución de los objetivos del Acuerdo de París y de Desarrollo Sostenible de la ONU”.

“Esta iniciativa muestra la importancia del compromiso empresarial para lograr los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU”, ha recalcado Enrico Giovannini, portavoz de la Alianza Italiana para el Desarrollo Sostenible – Alleanza italiana per lo Sviluppo Sostenible (ASviS)-. “Compañías como Costa Cruceros, que interactúan con millones de personas cada año, pueden utilizar estas iniciativas enfocadas en incrementar el conocimiento, para acelerar el cambio cultural que se requiere para así, mejorar el estilo de vida y proporcionar el impulso para hacer que el futuro sea más sostenible. Sólo mediante asociaciones entre diferentes tipos de colaboradores podemos afrontar con éxito una serie de desafíos globales estrechamente vinculados entre sí. El gasto de comida”, ha añadido Giovannini, “está relacionado con otros aspectos clave como el cambio climático, la seguridad del agua y la comida, y la migración, que se deben abordar utilizando un enfoque integrado. El marco de trabajo de la Agenda 2030 ofrece una plataforma extraordinaria para construir y compartir los programas prospectivos que puedan resultar en una sociedad más justa, más flexible e inclusiva”.

4GOODFOOD es un proyecto de gran alcance que considera cada aspecto de la preparación y el consumo de los alimentos a bordo y ofrece soluciones tangibles y medibles. En colaboración con la Università di Scienze Gastronomiche di Pollenzo -Universidad de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo, Costa comenzó reformando su oferta de comidas y vinos basándose en la sostenibilidad y en una rigurosa selección de productos e ingredientes de calidad, priorizando la disponibilidad de alimentos de cada temporada y el abastecimiento de productos locales. Esto incluye la introducción de 572 platos regionales y locales que reflejan la herencia sin igual de la cocina italiana y la Dieta Mediterránea.

Junto con Winnow, especialistas en la optimización de procesos en cocinas profesionales, Costa ha incluido balanzas en todas sus cocinas y ha mantenido un registro centralizado que permite el mapeo, cuantificación y análisis de los residuos producidos durante el procesamiento y la preparación de alimentos. Este sistema ha permitido la implantación gradual de acciones de mejora integradas a bordo de los barcos, y está siendo ya utilizado en más de la mitad de la flota. Para ello, ha sido clave la formación de casi 2.400 empleados de cocina, que han sido instruidos para conocer cómo reducir los residuos y aplicar procesos más sostenibles.

Al mismo tiempo, la campaña de concienciación Taste don’t Waste está diseñada para involucrar directamente a los pasajeros, incentivando comportamientos responsables y la participación proactiva, especialmente en el área del buffet. En esta fase del proyecto, Costa Cruceros está trabajando junto con el grupo de derechos de ciudadanos y consumidores Cittadinanzattiva, que ha ayudado a monitorizar la efectividad del “call to action” en el Costa Diadema. Los resultados de la primera prueba fueron excelentes: cerca de un 90% de los huéspedes percibieron la campaña de manera favorable y la cantidad de alimentos desperdiciados por parte de los pasajeros en el buffet se redujo casi un 20%.

Siguiendo la introducción de la Ley no. 166/2016 sobre residuos alimentarios, promovida por la diputada italiana Maria Chiara Gadda, Costa se unió a la organización benéfica Fundación Banco Alimentare para lanzar un plan de donación de excedentes alimentarios. Como pionera entre las navieras a nivel mundial, Costa puede ahora recuperar y donar comidas “preparadas para consumir” que han sido cocinadas a bordo, pero que no han llegado a ser servidas en los restaurantes del barco. La iniciativa comenzó en el Costa Diadema en Savona el pasado mes de julio de 2017 y ha sido ampliada para incluir el Puerto de Civitavecchia (Roma), donde en tan solo seis meses y a través de asociaciones locales, se distribuyeron unas 16.000 porciones a personas necesitadas.

En 2018, la compañía planea expandir este programa e incluir otros puertos mediterráneos, entre los que se incluyen Barcelona, Palermo, Cagliari, Bari y Venecia en Italia, así como Marsella, Atenas y La Valeta.

La participación de los huéspedes tendrá otro efecto positivo. Costa Cruceros ha decidido apoyar la red de jardines de comida en África promovido por la Fundación de Slow Food para la Biodiversidad. La compañía italiana proporcionará apoyo financiero continuo a la organización, estando la cantidad anual de la contribución directamente relacionada con la reducción de desperdicios de comida por parte de los huéspedes en el buffet. Así, la idea es garantizar el futuro crecimiento de la red mediante la devolución de los recursos alimentarios a la comunidad.

Antes de la presentación de 4GOODFOOD, Costa puso en marcha su compromiso al entregar a Carlo Petrini, fundador de Slow Food, financiación para la creación de 50 nuevos jardines de comida en Mozambique, Sudáfrica y Tanzania.

La presentación del programa 4GOODFOOD tuvo lugar el lunes en Milán bajo el patrocinio del Ministerio de la Política Agrícola, Alimentaria y Forestal.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA *